Cómo cultivar berenjenas

La berenjena, planta de fruto comestible, es uno de los alimentos por excelencia en la actualidad y de carácter generalmente anual. Su facilidad de consumo, las variedades existentes y la facilidad para ser combinada en diversos platos la alzan como un producto demando para disfrutar con familiares y amigos. ¿Suena bien, no? Pues presta atención, ya que en el presente artículo te vamos a explicar paso a paso todos los detalles, consejos e información útil que necesitas conocer para comprender a la perfección cómo cultivar berenjenas en diferentes escenarios, las condiciones ideales y sus principales beneficios. ¡Atento y apunta todo!

  1. Cómo cultivar berenjenas
  2. Cuáles son las condiciones para cultivar berenjenas
  3. Cuándo cultivar berenjenas
  4. Cuándo cosechar las berenjenas
  5. Pasos para la siembra de berenjenas
  6. Cuáles son las variedades de berenjena
  7. Cómo cultivar berenjenas en macetas
  8. Cómo cultivar berenjenas en casa
  9. Cómo cultivar berenjenas en invernaderos
  10. Cuáles son las propiedades de las berenjenas
Cómo cultivar berenjenas | © Pixabay.com

1

Cómo cultivar berenjenas

En caso de que quieras cultivar berenjenas en tu propio huerto, debes tener en cuenta una serie de indicaciones básicas y sencillas para tener éxito en este proceso.

En primer lugar, tendrás que conseguir semillas de berenjena. En este sentido, te recomendamos que eches un vistazo a las semillas de eBay, ya que disponen de una gran variedad y precios bastante asequibles. Lo ideal es que, antes de plantar, utilices composta o hummus de lombriz sobre la tierra para que sirva de abono.

Nuestro consejo es que siembres estas semillas en almácigos y cuando observes que la planta disponga de alrededor de 15 cm, lo trasplantes al lugar definitivo de tu huerto.

Para ello, tendrás que depositar las semillas en cada uno de los espacios que ofrece el almácigo y, posteriormente, enterrarlas de manera cuidadosa, no más de 1 cm. A continuación, tendrás que regar, siendo lo ideal realizarlo mediante un pulverizador, con el objetivo de que no se compacte el suelo.

En caso de que no dispongas de almácigos, debes saber que podrás utilizar cualquier tipo de recipiente. No obstante, ten cuidado y asegúrate de que no pones las semillas demasiado juntas. Con una distancia de 5 cm bastará.

Una vez que trasplantes las berenjenas a tu huerto, te recomendamos que las plantas tengan una distancia de 30 cm y una distancia de 60 cm entre las filas existentes.

Para ayudar al crecimiento de la planta, evitando que pierda energía en soportar el peso de los frutos, lo ideal es utilizar un recipiente dado la vuelta para que las berenjenas se apoyen sobre él.

Por último, la ubicación es esencial, ya que la berenjena se mantendrá en el mismo lugar durante prácticamente medio año. Evita que se encuentren cerca de tomates o pimientos. Por contra, juntarla con ajo, lechuga, cebolla o remolacha puede ser favorable. ¿Muy sencillo, no? Solo te queda comprobarlo por ti mismo.

2

Cuáles son las condiciones para cultivar berenjenas

En caso de que hayas seguido las indicaciones del apartado anterior para cultivar berenjenas en tu huerto, debes tener en cuenta cuáles son las condiciones ideales para lograr un óptimo cultivo con pequeños consejos.

Respecto al riego, ten cuenta que las berenjenas necesitan de un suelo eminentemente húmedo. Por ello, el riego ha de ser realizado con frecuencia y en cantidad, especialmente en la primera parte en la que germina, ya que es en esa fase cuando crecen los frutos.

En cuanto a la temperatura media, para un buen crecimiento te recomendamos que se encuentre en torno a los 23-25 grados. No obstante, debes saber que la berenjena soporta bien temperaturas elevadas, siempre y cuando haya una humedad adecuada, llegando incluso a tolerar temperaturas por encima de los 40 grados.

Las temperaturas bajas o aquellas en las que exista demasiada humedad pueden provocar que las flores de las berenjenas caigan, reduciendo el proceso de fecundación correspondiente y danto como resultado una menor producción de frutos.

En cuanto a los nutrientes se refiere, te aconsejamos que acudas al método de fertirrigación carbónica. Gracias a este sistema, podrás aportar nutrientes a tu planta mediante el uso de agua carbonatada para el riego.

Respecto al terreno, ten en cuenta que requiere de suelos francos y profundos para favorecer su crecimiento. El sustrato que utilices debe tener un óptimo drenaje, estar bien aireado y notablemente mullido.

Por último, nuestro consejo es que mantengas un acolchado durante todo el proceso de cultivo, con la finalidad de que te pueda ayudar a regular aspectos como la temperatura o la humedad.

Cómo cultivar berenjenas | © Pixabay.com

3

Cuándo cultivar berenjenas

Como se ha incidido con anterioridad, la berenjena se alza como una verdura de sol, por lo que resulta esencial que se mantenga en una posición en la que esté expuesta de manera directa al sol.

Asimismo, te aconsejamos que evites el cultivo de berenjenas en zonas en las que exista mucha corriente o vientos fuertes, ya que podría dañar tus plantas y echar por la borda todo el trabajo realizado.

El momento ideal para la siembra de berenjenas es en primavera o a finales de invierno, siempre que se trate de un lugar protegido.

Por ello, los meses ideales son entre marzo y mayo, ya que las berenjenas podrán tener un mejor crecimiento, aunque también se puede realizar una siembra protegida desde el mes de enero. Por tanto, te recomendamos, siguiendo estos parámetros, que elijas la fecha de siembra que más se ajuste a tus necesidades.

4

Cuándo cosechar las berenjenas

Si quieres saber cuándo cosechar las berenjenas, en primer lugar, ten en cuenta que se trata de un cultivo que dispone de un ciclo medio-largo. Por tanto, la cosecha se debe iniciar aproximadamente cuando transcurran entre 60 y 90 días desde el trasplante.

Se trata de una cosecha que se debe efectuar de manera ininterrumpida hasta que observes que se han agotado los nutrientes de los que dispone o llega la etapa de frío. Importante: el fruto se cosecha inmaduro, antes de que pierda sus principales propiedades y antes de que se formen las semillas.

Cuando notes que la planta florece, antes de que crezca totalmente, deberás cortar. La recolección la puedes realizar mediante tijera, con el objetivo de cortar por encima del fruto y dejando la rama que sujeta la planta con una altura de 2 cm.

Nuestro consejo es que, antes de cortar, toques las berenjenas para conocer su estado. En caso de que estén un poco blandas, será el momento para efectuar el proceso mencionado con anterioridad.

Si notas que la cáscara se hunde, pero rápidamente vuelve a su estado original, la berenjena estará lista para cosecharse. 

Otro tip para comprobar si es el momento ideal reside en observar si el fruto dispone de un aspecto brillante atractivo. Por último, has de saber que entre dos cosechas consecutivas debe haber un lapso de tiempo de entre 5 a 10 días, siempre en función de las condiciones ambientales en las que se halle el cultivo.  

5

Pasos para la siembra de berenjenas

Para simplificar el proceso de cultivo de las berenjenas, te vamos a brindar una serie de pasos y consejos ordenados para que obtengas el éxito en tu siembra. Atento y no te pierdas ninguno.

  1. Mantén tu siembra a una temperatura de alrededor de 25 grados, con el objetivo de mejorar la germinación
  2. Realiza un agujero en la tierra de media pulgada
  3. Coloca 2 semillas en cada uno de los agujeros para mejorar las posibilidades de germinado
  4. Ten en cuenta que plantar más de 2 semillas puede privarlas de la nutrición suficiente como para echar raíces
  5. Cubre tus semillas mediante una fina capa de tierra
  6. Por último, riega las semillas de forma cuidadosa, evitando que el agua las encharque

Una vez tengas tus berenjenas listas, te recomendamos que hagas una comparativa con las verduras de ComeFruta para comprobar si las que has cultivado tienen una calidad igual o superior a las existentes en el mercado.

Cómo cultivar berenjenas | © Pixabay.com

6

Cuáles son las variedades de berenjena

Una vez comprendido cuáles son los pasos, condiciones, tiempos y necesidades para cultivar las berenjenas, te vamos a mostrar cuáles son las principales variedades existentes para que elijas la que más te guste.

  • Berenjena tipo listada: Gran facilidad de producción
  • Berenjena larga o alargada: Color violeta oscuro, multitud de variedades y peso aproximado de 150-200 gramos
  • Berenjena Morella: Alargada, cilíndrica y proclive a dar muchos frutos
  • Berenjena Mary: Pulpa blanca y muy tierna
  • Berenjena redonda: La más común. Gran producción y capacidad de adaptación a épocas invernales
  • Berenjena intermedia: Tamaño intermedio, color negro brillante y gran producción. Facilidad de adaptación a situaciones de campo abierto o sistemas de cultivo en invernadero.

Como se ha comentado con anterioridad, existen muchas variedades más, pero hemos querido resaltar las más destacadas por su sabor, facilidad de cultivo y capacidad de producción.

7

Cómo cultivar berenjenas en macetas

¿En busca de berenjenas inigualables sin moverte de tu propia casa? Entonces, estás en el lugar adecuado, ya que te vamos a explicar los pasos que debes seguir para cultivar berenjenas en macetas.

En primer lugar, debes hacerte con una maceta que se ajuste al cultivo que pretendes realizar. Por ello, nuestro consejo es que te fijes en las macetas de AliExpress, ya que encontrarás multitud de macetas a precios bastante asequibles

En segundo lugar, deberás optar por cultivar mediante semillas de berenjena, o bien utilizar el método de plantar una plántula que podrás obtener en huertos o viveros.

En tercer lugar, siguiendo las indicaciones de pasos anteriores, cuando notes que llega el momento, te tocará trasplantarla, a la par que debes humedecer el suelo para un óptimo crecimiento. Posteriormente, tendrás que realizar un hoyo para colocar la plántula en posición recta, en la medida en que se pueda.

En cuarto lugar, debes agregar cierta cantidad de tierra para que se pueda mantener en su lugar. Nota importante: no presiones demasiado, ya que podrías dañar la raíz.

En quinto lugar, deposita tu maceta en un lugar completamente soleado, ya que se trata de un cultivo que requiere de suelos cálidos, en los que haya mucha luz y calor. Este paso es fundamental para culminar el proceso de cultivo.

Por último, cuando observes que la planta florece, con anterioridad a que se encuentre complemente crecida, solo te tocará cosechar tus berenjenas. Si la piel tiene un aspecto brillante, corta sin tirar de la planta. Una vez dispongas de ellas, disfruta de un sabor único y una textura diferencial.

8

Cómo cultivar berenjenas en casa

En la línea de las indicaciones señaladas en el apartado anterior, te vamos a brindar una serie de consejos para que el cultivo de berenjenas en tu casa sea un éxito total.

Respecto al riego, lo ideal es regar con bastante frecuencia, pero con poca cantidad de agua cada vez que realices esta actividad. Esto se debe a la necesidad que tiene la berenjena de mantener húmedo el sustrato, pero sin que se llegue a producir encharcamientos que perjudicarían la salud de tus plantas.

Para evitar plagas, te recomendamos que cuides bien los cultivos que se encuentren cerca de tus berenjenas. Para evitar enfermedades, trata de usar sustratos sin patógenos, evita encharcamientos y retira las partes que notes viejas o enfermas.

La colocación de tus macetas es fundamental. Por ello, colócalas en un lugar luminoso y cálido, con una temperatura de alrededor de los 21-30 grados. Respecto a la cantidad de luz solar que ha de recibir al día, tiene que ser en torno a 10 horas, tratando de orientar las macetas hacia el sol y evitando encarecidamente las sombras.

Respecto al sustrato a emplear, te servirá uno que tenga como finalidad servir para huertos urbanos. En este sentido, nosotros te recomendamos que eches un vistazo al sustrato universal de Planeta Huerto, ya que es de excelsa calidad y dispone de un precio bastante económico.

Cómo cultivar berenjenas | © Pixabay.com

9

Cómo cultivar berenjenas en invernaderos

Respecto al cultivo de berenjenas en invernaderos, debes saber que no existen muchas diferencias con los cultivos en macetas o en huertos. No obstante, a continuación, te vamos a mostrar una serie de tips básicos.

En primer lugar, trata de evitar que se produzca de manera muy rápida el desarrollo vegetativo de tu planta. Este se logra tratando de establecer el suelo con un estado de humedad adecuado, es decir, que no tenga exceso de agua que termine encharcando el cultivo e impida lograr una óptima floración. La humedad ideal es de 50-65%.

En segundo lugar, las indicaciones anteriores en cuanto al riego, las tendrás que mantener hasta que observes que han cuajado al menos 2 o 3 frutos.

En tercer lugar, ten en cuenta que el volumen de agua tiene que aumentarse cuando comiencen a desarrollarse los primeros frutos. En función de las condiciones climatológicas, deberás regar cada 2 o 3 días y, en determinadas escenarios, de manera diaria.

En cuarto lugar, respecto a la luminosidad, debes saber que es un cultivo exigente en este aspecto, puesto que necesita de al menos 10-12 horas de luz diarias para que disponga de un crecimiento adecuado.

Por último, respecto al suelo, es un alimento poco exigente, pero te recomendamos que utilices suelos francos, ya que se adaptan mejor a él.

Una vez tengas tus berenjenas, te recomendamos que prepares el plato que más te guste, como por ejemplo una lasaña y la acompañes de los vinos de Comprar Bebidas, ya que disponen de una gran variedad, precios asequibles y se alzan como el mejor acompañamiento posible para tus comidas.

10

Cuáles son las propiedades de las berenjenas

Una vez explicado las variedades, consejos y claves para realizar todo tipo de cultivos de berenjenas, llega el momento de profundizar en las propiedades, beneficios y ventajas que aportan a nuestra salud.

Propiedades de las berenjenas

  • Contienen vitamina A, B1, B2 y C
  • Refuerzan el sistema inmunológico
  • Ricas en minerales como potasio, calcio, magnesio, fósforo o hierro
  • Bajas en calorías
  • Contienen antioxidantes que retrasan el envejecimiento
  • Contienen gran cantidad de agua
  • Ayudan a prevenir la artritis, osteoporosis y enfermedades del corazón
  • Ricas en flavonoides
  • Ayudan frente a la anemia
  • Ayudan a reducir el colesterol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *