Cómo criar caracoles

Los caracoles son animales que presentan un encanto especial, al tratarse de moluscos con unas características especiales que les distinguen del resto. Si, por casualidad, encuentras uno con la concha dañada o quieres criar uno en el hogar, ya sea para cuidarlos, observarlos y liberarlos o directamente para su uso comercial, podrás hacerlo solo si sigues las recomendaciones adecuadas.

Realmente…¿sabes cómo criar caracoles? Si no lo tienes del todo claro, este artículo te va a interesar, pues te vamos a ofrecer absolutamente todo lo que necesitas para llevarlo a cabo con éxito; así que no te despegues todavía de la pantalla y… ¡Sigue leyendo!

  1. Cómo criar caracoles
  2. Cómo criar caracoles en casa
  3. Cómo criar caracoles en cautividad
  4. Cómo criar caracoles para comer
  5. Cómo criar caracoles de tierra
  6. Cómo criar caracoles serranos
  7. Cómo criar caracoles paso a paso
  8. Cómo criar caracoles de agua
Cómo criar caracoles | © Pixabay.com

1

Cómo criar caracoles

En caso de que quieras criar caracoles, debes tener en cuenta una serie de aspectos básicos para tener éxito en esta tarea. En primer lugar, te aconsejamos que los ubiques en un recipiente parecido a un acuario, ya sea de plástico o de cristal, siempre con los correspondientes orificios que permitan la oxigenación de estos animales.

¿Nuestra recomendación? Consigue las jaulas para caracoles de AliExpress; son un producto ideal y el precio es bastante económico. Respecto al ambiente en el que se ha de hallar el espacio de los caracoles, lo recomendable es que sea calizo y húmedo para lo cual puedes usar pulverizadores. Tip adicional: en ningún caso la humedad debe estar por debajo del 65%.

Si quieres evitar que aparezcan y se desarrollen hongos, asegúrate de que tus caracoles tengan una buena ventilación. Respecto a la iluminación, requieren de luminosidad, pero sin que llegue a pegarles el sol de forma directa. Por ello, con temperaturas cálidas y templadas, cercanas a los 20 grados, será más que suficiente.

La alimentación es otro elemento fundamental en la crianza de los caracoles. Para una dieta adecuada, no puede faltar la presencia del calcio, ya que es el alimento que va a mantener su concha en un estado correcto. Por ello, nuestra recomendación es que incluyas en su sustrato las rocas calizas, puesto que es una fuente de calcio excepcional.

Para complementar su dieta, también puedes añadir otros productos como huesos de sepia, cáscaras de huevo o, si lo prefieres, también tienes la opción de apostar directamente por bloques de calcio al uso. Para que tus caracoles lo ingieran, solo tendrás que ponerlos a su alcance y reponerlos cuando observes que se termina el alimento.

2

Cómo criar caracoles en casa

En caso de que quieras criar caracoles en casa, has de tener en cuenta que las indicaciones mencionadas en el apartado anterior son perfectamente válidas, por lo que te aconsejamos que te fijes en ellas para que halles todas las respuestas que buscas.

De nuevo te recordamos la importancia de elegir un terrario con un tamaño grande y espacioso, en función de la cantidad de caracoles que vayas a criar. Por ello, te recomendamos que apuestes por un terrario de cristal con su correspondiente tapa de rejilla que, consecuentemente, has de dejar cerrada para que tus caracoles no se escapen.

Para que estos moluscos se puedan arrastrar con comodidad y realizar sus defecaciones sin apenas dificultades, será necesario que cubras la superficie de tu terrario con tierra de jardín para que el espacio en el que se hallen se asemeje a su hábitat natural, con el objetivo de que duren más tiempo y se reproduzcan con mayor facilidad.

Como se ha incidido con anterioridad, debe haber rocas en el terrario para que los caracoles puedan escalar, al mismo tiempo que les aportarán el calcio necesario. La humedad es fundamental, por lo que te aconsejamos que efectúes un riego constante de la propia tierra.

Para que la temperatura se mantenga a 20 grados, te aconsejamos que coloques el terrario al lado de una ventana en la que puedan entrar los rayos de sol correspondientes o, si lo prefieres y en función de tus necesidades, también puedes usar un termostato.

Junto a los productos de alimentación mencionados con anterioridad, has de tener en cuenta que los caracoles, al tratarse de animales herbívoros, se alimentan de todo tipo de plantas, aunque especialmente les agradan aquellas que son aromáticas como el romero, la albahaca o el tomillo, por lo que intenta hacerte con estos alimentos.

3

Cómo criar caracoles en cautividad

Si quieres saber cómo criar caracoles en cautividad, junto a las recomendaciones mencionadas en apartados anteriores, debes tener en cuenta que necesitan un sustrato óptimo para lo cual puedes usar directamente los elementos típicos que se hallan en el suelo del lugar en el que se encuentren.

En la medida en que te sea posible, intenta que el sustrato tenga 6 centímetros de tierra para que los caracoles desarrollen su vida de forma óptima, ya que necesitan enterrarse, poner huevos huevos o desarrollarse entre hojas, palos y piedras.

Nuestra recomendación es que, con el objetivo de que los caracoles puedan tener un bebedero de poca profundidad para que puedan tener su agua, utilices una tapa al uso de cualquier bote, pues es un elemento efectivo y que cumple a la perfección esta función.

El recipiente en el que se hallen debe encontrarse perfectamente limpio, ya que la higiene es muy importante, así que te aconsejamos que recojas las heces que aparezcan de forma diaria. En caso de que tengas que mover de sitio a tu caracol, nunca realices esta actividad tirando de la concha, sino que lo ideal es que permitas que se incorpore a través de tu mano.

Además, deberás renovar los alimentos de forma diaria y retirar los restos que aparezcan. Por último, como los caracoles ingieren frutas y vegetales, te recomendamos que acudas a la lechuga y zanahorias de ComeFruta, ya que sus productos no pueden ser más frescos y de mejor calidad.

4

Cómo criar caracoles para comer

Si quieres criar caracoles para poder comértelos o comercializarlos, has de tener en cuenta que debes fabricar un ecosistema con unas condiciones adecuadas para que se desarrollen de forma óptima y que se puedan reproducir sin ninguna dificultad.

Por ello, te aconsejamos que utilices como recipiente una pecera o una caja de plástico grande, siempre que tenga la ventilación correcta. Tampoco puede faltar lo que se conoce como malla anti fuga, como por ejemplo las de mosquitero, ya también te va a ayudar a que los caracoles tenga una buena ventilación.

Para evitar los cambios climáticos y que la temperatura del recipiente se mantenga estable, puedes utilizar sistemas de luz de carácter ultravioleta. Asimismo, te aconsejamos que dispongas de un recipiente con tierra, pues ahí es donde van a poner los caracoles su tierra.

Una especie de bebedero, utilizando la tapa de un bote tradicional, te va a permitir que los caracoles dispongan de una buena hidratación, puesto que se trata de animales que requieren de agua de manera regular y constante para poder sobrevivir.

En la línea de lo mencionado en apartados anteriores, la comida adecuada para los caracoles son vegetales de hoja, fruta, cáscaras de huevo y, en general, todos aquellos alimentos que posean calcio. Por último, para que exista un ambiente más natural y que puedas producir mejores caracoles para comer, también puedes añadir piedras y ramas.

5

Cómo criar caracoles de tierra

Para criar caracoles de tierra has de tener en cuenta que resulta necesario fabricar un criadero, para lo cual puedes servirte de madera, semillas, mallas típicas de invernadero y sustrato de lombrices, pues se trata de elementos imprescindibles para tener éxito en este proceso.

Con la madera, te aconsejamos que construyas una especie de corral de aproximadamente 2 metros de largo por 1 metro de ancho. Posteriormente, tendrás que cubrir tu construcción con malla para invernadero, recordando siempre que ha de ubicarse en los laterales.

Seguidamente, nuestra recomendación es que apliques una capa de 2-4 cm de sustrato que sea orgánico compuesto por hummus y lombrices, que podrás encontrar en Planeta Huerto. Para que el criadero esté optimizado, deberás plantar semillas de cereales y leguminosas, ya que de esta manera tus caracoles de tierra tendrán una vegetación y humedad adecuadas.

Esta variedad de caracoles, al igual que las mencionadas en apartados anteriores, se erigen como animales herbívoros, por lo que solo será necesario que les habilites alimentos como plantas vivas, frutos, vegetales o directamente tallos.

Por último, respecto a los cuidados que debes aplicar a los caracoles de tierra, debes saber que requieren de agua y humedad, por lo que te recomendamos que mantengas mojado el suelo en el que habiten, ya que se desarrollarán y vivirán en mejores condiciones.

6

Cómo criar caracoles serranos

Si pretendes criar caracoles serranos, has de tener presente que la mejor época para disponer de este tipo de animales es a principios de primavera. Nuestra recomendación es que comiences la crianza en marzo, pues es el mes perfecto para efectuar esta tarea.

Respecto a la alimentación de los caracoles serranos, no existe muchas diferencias con otras variedades de caracoles, puesto que suelen ingerir romero, tomillo y demás hierbas, por lo que se trata de productos bastante económicos que podrás encontrar sin ninguna dificultad. Asimismo, has de tener en cuenta que las cáscaras de huevo y los cereales también sirven para este tipo de caracoles.

Para que se encuentren en un ambiente óptimo y se puedan desarrollar plenamente, debes preparar un espacio adecuado. En este sentido, te aconsejamos que utilices cajas de plástico con un tamaño aproximadamente de 50×30 centímetros, aunque puede variar en función de la cantidad de caracoles que tengas.

Además de ser un producto fácil de encontrar, su limpieza es muy sencilla, la ventilación es excepcional y solo tendrás que poner tierra de campo, materia orgánica, vegetación y piedras calizas de tamaño pequeño, ya que va a dar lugar a un ecosistema para los caracoles serranos único.

Cuando la crianza de estos caracoles haya avanzado, es decir, cuando observes que su tamaño es superior a los 10 centímetros, te recomendamos que los desplaces a tierra. Bastará con un recinto cercado para caracoles o directamente en el campo, siempre y cuando tengan las condiciones necesarias y puedas recolectarlos sin mayores problemas.

7

Cómo criar caracoles paso a paso

Si aún no te ha quedado cómo criar caracoles, debes saber que te vamos a mostrar paso a paso todas las instrucciones que debes seguir para que te conviertas en un experto criando a este tipo de animales y disfrutes del proceso al máximo.

  1. Lo primero de todo es tomar las precauciones necesarias, asegurándote de que dispones de un terrario grande y espacioso y de todos los elementos mencionados en apartados anteriores para que tus caracoles se desarrollen de forma óptima.
  2. Posteriormente, prepara el terreno según las indicaciones citadas con anterioridad.
  3. Para ello, deberás comprobar periódicamente que se encuentra en buen estado y que las necesidades básicas de tus caracoles están cubiertas. Tip adicional: puedes introducir en tu terrario follaje, con el objetivo de que los caracoles puedan juguetear y seguir formándose.
  4. A continuación, llegará el momento de ser paciente y esperar a que se abran los huevos. No hay mejor forma de pasar el tiempo que disfrutar de tu canción favorita o de ese podcast que tantas ganas tienes de escuchar. Para que vivas una experiencia auditiva única, te aconsejamos que te fijes en los altavoces de Geekbuying, pues disponen de modelos muy variados y precios bastante competitivos.
  5. Por último, solo te quedará asegurarte de que disponen de una fuente de agua y de comida fresca de forma constante y regular, teniendo en cuenta siempre la importancia que tiene el calcio en su alimentación.
8

Cómo criar caracoles de agua

Por último, si aún no te has saciado con las indicaciones mencionadas y pretendas criar caracoles de agua, has de tener presente que muchas de las explicaciones aportadas son perfectamente válidas para este supuesto, por lo que te aconsejamos que las revises y encuentres trucos útiles para alcanzar el éxito en esta actividad.

Nuestra recomendación es que críes a tus caracoles de agua en una pecera de un tamaño medio o grande, en función de la cantidad de caracoles que tengas. La pecera, además de disponer de un pH neutral, debe estar llena de agua potable y limpia.

Para crear el ecosistema perfecto, te aconsejamos que introduzcas en tu pecera elementos como musgo, algas o rocas pequeñas. El sustrato ideal para la pecera es la gravilla o la arena, a la par que has de saber que la propia capa de sustrato no debe superar los 5 centímetros de altura.

Al igual que ocurría con los caracoles terrestres, resulta recomendable plantar semillas o directamente raíces en el fondo del propio sustrato. La alimentación no varía en los caracoles de agua, pues requieren de vegetales, frutas, plantas o tallos, entre otros alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *