Cómo escribir una carta de presentación para un trabajo

Ante la creciente concurrencia de personas que demandan un puesto de trabajo teniendo currículums similares, la carta de presentación se ha convertido en un elemento fundamental para tener éxito laboral. Una óptima estructura, la especificación correcta y el toque personal pueden hacer de esta carta algo único y excepcional. ¿En busca de trabajo y no sabes qué poner en tu presentación? No te preocupes, ya que es más común de lo habitual tener miedo a la página en blanco, por lo que tenemos soluciones para ti. Te vamos a brindar consejos, trucos e información útil para que seas capaz de redactar a la perfección una carta de presentación para un trabajo sin morir en el intento. ¡Atento, apunta todo y no dejes de leer!

  1. Cómo escribir una carta de presentación para un trabajo
  2. Trucos para escribir una carta de presentación para un trabajo
  3. Consejos para escribir una carta de presentación para un trabajo
  4. Qué hay que incluir en una carta de presentación para un trabajo
  5. Cómo escribir una carta de presentación en inglés
  6. Cómo escribir una carta de presentación sin experiencia
  7. Cómo escribir una carta de presentación laboral
Cómo escribir una carta de presentación para un trabajo | © Dreamstime.com

1

Cómo escribir una carta de presentación para un trabajo

En primer lugar, antes de ponerte manos a la obra, deberás conocer a la perfección las características del empleo al que quieras acceder. Es decir, tienes que preparar una lista con las cualidades y habilidades que requieran el puesto de trabajo y tratar de adaptarlas a tu carta de presentación.

Por ello, nuestro consejo es que no reutilices cartas de presentación, ya que enviar la misma a diferentes empresas no suele dar resultado. Esto se debe a que los valores, la idiosincrasia, así como la manera de trabajar, por lo general, es distinta, así que no resulta muy útil realizar esta práctica.

Asimismo, el estilo en el que ha de escribirse la carta lo tendrás que ajustar en función de la formalidad que requiera el trabajo. No es lo mismo optar a un trabajo en un despacho de abogados que a un puesto de cajero en el supermercado, por lo que presta atención y adáptate a las circunstancias.

Una vez tengas en cuenta estas primeras indicaciones, te vamos a mostrar un cuadro con los aspectos que no deben faltar en un buena carta de presentación:

  • Información de contacto: en este apartado, puedes incluir datos como tu nombre completo, la dirección postal, la dirección de correo electrónico, tu número de teléfono y la fecha.
  • Saludo formal: te aconsejamos que averigües a quién te estás dirigiendo y comiences con un “estimado Sr/Sra”, por ejemplo.
  • Introducción: preséntate de manera personal y explica las inquietudes que te han motivado a solicitar el trabajo.
  • Parte intermedia: esta es, sin duda alguna, una de las partes cruciales de la carta. En este punto tendrás que sacar todo tu talento para mostrar aquellos aspectos que puedes ofrecer al puesto y lo que realmente te haya llamado la atención del mismo, así como los puntos fuertes y las virtudes que te caracterizan.
  • Conclusión: te recomendamos que, en el último apartado, muestres tu intención de que te llamen para concertar una entrevista de trabajo.
  • Cierre: lo ideal es que agradezcas el tiempo y la dedicación a aquella persona que vaya a leer tu carta, a la par que menciones que has adjuntado tu currículum. Por último, despídete, para lo cual resulta perfecto un simple “atentamente”.
2

Trucos para escribir una carta de presentación para un trabajo

Una vez comprendido qué es lo que hay que incluir en la carta de presentación, llega el momento de ahondar en una serie de trucos que te van a ser muy útiles para lograr éxito en tu tarea.

En primer lugar, has de plasmar en el texto tu trayectoria profesional, tus ambiciones, tus cualidades principales y lo que te define como trabajador ideal para ese puesto que tanto deseas.

No obstante, no consiste en hacer una retahíla de habilidades para rellenar el texto, sino que es fundamental que trates de relacionarlas con aspectos prácticos que hayas llevado a efecto en alguna experiencia laboral.

Asimismo, es importante que intentes ponerte en la posición del propio seleccionador, con el objetivo de que plasmes aquellas competencias necesarias para ser contratado.

Por ello, no es recomendable que te ciñas únicamente a explicar tu currículum, sino que también es importante que expliques algún acontecimiento laboral exitoso a lo largo de tu carrera.

Por ello, no está de más incluir, de manera breve y concisa, los siguientes aspectos:

  • Titulación académica (aunque no resulta imprescindible) y experiencia laboral.
  • Actividades extracurriculares, como por ejemplo un voluntariado.
  • Habilidades que consideres que se encuentran fuera de lo normal, como por ejemplo saber manejar determinados programas informáticos, siempre y cuando tengan relación con el puesto de trabajo al que aspiras.
  • Intereses e inquietudes particulares.

Nuestro consejo es que, antes de ponerte a escribir nada, apuntes estas características en un cuaderno personal y las analices para optimizar tu carta. Si no dispones de uno o te faltan materiales, echa un vistazo a los productos de papelería de Bruneau, ya que podrás encontrar a un precio único bolígrafos, agendas, sobres, papeles o rotuladores, entre otros muchos artículos.

3

Consejos para escribir una carta de presentación para un trabajo

Si no te has saciado con los trucos anteriores, te vamos a mostrar una serie de consejos muy útiles respecto a la manera en la que se ha de escribir una carta de presentación exitosa.

En primer lugar, ten en cuenta que la forma es casi tan importante como el fondo. En este sentido, te aconsejamos que dediques tiempo a revisar la carta, con el objetivo de detectar si has cometido algún error ortográfico o si existen frases inconexas.

Respecto a la manera de redactar, lo recomendable es que utilices tiempos presentes y verbos que sean de acción, ya que resultan más dinámicos.

Evita utilizar constantemente expresiones como “personalmente” e intenta que te ocupe toda la carta en una sola página, puesto que suele ser la extensión adecuada para este tipo de textos.

Para facilitar la lectura de la persona encargada de leer tu texto, lo ideal es que utilices puntos y aparte, pues permiten resaltar mejor cada una de las partes que integran la carta.

Por último, pero no menos importante, tal y como se ha comentado con anterioridad, llegará el momento de llamar la atención del propio seleccionador, para lo cual puedes emplazarle a compartir una entrevista y formular una despedida de carácter formal.

4

Qué hay que incluir en una carta de presentación para un trabajo

Una vez entendidos los apartados anteriores, ya te habrás convertido en un experto redactando cartas de presentación. No obstante, llega el momento de incidir en una serie de aspectos que no pueden faltar en toda carta que se precie:

  • Datos académicos relevantes: si has hecho un curso relacionado con el puesto de trabajo, tendrás que incluirlo, así como aquellos graduados que resulten importantes, como por ejemplo carreras universitarias o grados superiores.
  • Experiencia laboral que sea relevante: si has desempeñado tareas y labores parecidas al puesto que estás aplicando, no te olvides de incluir y explicar el rol que ejercías en la empresa.
  • Logros que hayas obtenido: en este sentido, si fuiste el mejor de tu promoción o has logrado algo importante en tu anterior empresa, inclúyelo también, puesto que te va a permitir ganar puntos. Tip adicional: trata de centrarte en aquellos logros que hayas conseguido de manera reciente y siéntete libre de redactar aquellos que pienses que se ajustan al puesto de trabajo.
  • Habilidades y cualidades relacionadas con el empleo: en este punto, deberás comprobar cuáles son las condiciones que requiere el puesto y ajustarlas a aquellas habilidades que poseas. Importante: no trates de falsificar ninguna, puesto que es muy fácil comprobar si un dato es erróneo.
  • Actividades que tengan carácter extracurricular: en este apartado, puedes incluir aquellas actividades, fuera del ámbito laboral o académico, que pienses que son relevantes. Por ejemplo, los voluntariados suelen ser siempre un acierto o también haber dado clases particulares o entrenar a un equipo deportivo de niños. Comprueba tu experiencia y no te olvides de ninguna.

En caso de que redactando la carta de presentación te des cuenta de que tu ordenador necesita una jubilación, no desesperes, ya que tenemos a la solución a tus problemas. Fíjate en los ordenadores portátiles de Geekbuying y disfruta de una experiencia audiovisual única a un precio irresistible.

Cómo escribir una carta de presentación para un trabajo | © Dreamstime.com

5

Cómo escribir una carta de presentación en ingles

En caso de que quieras postular a un trabajo en el que se te requiera una carta de presentación en ingles, no tengas miedo y piensa que es una gran oportunidad para demostrar tu nivel.

En primer lugar, has de comenzar con el saludo formal, para lo cual puedes escribir simplemente “Dear” a la persona que corresponda, ya que aporta una imagen seria y educada.

Posteriormente, tendrás que explicar cuáles son los motivos que te han llevado a aplicar en la oferta de trabajo. Para ello, puedes indicar lo siguiente: “I am writting in respone to your advertisement”, que, básicamente, significa que les escribes en relación al anuncio de trabajo que has encontrado.

A continuación, introduce tu situación laboral o experiencia en general. Para ello, puedes utilizar las siguientes expresiones: “I am working for…and I have 5 years experience of working…”.

Si quieres explicar tus cualidades o debilidades puedes utilizar expresiones tan recurrentes como “my strenghts” o “my weakness”, que van a permitir al seleccionador conocer un poco mejor cuáles son tus puntos fuertes y débiles, algo que suele tener un valor notorio.

En caso de que busques exponer tus idiomas, te aconsejamos que introduzcas tu lengua materna y, después, añadas los que también manejes de forma fluida. Podría ser algo así: “My native lenguage is spanish, but I can also speak french and english”.

Para la conclusión, lo ideal es que muestres de nuevo tu interés en trabajar para la empresa. Para ello, será suficiente con redactar lo siguiente: “I remain for the answer and I really want to prove my worth in this job“.

Por último, llegará el momento de despedirse. En caso de que la persona encargada de leer la carta de presentación sea desconocida, tendrás que utilizar una expresión como “Yours fathfully”, de manera cordial. En el supuesto de que ya conozcas al seleccionador, podrás terminar con “Respectfully yours“.

6

Cómo escribir una carta de presentación sin experiencia

En caso de que no tengas experiencia laboral y pretendas enviar una carta de presentación, has de tener en cuenta que el esquema general de la misma no difiere de lo mencionado en apartados anteriores, por lo que te remitimos a que lo revises para encontrar la estructura ideal.

En los supuestos en los que no dispones de experiencia, es fundamental que expliques de manera precisa cuáles son los motivos que te han llevado a aplicar a la oferta de trabajo, junto a expresiones en las que muestres motivación, ganas y entusiasmo por el puesto, ya que te va a dar un plus respecto a otras candidaturas.

Al no tener una experiencia previa, no se puede incidir en la trayectoria profesional. Por ello, es clave que trates de focalizar tus esfuerzos en aspectos como la formación que has tenido o si has hecho prácticas profesionales, que también podrás indicar junto a las labores realizadas y las cualidades adquiridas.

Asimismo, también es importante que reflejes de manera clara el manejo de idiomas que tengas en tu repertorio (cuantos más, mejor), así como los cursos o voluntariados que hayas realizado, puesto que tienen una gran importancia.

7

Cómo escribir una carta de presentación laboral

Para escribir un carta de presentación laboral en la que te asegures el éxito, has de tener en cuenta una serie de aspectos relevantes.

En primer lugar, tienes que ser breve y exponer cosas de interés, junto a una presentación concisa de lo que te caracteriza como trabajador. Como la carta de presentación es un elemento adicional al currículum, no es necesario que menciones de nuevo toda la información que se encuentra en él.

En caso de que quieras que el seleccionador muestre un especial interés en ti, trata de adaptar tus habilidades y cualidades a las especificidades y condiciones del puesto de trabajo, para lo cual también puedes informarte un poco sobre la empresa en la que pretendas trabajar.

Asimismo, no trates de mentir e incluir datos que no se ajusten a la realidad, ya que genera una mala imagen. Por ello, te recomendamos que reflejes aquellos datos y precisiones que sean reales y completamente verificables.

Tip adicional: aunque a veces sea necesario explicar alguna debilidad, lo ideal es que no trates de referirte a ti en términos negativos, puesto que restará interés.

Respecto a la forma de la carta, se ha incidido en apartados anteriores, aunque te recomendamos que trates de elegir un modelo y diseño vistoso, en el que se puedan incluir todos los detalles y se genere una buena impresión.

Por último, intenta hacer cartas de presentación individualizadas, es decir, no hagas una carta genérica destinada a diversas empresas. Además, pide a algún familiar o amigo que te lea la propia carta, con el objetivo de encontrar errores para poder subsanarlos.

Deseamos que este artículo te haya servido para ser un experto escribiendo una carta de presentación para un trabajo, gracias a una serie de trucos, recomendaciones y consejos para que tengas éxito. En caso de que te surja cualquier duda o pregunta, te animamos a que dejes un comentario, ya que estaremos encantados de resolver cualquier cuestión que te asalte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *