Cómo se calcula declaración de renta

La declaración de la renta, también conocida como Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), es un impuesto de obligado pago a la Agencia Tributaria por parte de todos los ciudadanos, aunque existen excepciones, que se calcula en relación a los ingresos que hubieran obtenido los contribuyentes durante el año correspondiente, denominado ejercicio fiscal.

Se trata, por lo general, de una tarea que genera mucho estrés debido a la dificultad que puede llegar a plantear si no se dominan ciertos términos. ¿Te gustaría aprender a calcular tu declaración? En nuestro artículo encontrarás todas las respuestas que buscas; simplemente deberás estar muy atento/a y no dejar de leer todas nuestras recomendaciones.

  1. Cómo se calcula declaración de renta
  2. Consejos para calcular la declaración de la renta
  3. Cómo se calcula declaración de renta de persona natural
  4. Cómo se calcula el pago de declaración de renta
  5. Cómo se calcula la declaración estimada de rentas

Cómo se calcula declaración de renta | © Pixabay.com

1

Cómo se calcula declaración de renta

En primer lugar, antes de proceder al cálculo concreto de la declaración de la renta, deberás conocer una serie de conceptos previos. Por ejemplo, la cuota líquida del IRPF se corresponde con lo que tendrás que abonar en concepto de pago de dicho tributo, a lo que podrás acceder restando a la cuota íntegra las deducciones a las que tengas derecho.

La cuota íntegra no es más que el resultado que se obtiene de la aplicación del tipo impositivo, es decir, el porcentaje de impuesto que debes pagar sobre la base liquidable; una cuantificación económica del hecho imponible como la obtención de rentas o rendimientos del trabajo.

Asimismo, el porcentaje de IRPF que se aplica cambia en función de tus ingresos, por lo que para calcularlo solo tendrás que comprobar en que situación económica te encuentras y el tramo que corresponda:

  • Ingresos hasta 12.450€: Tipo estatal (9,50%) – Tipo autonómico (9,50%) – Tipo total (19%)
  • Ingresos de 12.450€ a 20.200€: Tipo estatal (12%) – Tipo autonómico (12%) – Tipo total (24%)
  • Ingresos de 20.200€ a 35.200€: Tipo estatal (15%) – Tipo autonómico (15%) – Tipo total (30%)
  • Ingresos de 35.200€ a 60.000€: Tipo estatal (18,50%) – Tipo autonómico (18,50%) – Tipo total (37%)
  • Ingresos de 60.000€ a 300.000€: Tipo estatal (22,50%) – Tipo autonómico (22,50%) – Tipo total (45%)
  • Ingresos a partir de 300.000€: Tipo estatal (24,50%) – Tipo autonómico (22,50%) – Tipo total (47%)
2

Consejos para calcular la declaración de la renta

Una vez ya hayas comprendido a la perfección cómo calcular la declaración de la renta, llega el momento de ahondar en una serie de consejos para que tengas éxito en esta tarea. Lo primero que te recomendamos es que mires los tramos de IRPF mencionados en el apartado anterior, que se aplican sobre tu salario mensual y pagas extraordinarias de manera progresiva.

Al retenerse una parte de tu nómina, como adelanto a Hacienda en previsión de lo que tendrás que abonar con posterioridad en tu declaración de la renta, aunque te retengan menos de lo habitual, la cantidad de IRPF será menor. Si, por contra, te han retenido más de la cuenta, Hacienda te devolverá la diferencia.

Por ello, te aconsejamos que te fijes en las tablas del IRPF, puesto que podrás ir calculando tu declaración de la renta, ya que te permiten tener una noción general de lo que se te retiene, en función del salario y de las circunstancias familiares y personales de cada uno de los trabajadores.

Por ejemplo, si se tienen en cuenta aspectos como el estado civil, los hijos, personas mayores que estén a tu cargo o personas con discapacidad, el resultado será algo diverso. Estas variantes se tendrán en cuenta en la nómina respecto al IRPF, por lo que si tienes hijos pequeños o familiares mayores de 65 años a tu cargo, pagarás menos.

En el supuesto de que la declaración te salga a devolver, es decir, que recibieras una cantidad de dinero concreta, lo podrás destinar a preparar unas vacaciones inmejorables. ¿Por qué no le echas un vistazo hoy a los alojamientos de Booking? Encontrarás sin duda los mejores precios en su web.

3

Cómo se calcula declaración de renta de persona natural

Para que comprendas a la perfección cómo calcular la declaración de renta de una persona natural, te aconsejamos que revises los apartados anteriores, ya que te serán de bastante utilidad. A continuación, te dejamos un ejemplo concreto sobre cómo calcular la declaración de la renta de este tipo de personas:

  • Juan Pérez es programador en una empresa bilbaína, logrando unos ingresos al año de 32.800€, una vez que se ha procedido al descuento de las reducciones que correspondan. Asimismo, las deducciones se han de tener en cuenta puesto que, en este caso concreto, Juan tiene un hijo de 7 años. Por tanto, el cálculo se realizaría de la siguiente manera:
  1. Partimos de que la base liquidable asciende a 32.800€.
  2. Al situarse en un tramo correspondiente, que podrás consultar en el primer apartado del presente artículo, se halla en la fila concreta del 32.060, por lo que le corresponde una cuota íntegra de exactamente 8.175,30€.
  3. Por tanto, la base liquidable se halla por encima de dicho importe, ya que la resta entre 32.800 y 32.060 da como resultado 740. Es decir, a ese importe total se le aplica un IRPF del 37%, por lo que multiplicando 740 por 37% resulta 273,80.
  4. Asimismo, habría que sumar a la cuota íntegra esta aplicación del IRPF, lo que haría que la suma total fuera de 8.449,10€.
  5. Seguidamente, a este cuota integra se le aplica, debido a la situación geográfica de este IRPF, una minoración general correspondiente a la autoliquidación, así que el cálculo sería de 8.449,10€ menos 1432€, lo que da un total de 7017, 10€.
  6. Posteriormente, llegará el momento de aplicar deducciones en función de la situación personal y familiar de este contribuyente. Por tener un hijo, que se alza como el primer descendiente, existe una deducción de 603€, mientras que por ser menor de 6 años, también se aplica una deducción de 347€.
  7. En definitiva, si al resultado obtenido con anterioridad le restamos las deducciones, obtendremos la cuota total a pagar en concepto de IRPF que sería la siguiente: 7017, 10€ – 347€ – 603€ = 6.067,10€.

Aunque al principio te parezca algo complejo, una vez que conozcas las reglas básicas, el cálculo de la declaración de la renta será un paseo. Para ello, no puede dejar pasar la oportunidad de fijarte en las calculadoras de Bruneau, pues te dará unas prestaciones inmejorables a un precio irresistible.

4

Cómo se calcula el pago de declaración de renta

Para calcular el pago de la declaración de la renta, como se ha incidido con anterioridad, tendrás que restar a tu base imponible las deducciones, lo que dará lugar una base liquidable general, a la que se le debe restar lo que se conoce como mínimo personal y familiar.

Básicamente, se refiere a un importe estimado que se considera básico para la subsistencia que, en consecuencia, no se tributa a efectos del IRPF. Tal y como se ha explicado, al ser un impuesto progresivo, al importe de IPRF que tengas que pagar se le aplica un tipo impositivo, un porcentaje concreto, en función del tramo en que se encuentre.

Por si aún no te ha quedado claro, te dejamos un cuadro con los tramos de IRPF para este año y el porcentaje de tributo que deberás pagar en función de los ingresos que hubieras generado, así que presta atención y no te pierdas nada:

  • Hasta 12.450€ – Tipo Total del 19%
  • De 12.450€ a 20.200 – Tipo Total del 24%
  • De 20.200€ a 35.200€ – Tipo Total del 30%
  • De 35.200€ a 60.000€ – Tipo Total del 37%
  • De 60.000€ a 300.000€ – Tipo Total del 45%
  • A partir de 300.000€ – Tipo Total del 47%
Si una vez que hayas hecho tu declaración de la renta te das cuenta de que necesitas una determinada cantidad económica, no dudes en recurrir a los préstamos personalizados de Fintonic. ¡Descubre sus grandes ofertas!
5

Cómo se calcula la declaración estimada de rentas

Las rentas retribuidas también forman parte de la declaración de la renta anual, por lo que no debes dejar pasar por alto este concepto, ya que es una cantidad de notoria importancia para realizar el cálculo de forma correcta y adecuada.

Básicamente, tal y como establece la Ley sobre el IRPF, las rentas estimadas son aquellas que se presumen retribuidas, a excepción de que se pruebe lo contrario, como por ejemplo la prestación de bienes, derechos o aquellos servicios que sean susceptibles de poder generar rendimientos del trabajo o rendimientos del capital.

Asimismo, la mencionada ley también señala que, una vez que se haya producido el cálculo correspondiente de las rentas estimadas, estas se imputarán, es decir, se computarán concretamente en el período impositivo, también conocido como ejercicio fiscal, en que se entienda que se hubieran producido.

🔍 ¿Todavía te queda alguna que otra duda por resolver? ¿Necesitas realizar un cálculo que no hemos comentado? ¡Cuéntanoslo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *