Cómo criar hormigas

Es muy habitual que observemos como una colonia de hormigas trabaja sin descanso para obtener su comida, mueve granos de arena o caza a otros insectos; tareas que suelen causas gran fascinación. Ten en cuenta que en tu propio hogar podrás criar tus propias hormigas con un ecosistema controlado, con el objetivo de fijarte en cómo se desarrollan y cuál es el comportamiento que ejercen en determinados entorno.

Simplemente deberás de conocer las pautas específicas para poder llevarlo a cabo con éxito. ¿Te gustaría saber cómo criar hormigas? Si aún no lo tienes claro y quieres empezar con su crianza, no puedes perderte este artículo, ya que a continuación te vamos a dar el secreto. ¿Te animas a descubrirlo? ¡Solo sigue leyendo!

  1. Cómo criar hormigas en casa
  2. Cómo criar hormigas Messor Barbarus
  3. Cómo criar hormigas reinas
  4. Cómo criar hormigas Atta
  5. Cómo criar hormigas Componotus
  6. Cómo criar hormigas de fuego
  7. Cómo criar hormigas cortadoras de hojas
  8. Cómo criar hormigas rojas
Cómo criar hormigas | © Pixabay.com

1

Cómo criar hormigas en casa

Para criar hormigas en casa, lo primero que debes hacer es encontrar una hormiga reina para poder conformar una colonia propia. Puedes optar entre buscarla a la vieja usanza de manera manual o, si lo prefieres, puedes comprar directamente hormigueros que ya incluyan una hormiga reina.

A continuación, cuando ya hayas reunido tu granja de hormigas, mediante el mecanismo que estimes oportuno, llegará el momento de montar su estructura. Aunque lo puedas hacer por tu cuenta, te aconsejamos que eches un vistazo al hormiguero de AliExpress, pues te va a dar grandes resultados. ¿Lo mejor? Su increíble precio tan rebajado.

Posteriormente, será necesario que apliques el sustrato correspondiente, que suele venir incluido en los hormigueros prefabricados. Por ello, deberás contar con armazón de metacrilato y arena-arcilla que te permita rellenar el espacio en el que se encuentren. Te aconsejamos que mojes un poco la superficie y escarbes un agujero pequeño para que las hormigas puedan cavar sin problemas su primer túnel.

Después, tendrás que introducir a la hormiga reina, para lo cual te recomendamos que utilices un tubo de ensayo. Cuando tus hormigas estén introducidas en el hormiguero, deberás prestar especial atención a la alimentación. Para ello, será suficiente con jarabes proteínicos o jarabes azucarados o de miel. Para introducirlo, puedes usar jeringuillas o pipetas que tengan perilla.

Lo ideal es que renueves el jarabe cada dos o tres días. Otros alimentos que no deben faltar, siempre en trozos pequeños para que los puedan manejar sin problemas, son semillas, pan, fruta o frutos secos, entre otros muchos productos. No te olvides de los insectos, les encantan y harán que tus hormigas estén mucho más activas.

2

Cómo criar hormigas Messor Barbarus

Si pretendes criar hormigas Messor Barbarus, has de tener en cuenta que se erigen como una especie sencilla de criar en cautividad, pues al alimentarse básicamente de semillas, pueden sobrevivir mucho tiempo sin apenas prestar atención, si existen unas condiciones adecuadas también de humedad.

Respecto a la colocación del hormiguero, te aconsejamos que las sitúes en lugares tranquilos, en los que no reciban apenas golpes y no exista una exposición directa al sol, puesto que se trata de insectos muy asustadizos que pueden fallecer simplemente por estrés.

Nuestra recomendación es que optes por un hormiguero acrílico. Especialmente interesante es el que lleva seta incorporada, ya que ahí podrás colocar agua y almacenar comida para que aguanten un largo período de tiempo sin que sea necesaria una atención continua.

Debido a la mala visión que presentan las hormigas Messor Barbarus, cuando les pongas agua con azúcar o directamente aguamiel, tienes que tener cuidado de que no se ahoguen o se queden pegadas, pues podría provocar su muerte.

Respecto a la alimentación, deben disponer de semillas y otros alimentos, debidamente troceados, como jamón o pollo, por ejemplo. Asimismo, te aconsejamos que tengas cuidado si aparece moho, puesto que podría provocar grandes perjuicios, así que si observas que aparece, toma las medidas oportunas.

3

Cómo criar hormigas reinas

En caso de que quieras adentrarte en la crianza de hormigas reinas, has de tener en cuenta que resulta fundamental que les encuentres el sitio perfecto en un bote al uso por ejemplo. Por ello, te aconsejamos que utilices un tubo de ensayo y algodón húmedo.

No obstante, debes tener cuidado con este último producto, pues podría provocar ácaros de humedad que quiten el alimento a tu hormiga reina. Asimismo, debes tener especial cuidado para mantener de forma óptima la humedad de la arena de tu bote.

Por otro lado, si no esterilizas bien el espacio, podrían aparecer parásitos o ácaros, por lo que te recomendamos que prestes especial atención. Para criar hormigas reina y que no se escapen, tu bote ha de tener una tapadera a presión para evitar que esto ocurra.

Nuestro consejo es que hagas un pequeño agujero en la tapa, debidamente tapado con algodón posteriormente, para que haya un poco de ventilación  y se pueda eliminar la humedad sobrante. Cuando la hormiga reina esté asentada en su bote, tendrás que echar una micro gota de agua, siempre acompañada de azúcar, para que sobreviva y realice con éxito sus tareas.

Respecto a la colocación del bote en el que se encontrará tu hormiga reina, debes saber que lo recomendable es un lugar tranquilo, en el que no existan vibraciones y que sea eminentemente oscuro para que no se asuste. Si quieres controlar la temperatura, la mejor opción es un alambre térmico o una alfombrilla que sea también térmica. Para controlar la humedad, lo ideal es emplear un higrómetro, que tienes disponible a un precio único en Dosfarma.

4

Cómo criar hormigas Atta

Para criar las hormigas Atta, has de tener en mente que muchos de los cuidados mencionados en apartados anteriores son perfectamente válidos para este tipo de insectos, por lo que te recomendamos encarecidamente que les eches un vistazo para que encuentres todas las respuestas que buscas.

Al tratarse de animales omnívoros, estas hormigas ingieren todo aquello que se encuentre vivo, ya sea animal o vegetal. Por ello, lo ideal es que completes su dieta con productos como hongos, cereales, vegetales, frutas o directamente hojas, pues son los alimentos que más les atraen.

Para que tus hormigas Atta se mantengan hidratadas, solo será necesario que eches unas pequeñas gotas de agua en el hormiguero que estuvieras utilizando. Tip adicional: algunos hormigueros prefabricados cuentan con bebederos que brindarán a tus hormigas una hidratación regular y constante.

Respecto al espacio en el que deben vivir, al existir una selección natural, no son insectos que demanden una gran cantidad de espacio para poder vivir. De hecho, lo normal es que vivan apiñados en sus hormigueros sin que suponga un problema para ellos.

Por otro lado, tal y como se ha incidido con anterioridad, las hormigas no reciben de buena manera la exposición directa a la luz solar, por que te aconsejamos que tengas este aspecto en cuenta a la hora de ubicar tu hormiguero. Tampoco te olvides de brindarles una óptima humedad, puesto que, de lo contrario, podrían morir por deshidratación.

5

Cómo criar hormigas Componotus

Si tienes la intención de criar hormigas Componotus, debes saber que presentan un mayor tamaño que las hormigas habituales que se suelen observar. Asimismo, has de tener paciencia, pues su desarrollo, especialmente al principio, es notoriamente lento.

En este sentido, te aconsejamos que uses una manta térmica para agilizar su proceso de desarrollo. Respecto al hormiguero en el que se deben hallar, lo recomendable es uno acrílico que posea cámaras grandes, puesto que, tal y como se ha comentado, son hormigas con un tamaño significativo.

Por otro lado, al ser animales eminentemente sensibles a las variaciones estacionales, debes prestar especial atención y tratar de mantener cierto respeto durante el día y la noche. Además, para evitar que aquellas hormigas trabajadores traten de escapar, debes suministrarles el alimento correspondiente de forma constante.

Para evitar que la reina se coma sus propios huevos, te recomendamos que no la alimentes durante el proceso de fundación de la colonia, ya que la hormiga Componotus suele presentar una gran temeridad, que suele aumentar durante sus primeras etapas.

Otro elemento que no debe faltar para la crianza de estas hormigas es un bebedero externo, pues lo agradecerán enormemente. Si quieres grabar el proceso de crecimiento de las hormigas Componotus, te recomendamos sin duda los smartphones Huawei de OnlyMovil. Por una calidad y un precio así, ¿quién no se resistiría?

6

Cómo criar hormigas de fuego

Para criar hormigas de fuego, has de tener en cuenta que requieren de una gran cantidad de insectos para ingerirlos y niveles de humedad bastante altos. Si pretendes tener una colonia pequeña de este tipo de hormigas, la mejor opción es utilizar tubos de ensayo que permitan el acceso a una zona de forrajeo en la que puedan alimentarse sin problemas.

Junto a una óptima humedad, con unos niveles aproximados del 50-70%, las hormigas de fuego requieren de una temperatura de en torno a los 21-24 grados, por lo que el ambiente de un hogar resulta suficiente para su subsistencia.

Asimismo, también puedes utilizar lámparas o mantas de calor, pero, cuidado, sin pasarte, ya que podrían llegar a morir si la temperatura aumenta considerablemente. Por otro lado, tienes que asegurarte de que existan elementos que puedan retener la humedad como tierra, arena, madera o materiales semejantes.

Respecto a la alimentación de las hormigas de fuego, el azúcar o el agua con miel no pueden faltar. También, determinadas frutas como peras o manzanas suelen ser de su agrado. Como se ha comentado, siempre deben haber insectos, como por ejemplo gusanos de harina, grillos, avispas, abejas o escarabajos, por lo que trata de conseguirlos.

Sin embargo, has de tener cuidado de que no se encuentren infectados con determinadas enfermedades o que tengan parásitos. En caso de que optes por brindar a tus hormigas de fuego alimentos vivos, ten cuidado y asegúrate de la que la comida está perfectamente inmovilizada.

7

Cómo criar hormigas cortadoras de hojas

Para criar hormigas cortadoras de hojas, lo primero que debes saber es que se suelen alimentar de de aquellos hongos que, por su cuenta cultivan dentro del hormiguero, gracias a la recolección de trozos de hojas, tallos de plantas o flores.

Respecto a la zona de forrajeo, es esencial que tengan sus propios espacios para que se desarrollen de forma autónoma. Pese a que resulta recomendable suministrar a estas hormigas un bebedero, por ejemplo, suelen regular sus propios niveles de humedad, aunque presta atención por si falta una fuente de agua.

Cuando observes que la colonia de hormigas cortadoras de hojas requieren de mayor espacio, no está de más colocar en los hormigueros cámaras que sean grandes o medianas, pues tus hormigas lo agradecerán enormemente. Aunque se ha incidido con anterioridad en la alimentación, resulta clave tener en mente una serie de aspectos importantes.

El alimento que se le ha de poner al hongo correspondiente se debe encontrar en estado fresco. Cuando tu colonia crezca de manera notoria, en la época estival concretamente, será necesario que pongas alimento de forma diaria, ya que consumen de forma rápida y debes estar atento para cubrir todas sus necesidades.

Si tienes ganas de saber más sobre estos animales, no puedes dejar pasar la oportunidad de echar un vistazo al Libro “Las Hormigas”, que podrás encontrar en Agapea a un precio irresistible, donde descubrirás más sobre este pequeño y emocionante mundo.

8

Cómo criar hormigas rojas

Para que comprendas a la perfección cómo criar hormigas rojas, has de tener en mente que muchas de las recomendaciones explicadas en apartados anteriores te van a ser útiles para esta tarea, por lo que no desaproveches la oportunidad de revisarlos y encontrar todas las respuestas que buscas.

En líneas generales, las hormigas rojas se suelen alimentar de hongos, hojas, semillas, animales que se encuentren muertos, néctar e, incluso, de sustancias azucaradas, por lo que ten estos aspectos siempre en cuenta para que tus hormigas rojas reciban siempre la mejor alimentación.

La humedad en el espacio en el que se hallen es fundamental, ya que, de lo contrario, podrían acabar muriendo por deshidratación. Por ello, te aconsejamos que te fijes siempre en los niveles de humedad y te asegures de que las zonas se encuentran siempre húmedas, aunque, ojo, sin llegar a pasarte.

Como se ha comentado respecto a otras variedades de hormigas, es importante que no reciban la luz solar de forma directa, al mismo tiempo que resulta recomendable situar a estas hormigas rojas en zonas en las que no estén expuestas a fuertes vibraciones o ruidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *