Cómo preparar flan de huevo

Preparar postres deliciosos en casa es una opción que cada vez está teniendo más éxito y, gracias a algunos aparatos de cocina, puedes ahorrarte mucho más tiempo. Aquellos que nos recuerdan tanto a nuestra niñez, como el flan de huevo, nunca se habían vuelto tan fáciles de elaborar. Sin duda es una opción muy deliciosa con la que triunfarás en cualquier situación. En este artículo te explicamos varias maneras de prepararlo. ¿Quieres conocerlas todas detalladamente? Simplemente sigue leyendo.

  1. Qué propiedades tiene el flan de huevo
  2. Cómo preparar flan casero
  3. Hacer flan de huevo al Baño María
  4. Cómo hacer flan de huevo en el microondas
  5. Hacer flan de huevo con leche condensada
  6. Cómo preparar flan de queso
  7. Cómo preparar flan de café
  8. Preparar flan de turrón
  9. Preparar flan de calabaza
  10. Cómo hacer el mejor flan casero
  11. Cómo servir flan de huevo
Cómo preparar flan de huevo | © Pixabay.com

1

Qué propiedades tiene el flan de huevo

Esta receta es muy nutritiva para nuestro organismo y no podría ser de otra forma que gracias a sus ingredientes principales: los huevos y la leche. 

No pueden faltar en ninguna dieta alimenticia por lo que, razón de más para que el flan forme parte de tu día a día o al menos lo consumas una vez a la semana.

El huevo posee una cantidad muy importante de vitaminas para afrontar todo con mucha más energía, además de ser una fuente rica en minerales, incluyendo calcio y hierro.

Por su parte, la leche contiene grasas y vitamina B12, entre otras, además de fósforo y magnesio, necesarios para llevar a cabo correctamente algunos procesos de nuestro cuerpo.

El azúcar que le echas al flan aporta bastantes hidratos de carbono, muy interesante sobre todo si practicas rutinariamente algún deporte y quieres mantenerte en forma.

Otro de los beneficios del flan en general es el yodo que contiene, imprescindible para que las células de nuestro metabolismo funcionen correctamente. También ayuda a mantener tus uñas y tu cabello fuerte. Todo ventajas, ¿no?

2

Cómo preparar flan casero

La elaboración de este postre es de las más sencillas, ya que solo necesitarás leche, huevos y un poco de azúcar para darle ese sabor dulce. Nosotros te recomendamos las siguientes cantidades para unas cuantas raciones:

Ingredientes

  • 500ml de leche 
  • 4 huevos enteros
  • 5 cucharas de azúcar

Empieza preparando el caramelo. Para ello, en una cazuela añade un par de cucharadas de azúcar y unas gotas de agua. Hiérvelo a fuego medio hasta que se dore y, muy importante, no dejes de remover para que no se queme.

Después, úntalo en la base y en las paredes de tu flanera. Puedes usar también más de una, si quieres servirlo de forma individual. Por ejemplo, en eBay tienes flaneras a un precio muy económico.

A continuación, prepara la leche calentándola en un cazo. Nuestro consejo es que mientras vayas batiendo los huevos en un cuenco. Luego añade la leche y el azúcar, y mézclalo todo bien.

Aunque existen otras maneras, la forma más básica es hornearlo. Caliéntalo previamente a 180º y mete en tu flanera el resultado de tu mezcla bien tapada. Con flaneras individuales tu postre casero tardará aproximadamente unos 50 minutos.

Retira la mezcla y deja que se enfríe solo. Después, introdúcelo en la nevera durante unas cuantas horas para obtener mayor consistencia. Para servirlo, retira el flan con un cuchillo y vuélcalo en un plato, en el que quedará cubierto por el caramelo.

¿El resultado? Un flan de huevo bastante apetecible.

3

Hacer flan de huevo al Baño María

También puedes preparar tu postre en una olla a presión y siguiendo la técnica del Baño María. Para ello puedes utilizar, por ejemplo, estas ollas a presión de Taurus.

El Baño María se usa mucho en la cocina para calentar líquidos o sustancias más sólidas y darles un mejor resultado. Se trata simplemente de sumergir un recipiente en agua hirviendo, que es lo que puedes hacer con el flan.

Para prepararlo sin utilizar el horno deberás añadir agua y la flanera con tu mezcla. Tápala muy bien, junto con la olla, y caliéntalo todo. 

Después de unos 5 minutos, retírala y déjalo reposar durante media hora. Luego haz lo mismo con el flan cuidadosamente y también déjalo enfriar en la cocina.

Finalmente introdúcelo en tu frigorífico como te hemos recomendado unas cuantas horas y, luego, sepáralo de la flanera con un cuchillo para servirlo.

Ten en cuenta que si no añades suficiente agua corres el riesgo de que el flan cuaje en exceso. Nuestro consejo es que el agua llegue hasta la mitad de tu recipiente y que esté bien caliente. Así no te equivocarás.

4

Cómo hacer flan de huevo en el microondas

Si no dispones de horno ni tampoco eres muy fanático/a del Baño María, puedes elaborar tu propio flan en el microondas.

Empieza preparando el caramelo y batiendo los huevos junto con la leche ya caliente, como te hemos explicado anteriormente. Una vez lo tengas todo mezclado, añade caramelo en un recipiente apto para el microondas.

Te recomendamos que lo vayas calentando poco a poco, y no al mismo tiempo. Corres el riesgo de que quede demasiado cuajado.

Lo mejor que puedes hacer es probar unos minutos y dejarlo reposar. Después, observar su resultado y volverlo a calentar pero algo menos de tiempo. Así hasta que consigas la textura deseada. 

Cuando lo tengas listo mételo también en la nevera. En cuestión de unas horas estará perfecto para servir y quedará igual de delicioso sin llegar a utilizar el horno.

Puedes prepararlo también en tus flaneras individuales. De esta forma, déjalas menos segundos y ve probando sin que se suba del todo el flan.

Cómo preparar flan de huevo | © Pixabay.com

5

Hacer flan de huevo con leche condensada

La leche condensada le dará una textura mucho más sabrosa a tu receta, además de aportar a tu dieta un gran valor nutritivo.

Posee vitaminas, calcio y proteínas, lo que ayuda a nuestro organismo a funcionar correctamente. Además, aunque no lo creas, favorece el cuidado de tu piel y es muy beneficiosa para que se vea perfecta y aparentemente más joven.

Para hacer esta variante de flan simplemente tendrás que añadir, además de la leche normal, algo de cantidad de leche condensada. Te recomendamos un bote pequeño de la marca que prefieras.

Cuando tengas el caramelo listo como te hemos explicado, calienta la leche y mézclala bien con los huevos batidos. Agrega, a su vez, la leche condensada. Como resultado de su mezcla obtendrás bastante cremosidad.

Luego procede a prepararlo siguiendo la técnica del Baño María o en un horno, como tú prefieras. También podrías hacerlo en el microondas pero no quedará igual.

Déjalo enfriar y después a la nevera, donde tras unas horas, estará listo para volcar en un plato y servir. ¡Disfruta de tu flan con leche condensada!

6

Cómo preparar flan de queso

Siempre puedes añadir diferentes ingredientes a tu mezcla para hacer flan de huevo, lo que le aportará, además de sabores distintos, más variedad de nutrientes. Por ejemplo, puedes agregarle queso.

Este alimento te ayudará a absorber mejor el calcio de tu organismo y a fortalecer tu estructura ósea, principalmente, por no hablar de todas los complejos vitamínicos que contiene. 

Te aconsejamos añadir tu tarrina de queso favorita, ya que el resultado te volverá loco/a. Puedes agregar, por ejemplo, queso Philadelphia o alguna variedad igual de ligero.

De la misma forma que echas en un bowl leche y huevos para mezclar, incluye también el queso. Puedes agregar incluso leche condensada, que le aportará un sabor aún más delicioso.

Procede a realizar todos los pasos que ya te hemos descrito, tanto si eliges el horno o la opción de al Baño María y controla los tiempos. Asegúrate de que el flan repose perfectamente a temperatura ambiente antes de enfriarlo en la nevera.

Vuélcalo en un plato tras haber dejado pasar un par de horas y… ¡listo para servir!

7

Cómo preparar flan de café

El flan de café es, sin duda, una de las recetas que triunfa siempre y si es casero aún más. Es imposible que haya nada más irresistible.

Lo mejor es que tú mismo/a puedes controlar el sabor, en caso de que no te apasione tanto. Si es al contrario tenemos buenas noticias, ya que puedes hacerlo más intenso si no añades leche.

Para prepararlo, simplemente tendrás que incluir en tu receta unos 200ml de café. Cuando vayas a mezclar todos los ingredientes en tu cuenco, agrega también el café y júntalo todo perfectamente.

Te recomendamos que primero mezcles el café con la leche y el azúcar, y que luego lo dejes reposar un poco. A continuación añade los huevos batidos y mézclalo. Una vez lo hayas calentando deja que se enfríe e introdúcelo en tu nevera.

Para acompañar el flan puedes echarle nata por encima o servirlo con tus frutos rojos favoritos. Sin duda este postre no dejará a nadie indiferente y si no amas el café, te aseguramos que empezarás a hacerlo.

8

Preparar flan de turrón

¿Buscas darle un sabor diferente y más auténtico a tu flan? Prueba a echarle entonces algunos trozos de turrón blando. Por ejemplo, el de Jijona de almendra y miel sabe muy bien.

Usarlo como base puede sorprender a más de uno, especialmente si os apasiona el turrón y os encantan las navidades, ya que seguramente esta receta os recordará a estas fechas tan señaladas.

Siempre puedes agregarle el sabor que más te guste. De esta forma solo tendrás que mezclarlo con los demás ingredientes en tu bowl. Luego mételo en tu flanera ya untada con caramelo.

Puedes después hornearlo o prepararlo al Baño María, con la variedad con la que te sientas más cómodo/a.

Una vez haya pasado el tiempo de cocción retíralo, déjalo reposar y mételo en la nevera el tiempo necesario para que se enfríe y adquiera consistencia. Simplemente no hay una receta igual de buena.

9

Preparar flan de calabaza

Además de prevenir enfermedades, la calabaza contiene numerosas propiedades antioxidantes. Por tanto, ¿por qué no incluirlo en tu receta de flan casero?

Ayuda, a su vez, a controlar tu sistema inmunitario sin perder el sabor propio del flan y es una idea genial para camuflar la verdura, especialmente para los niños.

Para hacer flan de calabaza solo necesitarás una unidad. Hay varias formas de prepararlo pero nosotros te proponemos, por ejemplo, cocerla en el horno durante un par de horas.

Para ello, pártela en dos mitades y dórala hasta que quede tierna. Cuando la retires, separa el cuerpo de la piel y pártelo en trozos. Con una licuadora prepara crema de calabaza.

Si todavía quieres que se note menos el sabor, aromatiza tu postre con algo de vainilla o canela. Añade estos ingredientes cuando estés calentando la leche.

Agrega el puré de calabaza una vez esté lista. Después vierte el resultado en la flanera o flaneras y repite todos los pasos descritos más arriba. ¿El sabor? espectacular.

Cómo preparar flan de huevo | © Pixabay.com

10

Cómo hacer el mejor flan casero

Para triunfar elaborando este postre fácilmente solo tienes que seguir todos los pasos que te hemos descrito y no perder ningún detalle.

Ten en cuenta sobre todo en no pasarte del tiempo de cocción y en cada proceso añadir la cantidad recomendada por cada ingrediente. De esta forma no te equivocarás.

Remueve muy bien el caramelo cuando lo estés elaborando porque puede que se te queme. Si es el caso, mejor tíralo y empieza de nuevo. El sabor se notará bastante y nos lo agradecerás.

En cuanto a los ingredientes, intenta que sean los mejores; cuanto más frescos mejor. Si puedes utiliza también leche entera, ya que el resultado será más cremoso.

Prueba diferentes sabores como el limón o la naranja. Para ello, solo tendrás que agregar los trozos de los ingredientes que desees en el momento de realizar la mezcla. Utiliza, además, leche de avena o de coco y convierte tu receta en lo más healthy posible.

También podrías hacer flan de chocolate añadiendo un par de cucharadas de cacao, dependiendo de la intensidad que quieras conseguir con el sabor. Si es puro será también bastante saludable.

Para conservar tu flan de huevo y volverlo a consumir puedes envolverlo, por ejemplo, con papel transparente. Aguantará 4 días en frío.

11

Cómo servir flan de huevo

Aunque lo más normal es que se prepare como postre, también puedes servirlo a primera hora con el desayuno. No suele ser lo más común pero aportarás bastante energía a tu día.

Por ejemplo, puedes acompañarlo con tostadas o tu pieza de fruta favorita. No solo incluirás más vitaminas y proteínas a tu dieta, sino que también muchas menos calorías. Te aseguramos que es muy saludable.

Si te decides más por servirlo como postre después de tus platos favoritos, no te preocupes porque triunfarás igual, ya que el flan está delicioso en cualquier ocasión.

En cuanto a las distintas opciones para acompañar tu postre lácteo, te recomendamos hacerlo con frutos rojos. Las fresas y los arándanos son la mejor opción.

Sirve tu flan con helado casero elaborado por ti o échale tu sirope favorito para disfrutarlo aún más. Para nosotros el mejor sabor, sin duda, es el de chocolate. Añade también nata.

Prueba a agregar los trozos de otros alimentos o de frutas frescas, con las que sin duda obtendrás un sabor mucho más auténtico.

Como puedes observar, las opciones para preparar flan de huevo son infinitas, simplemente tendrás que elegir la que más se adapte a ti. No pierdas más tiempo, reúne los ingredientes y haz tu postre casero hoy mismo. ¡Te encantará!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *