Cómo limpiar los dientes

En la actualidad, prolifera la aparición de problemas bucodentales asociados a la aparición del sarro, las caries o el mal aliento, entre otros muchos. Esto afecta enormemente a nuestra sonrisa y puede dar lugar a determinados problemas de mayor entidad. No obstante, has de saber que, antes de tener que acudir a un dentista y realizar un gran desembolso económico, una buena limpieza dental puede prevenir y solucionar estos inconvenientes, si se realiza de forma correcta. ¿No sabes cómo limpiarte los dientes de manera óptima? No te preocupes, pues es más habitual de lo que piensas y tenemos multitud de soluciones preparadas para ti. Te vamos a explicar cómo limpiarte los dientes en diferentes escenarios, gracias a una serie de consejos, trucos e instrucciones para que tengas éxito en esta tarea sin morir en el intento. ¡Atento, apunta todo y no dejes de leer!

  1. Cómo limpiar los dientes
  2. Trucos para limpiar los dientes
  3. Cómo limpiar los dientes con bicarbonato
  4. Cómo limpiar los dientes con brackets
  5. Cómo limpiar los dientes con cepillo eléctrico
  6. Cómo limpiar los dientes con hilo dental
  7. Cómo limpiar los dientes con retenedores fijos
  8. Cómo limpiar los dientes a un bebé
Cómo limpiar los dientes | © Pixabay.com

1

Cómo limpiar los dientes

En primer lugar, has de tener en cuenta que no solo es efectivo disponer de un cepillo de dientes al uso, sino que otros métodos como el hilo dental o el cepillo interproximal, también se alzan como grandes alternativas que debes tener en cuenta si quieres lograr una limpieza óptima de tus dientes.

Para limpiarte los dientes de la manera tradicional, primero deberás de tener un cepillo, que a ser posible sea de buena calidad, al igual que los que podrás encontrar a un precio único en DealExtreme, pues podrás lograr grandes resultados gracias a diseños atractivos y funcionales.

Una vez tengas el producto en mano, llegará el momento de colocar el propio cabezal del cepillo alrededor de los dientes con un ángulo de aproximadamente de 45 grados, con el objetivo de empezar el cepillado siempre por aquella zona que unen los dientes y las encías.

Lo recomendable es que realices movimientos de carácter circular y suave, o también puedes optar por gestos hacia arriba y hacia bajo en ambas caras del propio diente. Para la limpieza de las zonas de masticado, te aconsejamos que realices movimientos de manera horizontal, pues es la mejor alternativa para que no quede ningún resto de comida.

En cuanto a la duración del cepillado se refiere, no trates de ganar segundos al reloj, puesto que es una tarea que requiere de cierto tiempo. Nuestro consejo es que te cepilles los dientes durante 2-3 minutos aproximadamente, aunque es un período que puede variar en función de tus necesidades.

2

Trucos para limpiar los dientes

Una vez hayas comprendido a la perfección cuál es el método correcto para cepillarte los dientes, te vamos a brindar una lista con una serie de trucos y consejos clave para que tengas éxito en tu limpieza bucal y puedas decir adiós a cualquier tipo de problema relacionado con un mal cepillado de dientes, así que presta atención y no te pierdas ninguno:

  • En primer lugar, en caso de que te sea posible, te aconsejamos que, antes de proceder al cepillado de tus dientes, utilices enjuague bucal, pues lograrás mejores resultados.
  • Además, la regularidad es clave en el cepillado de dientes, por lo que te recomendamos que realices esta tarea cada vez que comas, con el objetivo de que no se acumulen restos de comida.
  • Asimismo, otro tip fundamental es que trates de guardar tu cepillo en un lugar que se encuentre completamente seco, pues en espacios eminentemente húmedos pueden surgir microorganismos perjudiciales para tus dientes.
  • Antes de proceder a cepillarte los dientes, cerciórate de que tu cepillo se halla en un estado óptimo de limpieza.
  • Por último, has de tener en cuenta que los cepillos no son eternos, sino que es necesario cambiarlos de manera periódica. Depende mucho del tipo de cepillo que tengas, pero, como regla general, lo ideal es cambiarlo cada tres o cuatro meses.
3

Cómo limpiar los dientes con bicarbonato

Si quieres limpiarte los dientes con bicarbonato, has de tener en cuenta que el proceso de cepillado no difiere mucho de lo mencionado en los dos primeros apartados para situaciones con pasta dentífrica al uso, si bien es cierto debes estar preparado para sentir una textura y un sabor poco agradables.

Si no dispones de este producto, te aconsejamos que te fijes en la pasta de dientes de bicarbonato sódico de eBay, pues podrás encontrar una excelsa calidad a un precio irresistible. Asimismo, el bicarbonato presenta una serie de ventajas bastante atractivas que, a continuación, te pasamos a enumerar, aunque no servirá de nada si no realizas un cepillado profundo y esmerado:

  • La pasta de bicarbonato sódico se alza como un aliado efectivo para reducir la presencia de placa y la aparición de enfermedades como la gingivitis.
  • Asimismo, la principal característica por la que destaca es su función como blanqueador de dientes, pues eliminan de manera eficaz las manchas existentes en los dientes y te permiten tener una sonrisa única.
  • Por último, el bicarbonato también te permite reducir la aparición de bacterias que den lugar a posibles caries.
4

Cómo limpiar los dientes con brackets

En el supuesto de que tengas brackets, has de saber que la limpieza bucal es fundamental, a la par que el método de cepillado difiere en cierta manera del de aquellas personas que no dispongan de los mismos. Para limpiarte los dientes con brackets, solo tendrás que seguir con cuidado los siguientes pasos:

  1. En primer lugar, para poder terminar con una notoria cantidad de comida que se acumula, lo ideal es que te enjuagues con una abundante cantidad de agua y de manera profunda.
  2. Posteriormente, procede a sujetar tu cepillo de forma inclinada, con el objetivo de ubicar las cerdas del cepillo justo debajo del alambre que posee tus brackets. Una vez lo tengas en esa posición, procede a limpiar todas las zonas del diente, tanto encima, como debajo e incluso entre los propios brackets. Tip adicional: comprueba que cepillas bien la zona en la que contactan la encía y el diente, pues se trata del lugar en el que más se amontona la placa bacteriana.
  3. Por último, te aconsejamos que, antes de finalizar con el cepillado, utilices un cepillo interdental, pues están conformados de forma específica para aquellas zonas estrechas, como son las de los brackets, y te permitirá eliminar restos de comida que un cepillo al uso no puede quitar.

Y ya estaría, proceso completado. Pese a lo que pueda parecer de primeras, resulta prácticamente indiferente el hecho de utilizar un cepillo eléctrico o uno tradicional, puesto que lo que de verdad marca la diferencia entre un buen o mal cepillado es la técnica que utilices.

Cómo limpiar los dientes | © Pixabay.com

5

Cómo limpiar los dientes con cepillo eléctrico

En caso de que cuentes con un cepillo eléctrico, debes saber que el método de cepillado difiere notoriamente del que se realiza con el cepillo clásico, a la par que podrás obtener una óptima eliminación de la placa bacteriana y un menor riesgo de padecer gingivitis.

Para limpiarte los dientes con un cepillo eléctrico, dirige el cabezal del mismo, con el objetivo de que pueda pasar sin dificultades por todas las partes de tu boca. En este sentido, la mejor técnica es la de mantener el cepillo en paralelo y contra el lateral de tus dientes, pues es la manera más efectiva de lograr una limpieza bucal adecuada.
Con el cepillo eléctrico no hará falta que aprietes ni frotes, sino que debes dirigir el cepillo de un diente a otro, tratando de seguir siempre la curva natural que presentan tus encías y dientes. Tip adicional: espera a que el cepillo eléctrico haga su trabajo y trata de que se mantenga en el mismo sitio antes de proceder a limpiar otro diente.

Asimismo, el quid de la cuestión se encuentra en intentar pasar el cepillo eléctrico por todas las partes que integran tus dientes, es decir, tanto las propias superficies de masticación, detrás de las muelas, así como en la parte interior y exterior de los mismo, con el objetivo de lograr los mejores resultados sin apenas realizar esfuerzo.

6

Cómo limpiar los dientes con hilo dental

El uso de hilo dental se reserva fundamentalmente a aquellas personas que han padecido problemas bucodentales o a aquellas que quieran complementar su cepillado habitual con una técnica muy efectiva y económica, que te va a permitir lograr una limpieza bucal única.

Para limpiarte los dientes con hilo dental, solo tendrás que seguir las instrucciones que, a continuación, te pasamos a enumerar:

  1. En primer lugar, tendrás que conseguir hilo dental y cortar un trozo que sea de 50 centímetros aproximadamente, pues es la medida perfecta.
  2. A continuación, enrolla los extremos usando el dedo corazón de cada una de tus manos, con el objetivo de que puedan quedar libres los dedos pulgar e índice. Tip importante: intenta ubicar el hilo en uno de tus dedos para poder siempre utilizar la parte del hilo que se encuentre limpio.
  3. Después, pasa el hilo en el propio espacio interdental que estimes oportuno, para lo cual te recomendamos un gesto de vaivén o, si lo prefieres, de serrucho, ya que es la mejor técnica para limpiar de manera profunda la superficie existente en los dientes.
  4. Posteriormente, realiza movimientos alrededor del diente, intentando rodear la pieza dental que corresponda con el hilo. Llegados a este punto, ten cuidado y asegúrate de que usas hilo dental limpio para erradicar la placa que tengas.
  5. Repite el proceso de pasar el hilo por todas las zonas de tu boca y termina por enjuagarte de manera precisa la boca, con la finalidad de eliminar por completa la placa bacteriana o los restos de comida que se hubieran generado.
7

Cómo limpiar los dientes con retenedores fijos

En caso de que tengas retenedores fijos, has de tener en cuenta que la limpieza se alza como una práctica fundamental para evitar tirar todo el trabajo y el dinero por la borda, pues un mal proceso puede dar lugar a la aparición de incómodos problemas bucodentales.

En este sentido, durante el proceso de cepillado, te aconsejamos que prestes especial atención a la zona en la que se encuentran ubicados los propios retenedores fijos, pues de ella depende que hagas un buen cepillado y evites que surjan inconvenientes no deseados.

Por ello, realiza el mismo método de limpieza de dientes, mencionados en los dos primeros apartados del presente artículo, y, una vez termines, te aconsejamos que pases de manera suave el cepillo por la zona correspondiente para acabar con el propio exceso de placa, así que no lo dejes pasar y trata de aplicarte en este ámbito.

Una vez hayas finalizado con la limpieza de tus dientes, lo ideal es que emplees un cepillo interproximal, pues te va a permitir lograr una limpieza más óptima y profunda de tu retenedor, ya que su principal ventaja es que podrás pasarlo entre los dientes, hecho que facilita enormemente esta tarea.

8

Cómo limpiar los dientes a un bebé

En caso de que tengas un bebé, no pienses que hasta que no le salgan todos los dientes no es necesario proceder a una limpieza bucal, sino que es fundamental que, desde la aparición de los primeros dientes, fomentes el cepillado de sus dientes, para lo cual existen cepillos y pastas dentífricas especiales.

El lugar ideal para el cepillado es tu regazo, pues podrá tener la cabeza perfectamente apoyada en una superficie que sea estable, al mismo tiempo que te encuentras cerca de él para tener mejor visión. En lo que a frecuencia se refiere, te aconsejamos que le cepilles los dientes dos veces por día, como mínimo, durante aproximadamente dos minutos, prestando especial atención al cepillado de antes de dormir.

Antes de proceder a la limpieza bucal, asegúrate de que tu hijo se encuentra relajado. Respecto a la técnica, no difiere mucho de la de los adultos, pues deberás realizar movimientos de carácter horizontal o circular, siempre con gran delicadeza y suavidad.

Asimismo, intenta no dejar ningún tipo de hueco en la superficie de cada uno de los dientes, al mismo tiempo que has de cepillarlos de forma precisa también por dentro. Por último, nuestro consejo es que empieces por los dientes ubicados en la parte trasera para terminar en la propia boca, pues es el método que mejor limpieza garantiza a tu bebé.

Deseamos que este artículo te haya servido para convertirte en un experto limpiado distintos tipos de dientes en diferentes escenarios, gracias a una serie de trucos, recomendaciones y técnicas para que tengas éxito. En caso de que te surja cualquier duda o pregunta, te animamos a que dejes un comentario, ya que estaremos encantados de resolver cualquier cuestión que te asalte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *