Cómo comer ostras

Las ostras, un tipo de molusco muy preciado, se han convertido en uno de los mariscos por excelencia para ocasiones especiales, generalmente durante la Navidad. Su exquisito sabor, la facilidad de elaboración y su combinación con multitud de recetas lo convierten en un alimento imprescindible en cualquier evento.

Sin embargo, su elevado precio hace que solo se consuma en determinados momentos, lo cual no debe privarte de pegarte un capricho de vez en cuando. Pero…¿realmente sabes cómo comer ostras? Aunque parezca un proceso simple, en realidad no lo es tanto; si quieres quedar bien con tus acompañantes, ¡sigue leyendo!

  1. Cómo comer ostras
  2. Cómo comer ostras frescas
  3. Cómo comer ostras crudas
  4. Cómo comer ostras en restaurante
  5. Cómo comer ostras congeladas
  6. Cómo comer ostras rizadas
  7. Cómo comer ostras gratinadas
  8. Cómo comer ostras portuguesas

Cómo comer ostras | © Pixabay.com

1

Cómo comer ostras

Lo primero que deberás tener en cuenta es abrirlas de la forma adecuada, ya que así comerlas después te resultará mucho más sencillo. ¿Preparado/a para descubrir cómo? A continuación te dejamos una serie de pasos para que lo consigas con éxito:

  1. Antes de nada recubre tu mano con un paño de cocina.
  2. Posteriormente, coloca la ostra que quieras abrir en la palma de la mano que no domines, situando la concha en posición hacia bajo; su vértice debe mirar hacia tu muñeca.
  3. Seguidamente tendrás que buscar la separación correspondiente entre las valvas que integran la ostra, con el objetivo de introducir tu cuchillo. Tip adicional: ten mucho cuidado, no apliques demasiada fuerza y utiliza el cuchillo en el lado diestro y en la parte de la mitad delantera de la ostra.
  4. Después, el músculo que resulte tendrá que ser cortado de manera horizontal con el cuchillo, intentando hacerlo lo más cerca posible de la valva superior.
  5. Por último, te darás cuenta de que, con estos pasos, la ostra cede y podrás separar de forma sencilla ambas partes de la concha realizando un suave movimiento en forma de palanca en el vértice de la misma.

Añade un chorro de limón natural y… ¡listo! Ya podrás degustar este plato tan exquisito. ¿Buscas añadirle un sabor todavía más auténtico? Combina tus ostras con los vinos de Exquisitoo; sin duda su gran variedad de precios y de productos te encantará.

2

Cómo comer ostras frescas

Si has obtenido tus ostras en un estado fresco, lo habitual es comerlas de manera individual, con un chorro de limón o de vinagre, en su defecto, como ya te hemos comentado anteriormente.

Sin embargo, existen otras alternativas bastante atractivas para acompañar a tus ostras. ¿Por qué no le das una oportunidad al vinagre de estragón? Simplemente con un poco que rocíes ya notarás en seguida su gran sabor.

Si quieres un acompañamiento un poco más suculento, no puedes dejar pasar la oportunidad de preparar una salsa o un tipo de jugo que te agrade o tengas por casa, ya que el resultado será inigualable. ¡Repetirás!

Como consejo adicional debes saber que lo recomendable es masticar las ostras con delicadeza y cuidado en varias ocasiones antes de que procedas a tragártelas, pues es la forma perfecta para apreciar y degustar todo el sabor de este marisco.

Por último, cuando termines de comerte la ostra, no olvides que el caldo que tiene también está delicioso, así que… ¡no lo tires! Reutilízalo para otro tipo de platos y vive una experiencia gastronómica única.

3

Cómo comer ostras crudas

Si quieres disfrutar de ostras crudas, debes saber que la manera de comértelas no difiere mucho de lo mencionado en los apartados anteriores. Aún así te ofrecemos algunos consejos adicionales muy útiles:

  1. Lo primero es hacerte con un tenedor para aflojar de manera óptima la ostra y poder despegar perfectamente la carne de la propia concha.
  2. A continuación, aunque se trate de un paso opcional, solo si quieres probar algo nuevo, lo ideal es que des la vuelta a la concha y la coloques boca abajo.
  3. Ahora solo tendrás que coger la ostra y llevarla directamente a tu boca con un giro suave para disfrutar al máximo.
  4. Nuestro consejo es que mastiques con calma, que muerdas la ostra para disfrutar de una explosión de sabores exquisita.
  5. Por último, también podrás añadir el tipo de maridaje que más te atraiga y, así, elegir la combinación perfecta para acompañar a este preciado molusco.

Aunque las ostras contengan una alta variedad de propiedades, deberás seguir siempre una dieta equilibrada y añadir otro tipo de nutrientes. Échale un vistazo a los sustitutivos de comida de Dietox, pues son una gran alternativa para mejorar tu salud a un precio bastante económico.

4

Cómo comer ostras en restaurante

¿Te han invitado a esa comida de empresa o a esa cena tan especial y quieres aprender a degustar ostras? Para que no parezca la primera vez que te enfrentas a este tipo de marisco, te aconsejamos seguir nuestros pasos. ¡No dejes de leer!

Mediante un cuchillo corto que disponga de una buena punta, aunque es probable que en el restaurante te den un tenedor pequeño, que también bastará, tendrás que separar la carne de la concha. Para ello, pasa la punta de tu cubierto por debajo de la misma para separarlo más rápido.

A continuación, con cuidado, llévate la ostra a la boca y deja que se deslice lentamente; a partir de ese momento notarás como su sabor tan auténtico se adhiere a tu paladar y dejarás de preocuparte por nada más. Para conseguir una esencia única combínala con otros moluscos como mejillones o gambas.

Además, no pienses que el líquido de la ostra no está hecho para ser bebido, sino todo lo contrario. No te olvides de acompañar tu cena o tu comida con una copa de vino blanco y el resultado será espectacular, al mismo tiempo que disfrutarás de tu velada al 100%.

5

Cómo comer ostras congeladas

Existen multitud de alternativas y recetas para que prepares platos deliciosos y puedas disfrutar al máximo del sabor que presenta este tipo de molusco tan característico, incluyendo los congelados.

¿Lo primero de todo? Descongela tus ostras. Para ello, tendrás que disponer de un recipiente con agua que se encuentre a una temperatura ambiente y, a continuación, introducir las que estimes oportunas para tu receta durante aproximadamente 20 minutos.

Este proceso se realiza para que el hielo no rompa la pulpa de tus ostras, lo que supondría una gran pérdida de la calidad del producto. Combínalas con un queso mascarpone que sea suave y acompáñalo con caviar negro. ¡Te encantará!

Por otro lado, también tienes la opción de freír las ostras y presentarlas en forma de brocheta o también envolverlas directamente en unas rebanadas de tocino. ¿Lo habías probado antes? Hornear tus moluscos es otra de las alternativas.

Las ensaladas siempre son una alternativa estrella, a las que podrás añadir cualquier tipo de ingrediente sin perder la esencia de su sabor. ¿Por qué no echas un par de ostras? Desayuna unas tostadas con Filadelfia y añade también alguna que otra.

6

Cómo comer ostras rizadas

Las ostras rizadas son una variedad muy exquisita de este molusco, cuyas recetas no pueden ser más exquisitas. ¿Te gustaría conocer alguna? A continuación te ofrecemos nuestra alternativa favorita, ¡toma nota!

Ingredientes

  • Ocho ostras rizadas (para 2 personas)
  • Zumo de limón

Receta 🧑🏼‍🍳

  1. Abre las ostras con delicadeza y mucho cuidado. Si no sabes cómo realizar este proceso, te aconsejamos que revises los apartados anteriores, ya que ahí te lo detallamos mucho mejor.
  2. Posteriormente, deposita la carne de cada una de las ostras en la concha que se encuentre en un estado más profundo.
  3. Agrega la cantidad de zumo de limón y…¡listo!
  4. Empieza a disfrutar de tus ostras.

Otra de las opciones que tienes a tu alcance para degustarlas es prepararlas al horno o al vapor; de esta manera obtendrás un sabor mucho más delicioso que de la forma tradicional.

¿Has pensado alguna vez hacerlas a la brasa? Potencia su aroma combinándolas con otros ingredientes o, si te atreves, pásate a los buñuelos de ostras. Sin duda una alternativa bien sabrosa.

El jamón es uno de los productos que podrás acompañar a cualquier plato, además de servir como un entrante estupendo. Consigue hoy una experiencia gastronómica bastante completa y placentera al añadir un par de ostras… ¡No habrás probado nada igual! Los jamones de Jamones Rivera no pueden ser de mejor calidad.

7

Cómo comer ostras gratinadas

Las ostras gratinadas son un plato muy delicioso y una opción ideal para cualquier comida o cena en la que quieras innovar en la cocina. Para elaborar su receta no necesitarás muchos ingredientes, simplemente los adecuados:

Ingredientes

  • Ostras (el número varía en función de las personas que vayan a comer)
  • Zumo de limón
  • Mantequilla
  • 3 yemas de huevo
  • Pimienta
  • Sal
  • Aceite
  • Perejil picado
  • Nata

Receta 👩🏻‍🍳

  1. En primer lugar, tendrás que abrir las ostras, mantenerlas en su estado natural, y, posteriormente, reservar tanto su carne como su jugo.
  2. Las conchas que se encuentren planas deberás tirarlas, pues el objetivo es colocar aquellas que sean profundas en tu placa de horno, siempre recubiertas con un poco de sal que sea gruesa.
  3. Para preparar tu salsa te aconsejamos que pongas en un cazo un poco de mantequilla para que se funda.
  4. Seguidamente, en un bol echa zumo de limón y añade tres yemas de huevo.
  5. A continuación, coloca este bowl en lo que se conoce como al baño María, que no es más que un método consistente en sumergir la mezcla de un recipiente a otro, a través del líquido que estimes oportuno.
  6. Bate ahora la mezcla con una varilla y ve montándola.
  7. Luego te tocará sazonar e ir añadiendo la mantequilla al mismo tiempo… Pero, ¡ojo! No dejes de batir.
  8. Echa el caldo que habías reservado en una sartén con un poco de aceite, perejil y nata.

Para terminar con tu receta simplemente deberás colocar cada ostra en su concha correspondiente, además de echar por encima el resultado de tu salsa. Hórnealo todo durante 3 minutos y… ¡gratinado listo!

8

Cómo comer ostras portuguesas

Si tienes en tu poder ostras portuguesas, te aconsejamos que la primera vez que las degustes lo hagas de manera fresca y natural, que no es más que añadirle un chorrito de limón. Mmm, ¡delicioso!

No obstante, si buscas algo más elaborado, debes saber que existen multitud de recetas para preparar unas ostras portuguesas espectaculares. Por ejemplo, el pollo con salsa de ostras siempre es un acierto.

Si quieres arriesgar un poco más, unos noodles de salmón en salsa de ostras te van a brindar un sabor increíble, por lo que quizás deberías pasarte hoy mismo a esa receta. 😉

Una fritura de ostras te hará disfrutar de un rebozado con un sabor muy auténtico o, si buscas, algo más picante, probar incluso la salsa de rábanos. Aún así, a nosotros nos encanta acompañarlas con un poco de caviar.

¿Y tú? ¿Ya te has pasado a las ostras? Cuéntanos más sobre tus recetas y experiencias con este molusco, ¡queremos conocerlas todas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *