Cómo arreglar cremallera

Un día cualquiera te levantas, te pones tus vaqueros favoritos pero tu cremallera se queda atascada. Te preguntas, ¿y qué hago yo ahora? Buscas soluciones pero ninguna te da resultado y tú lo único que quieres es arreglar tus pantalones lo antes posible. Necesitas un remedio eficaz y, ¡rápido! No quieres llegar tarde. ¿Sigues sin tener claro qué hacer? No te preocupes; tenemos la respuesta. En este artículo te contamos los trucos que de verdad funcionan para arreglar una cremallera que no cierra. ¡No te los pierdas!

  1. Por qué tu cremallera no cierra
  2. Cómo funciona una cremallera
  3. Cómo arreglar la cremallera de un pantalón
  4. Arreglar la cremallera de una mochila
  5. Cómo arreglar la cremallera de un abrigo
  6. Cómo arreglar la cremallera de una bota
  7. Arreglar la cremallera de un bolso
  8. Cómo arreglar la cremallera de un vestido
  9. Cómo poner una cremallera
Cómo arreglar cremallera | © Dreamstime.com

1

Por qué tu cremallera no cierra

Las razones por las que el cierre no sube pueden ser infinitas, pero seguro que hay alguna que te encaja más que otra. ¡Te contamos cuáles!

  • ¡Fácil! De tanto ponerte tu prenda, esta ha dado de sí y tu cremallera ha perdido presión, haciendo que los dientes no cierren del todo adecuadamente y se vuelvan a abrir.
  • Otro motivo puede ser que se haya atascado con algún trozo de hilo suelto de tu pantalón o sudadera. Es bastante común.
  • Quizás lo que pasa es que se te ha roto el cursor de la cremallera, ya que ni sube ni baja. ¡Esto tiene fácil solución!

¿Qué puedes hacer para arreglarlo? Sigue leyendo y descúbrelo.

2

Cómo funciona una cremallera

Lo primero de todo que necesitas saber es que existen diferentes tipos de cremalleras, entre las cuales, las más comunes pueden ser de nylon, metálicas y de plástico.

En función del tipo de material con el que esté fabricada, tendrán una solución u otra, pero todas ellas funcionan exactamente igual:

  • Las cremalleras están formadas por unos dientes, que son los que se juntarán para unir los dos trozos de tejido.
  • A su vez, estos tienen un tope superior e inferior.
  • La pieza clave es el cursor, que será el encargado de que se cierren los dientes y de que tu cremallera funcione correctamente.
  • Muy importante también es la cinta o banda textil, ya que sujeta los demás elementos.
3

Cómo arreglar la cremallera de un pantalón

Antes de ponerte manos a la obra, necesitarás saber qué parte se ha roto exactamente. En función de ello, te proponemos estas soluciones:

  • Si lo que pasa es que se ha quedado algo de suciedad entre los dientes, humedece un paño en agua y límpialos dando pequeños toques. Después comprueba que sube y baja correctamente.
  • A veces algún hilo suelto de tus vaqueros puede ser el culpable de que no cierren. Para solucionarlo, utiliza unas pinzas e intenta retirarlo. En el caso de que quieras mayor precisión, puedes usar una aguja o un alfiler.
  • ¿Se han doblado los dientes? Entonces con las mismas pinzas intenta devolverles su forma original.
  • Si el enganche del cursor se ha roto, cámbialo o sustitúyelo por un clip.

De cualquier manera, estos remedios te resultarán bastante eficaces y con ellos te darás cuenta de que arreglar la cremallera de un pantalón sin saber coser es muy fácil.

4

Arreglar la cremallera de una mochila

De tanto subir y bajar, el cierre no ha soportado más la presión y ha acabado estropeándose. Puede ser que se haya enganchado alguna mota de polvo entre los dientes, como ya te hemos explicado, pero también puede haber otros motivos:

  • El cursor se ha salido y solo se desliza por una parte de los dientes. ¿Qué hacer entonces? Para ello necesitarás unos alicates de punta muy fina.
  • No te preocupes si no sabes coser, ya que no te hará falta.
  • Corta el cursor con los alicates por su parte inferior y retíralo de la cremallera.
  • Ahora simplemente coloca uno nuevo.

Esta es la causa más común de que la cremallera de tu mochila no cierre, aunque existen otras causas que todas pueden darse en cualquier tipo de prenda. ¡Sigue leyendo!

5

Cómo arreglar la cremallera de un abrigo

Lo más común es que el cursor se quede atascado en algún punto de la cremallera, impidiendo el cierre de los dientes, aunque también puede que sea por algún motivo que ya te hemos descrito.

De todas formas, nosotros te ofrecemos más soluciones para arreglar la cremallera de tu abrigo:

  • Asegúrate de que la estructura de los dientes sigue siendo igual de resistente, ya que con el tiempo tiende a desgastarse. Igual deberías pensar en cambiarla entera.
  • Pero antes de pasar a este plan B, limpia bien tu cremallera con un trapo humedecido. Puedes utilizar una mezcla de agua y jabón, y aplicarlo suave. Seguro que la solución es más sencilla de lo que crees.
  • Con unas pinzas muy pequeñas retira cualquier resto de tela o de tejido que se haya podido enganchar.
  • Después de haber comprobado que todos los dientes siguen la misma dirección, puedes apretar el cursor con alicates e ir deslizándolo hacia el tope inferior. Lentamente ve juntando los dientes al mismo tiempo que subes la cremallera.
6

Cómo arreglar la cremallera de una bota

Si lo que no cierra es la cremallera de tu bota, tenemos la solución perfecta. ¡Te la contamos!

  • Aunque sabes que puede haber mil factores detrás, la causa más común es que los dientes se abran. Ten en cuenta que tu cremallera no está rota y no necesitas cambiarla.
  • Los dientes se han endurecido por alguna razón o por otra, y debes devolverles su estado inicial.
  • Nuestro consejo es que deslices el cursor muy lentamente hacia arriba y hacia abajo, y que después lo lleves hacia el tope inferior donde empieza la cremallera de tu bota.
  • ¡Truco! Consigue una vela y con un mechero ablanda la cera, retirando cualquier resto después. Luego aplícala en tu cremallera. Comprobarás que el cursor se moverá con más facilidad y los dientes volverán a cerrar.
7

Arreglar la cremallera de un bolso

Puede ser que tu bolso favorito ya no cierre como antes y hayas pensado en cambiar completamente la cremallera. ¡No lo hagas! Comprueba antes lo siguiente:

  • Si a tu complemento le falta algún diente de tu cierre, ahí te recomendamos que la sustituyas, pero si simplemente se han deformado puedes devolverles su estado natural con unas pinzas o alicates.
  • Desinfecta bien antes tu cremallera con un trapo humedecido en agua y jabón; lo mismo el motivo es que esté sucia.
  • Prueba a deslizar el cursor y volver a juntar los dientes. Poco a poco debería funcionar.
  • Una vez que consigas moverlo más fácilmente, llévalo hacia el tope inferior.

Te aconsejamos utilizar también algún aceite o cacao de labios, como los de Farmacia Market, y untarlo en la cremallera de tu bolso. De esta forma, te será más fácil arreglar el cierre.

Cómo arreglar cremallera | © Dreamstime.com

8

Cómo arreglar la cremallera de un vestido

Siempre puedes llevar tu vestido a una tienda de costuras, o comprar una nueva cremallera y sustituirla tú misma/o, pero a veces la solución es mucho más sencilla:

  • Lo mismo es que se ha atascado algún hilo, por lo que compruébalo y retíralo con un alfiler o unas pinzas.
  • En el caso de que la cremallera no suba hasta el tope superior, ve deslizando el cursor suavemente con pequeños toques y desplázalo hasta su parte inicial. Aplica aceite de oliva y ahora sube el cierre.
  • Si lo que se te ha roto es el tirador, consigue un cierre de mosquetón que seguro tendrás por casa de algún collar o de alguna pulsera.
  • Engánchalo y simplemente tira de la cremallera hacia arriba. Date cuenta que tendrás que quitarle el vestido para hacerlo o pide ayuda si ya lo llevas puesto.
9

Cómo poner una cremallera

Ya has decidido que tu cremallera no tiene solución: le falta algún que otro diente o la estructura se ha deformado bastante, así que te toca sustituirla. ¡Plan B! ¿Nuestro consejo? Sigue esta técnica:

  • Corta el cierre viejo con unas tijeras y retíralo.
  • Necesitarás también un pie de cremallera o prensatela más pequeño que el que utilizas con tu máquina de coser. En Electropolis puedes conseguirlas también si todavía no tienes ninguna.
  • En una superficie extiende tu prenda, dada la vuelta, y pon encima la cremallera de forma que los dientes miren hacia abajo. Añade el forro y sujétalo bien con unos alfileres.
  • Cuando hayas cambiado el pie de la máquina, solo te queda pasar a la acción. Ve cosiendo tu cremallera como si lo hicieras normalmente, retirando poco a poco los alfileres.
  • Desliza el cursor hacia abajo para que no haga tope y una vez que llegues a este punto, llevarlo hacia su parte superior para rematar la tela y terminarla de coser. Haz lo mismo con el otro lado y… ¡listo!

¿Te han resultado útiles nuestros tips? ¿Quieres que te ayudemos con algún caso en particular? ¡Deja tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *