Cómo ahorrar energía en casa

El ahorro energético se ha convertido en una máxima que todo ciudadano debe cumplir, con el objetivo de garantizar sostenibilidad y obtener un precio reducido en las facturas de energía. Se trata de una tarea fundamental que no se cimienta en un solo día, sino que es necesario generar una serie de hábitos y comportamientos regulares, fijándonos una meta que debemos alcanzar. Mediante pequeños mecanismos diarios, notarás de manera paulatina como se va produciendo una rebaja en el consumo de energía. Por ello, te invitamos a que sigas leyendo el presente artículo, puesto que te vamos a brindar todos los detalles, consejos e información útil que necesitas conocer para tener claro cómo ahorrar energía en casa, lo que supondrá también ahorrar dinero.

  1. Cómo ahorrar energía en casa
  2. Cómo ahorrar energía en invierno
  3. Cómo ahorrar energía eléctrica
  4. Cómo ahorrar energía en el colegio
  5. Cómo ahorrar energía en el salón
  6. Cómo ahorrar energía en la cocina
  7. Cómo ahorrar energía para niños
  8. Cómo ahorrar energía con un termo eléctrico
  9. Cómo ahorrar energía con el frigorífico
  10. Cómo ahorrar energía en calefacción
Cómo ahorrar energía en casa | © Dreamstime.com

1

Cómo ahorrar energía en casa

El hogar es, sin duda alguna, una de las estancias en las que más consumo de energía realizamos, por lo que debemos tener en cuenta una serie de tips que, a final de mes, tu bolsillo agradecerá. En primer lugar, es necesario aprovechar la luz solar, una de las bondades de la naturaleza, ya que te va a permitir ahorrar en la factura de energía. Además, España es un territorio muy soleado así que solo tienes que poner en práctica este consejo y notarás la diferencia.

Si no se apaga, se paga. Este consejo tan popular es una gran verdad, por lo que debes ocuparte de comprobar que las luces que no usas estén apagadas. En este sentido, para obtener un ahorro en la factura, también te recomendamos las bombillas de bajo consumo LED de Ledbox. Debes saber que disponen de precios bastante competitivos y una calidad excelsa.

Asimismo, mantener una temperatura adecuada en tu hogar, aunque no resulte fácil convencer a todos los inquilinos, resulta fundamental para alcanzar la sostenibilidad. Nuestro consejos es que en inverno mantengas de 20 a 23 grados y en verano de 22 a 25 grados en tus aparatos.

Una forma muy efectiva de conseguir un mayor ahorro de energía en casa es tratar de aprovechar lo que se conoce como horas Valle que, básicamente, son horas en las que el consumo de energía tiene un menor coste. Por ejemplo, puedes poner la lavadora o el lavavajillas por la noche y obtener un ingente ahorro.

Respecto a las tareas del hogar, debes tener en cuenta que la plancha se alza como uno de los electrodomésticos que consumen mucho más de lo que a primera vista pueda parecer, ya que necesita una gran cantidad de energía para alcanzar temperaturas altas. Por ello, te recomendamos que trates de planchar toda la ropa de una sola vez para generar un hábito eficaz de ahorro.

2

Cómo ahorrar energía en invierno

El invierno es una de las épocas del año en las que se consume una mayor cantidad de energía. Las mañanas y noches frías, así como las posibles precipitaciones dificultan el ahorro. No obstante, unos pequeños cambios pueden ayudar a mantener tu casa caliente a un precio competitivo.

En primer lugar, bajar la temperatura de tu termostato o del calentador de agua, te va a permitir regular el consumo a lo que más se ajuste a tus necesidades. Asimismo, debes cerrar las habitaciones que no se usen para reducir las estancias que debes mantener calientes.

Otra alternativa atractiva y fácil de realizar es la de sellar los conductos del aire, así como las ventanas y puertas para eliminar las corrientes de aire y evitar la pérdida de calor de tu vivienda, lo que te va a dar la posibilidad de recortar en tus facturas de gas y electricidad.

La utilización de un humificador, ante el aire que nos rodea y que nos transmite la sensación de frío, supone añadir humedad y evitar una sensación más fría y seca. En este sentido, colocar un humificador pequeño en los espacios más concurridos de tu hogar te dará la posibilidad de aumentar tu nivel de comodidad.

Ajustar tu ventilador de techo, cambiando los controles con el objetivo de que el ventilador gire en la dirección del reloj a una baja velocidad, te ayudará a que las estancias de tu hogar se mantengan más calientes. En este sentido, nuestro consejo es que eches un vistazo a los ventiladores de techo de Lamparas.es, ya que disponen de precios bastante atractivos y rendimiento instantáneo.

3

Cómo ahorrar energía eléctrica

Para ahorrar energía eléctrica y reducir el precio final de tu factura, te recomendamos, en primer lugar, utilizar focos de iluminación eficientes, puesto que podrás ahorrar hasta un 60% respecto a la iluminación tradicional y tienen una vida útil 10 veces más alta.

Pintar las paredes con colores claros, como por ejemplo el blanco, te va a permitir lograr una mayor luminosidad que la que podrías conseguir con colores más oscuros. Este pequeño gesto puede suponer alcanzar una iluminación con mayor eficiencia.

Como ya se ha comentado con anterioridad, aprovechar la luz natural durante el día y apagar las luces que no se utilicen, así como los enchufes de los aparatos que no uses te va a permitir lograr un ingente ahorro y no te será dificultoso convertirlo en una rutina.

Usar eficientemente la lavadora y la secadora se antoja como un gesto clave para ahorrar en tu factura. Nuestro consejo es que utilices lavadora al máximo de su capacidad, pero sin sobrecargarla, estableciendo ciclos de lavado cortos. En caso de que fuera posible, deberás hacer la misma tarea en el uso de tu secadora.

El aire acondicionado también es uno de los aparatos que más consumo puede llegar a generar. En este sentido, te recomendamos que mantengas una temperatura agradable en torno a los 22 grados. Asimismo, deberás hacer regularmente labores de mantenimiento y limpieza de estos equipos.

4

Cómo ahorrar energía en el colegio

Ahorrar en el consumo de energía en los colegios, así como transmitir a los más pequeños los hábitos y prácticas que deben seguir permite ayudar al cuidado del entorno y a la conservación del medioambiente. En este sentido, la educación ambiental desde la infancia va a suponer la formación de futuros ciudadanos conscientes de la importancia de reducir el consumo.

En primer lugar, es necesario señalar que la suciedad resta luminosidad. Por ello, se debe fomentar la práctica de mantener limpias las pantallas y lámparas. Tal y como se ha incidido con anterioridad, aprovechar la luz natural se antoja como un paso clave para alcanzar la eficiencia.

Para concienciar a los más pequeños, una buena alternativa es la de crear carteles animados que establezcan instrucciones y pautas que deben seguir, como por ejemplo apagar las luces una vez que se ha abandonado el aula o el baño.

Aunque parezca obvio, en ocasiones mantenemos la ventana abierta con el objetivo de ventilar, mientras que la calefacción se encuentra abierta, lo que supone una pérdida de calor constante. Por ello, es necesario revisar esta práctica y tratar de lograr una optimización del rendimiento energético.

En caso de que se utilicen ordenadores en las aulas, apagarlos cuando no se van a utilizar también supone un ingente ahorro de energía. En este sentido, programar los ordenadores para que entren en modo reposo cuando no se detecta uso es una gran opción.

Cómo ahorrar energía en casa | © Dreamstime.com

5

Cómo ahorrar energía en el salón

Las épocas en las que el calor o el frío aprietan suponen momentos en los que hay que aplicarse e incidir en el ahorro energético, ya que en estas etapas se producen las puntas de consumo. No obstante, una serie de pequeñas estrategias fáciles y prácticas te van a permitir ahorrar en la factura.

En primer lugar, es necesario controlar la presión del agua. Es decir, el control de la presión que ejerce el circuito de la caldera se antoja como una tarea fundamental para conocer si existen pérdidas de agua por alguna junta o por el taponamiento de los radiadores, lo que va a suponer una caída importante en la eficiencia energética.

Revisar la caldera de gas al menos una vez por años es una tarea clave. Es importante que dispongas de un servicio de mantenimiento que realice una revisión anual. Los objetivos son claros: garantizar la seguridad y reducir el consumo de energía.

Usar un termostato y, en caso de que sea posible que permita su programación, también es una práctica primordial. Controlar las distintas temperaturas a lo largo del día o la semana para alcanzar un estado agradable también te va a permitir ahorrar en la factura.

Por último, pero no menos importante, te recomendamos usar regletas de enchufes con interruptor para evitar los período de stand by y poder desconectar a la vez todos los electrodomésticos de la red eléctrica. Conviene apagarlos antes de dormir o marcharnos de vacaciones, puesto que el consumo puede alcanzar el 20% del total.

6

Cómo ahorrar energía en la cocina

La cocina se alza como la estancia del hogar en la que más energía se consume. En ella, disponemos de los electrodomésticos que más energía consumen y es uno de los lugares de la casa en el que más tiempo pasan las familias, por lo que es necesario tener en cuenta pequeños hábitos para lograr un ingente ahorro.

En este sentido, lo ideal es que adquieras electrodomésticos de bajo consumo para ahorrar en la factura. Nuestro consejo es que busques en Evvo las lavadoras o frigoríficos que más se ajusten a tus necesidades. Asimismo, existe la posibilidad de realizar pagos fraccionados para que hagas tus compras en cómodos plazos.

También es importante mantener el frigorífico o congelador lleno, pero sin llegar a sobrecargarlo. Una alternativa atractiva es la de usar recipientes de agua o bolsas con hielos, con el objetivo de llenar los espacios vacíos que se generen.

Otro aspecto importante es limpiar las rejillas varias veces al año, ya que la existencia de suciedad supone un trabajo más costoso para enfriar. En caso de que vayas a utilizar el horno, debes tener en cuenta que no debes precalentarlo más de lo necesario, por lo que tienes que prestar atención.

Por último, es necesario que abras la nevera solo en aquellos casos en los que haga falta, ya que se escapa alrededor del 30% del aire frío cada vez que realizas la acción de abrir el refrigerador. Tal y como se ha comentado con anterioridad, debes utilizar el lavavajillas cuando esté cargado completamente, pero sin llegar a sobrecargarlo.

7

Cómo ahorrar energía para niños

Para frenar el impacto medioambiental, así como ahorrar en la factura, es necesario optimizar el consumo de energía y reducirlo en la medida en que sea posible. Por ello, debemos transmitir hábitos y consejos a los más pequeños para que ellos también estén concienciados.

En primer lugar, es necesario educar a los niños en que no es necesario ir a todas partes en coche. Si tenemos que realizar pequeños trayectos para recados cercanos a nuestro hogar, la alternativa de caminar o ir en bicicleta supone un gran medida para ahorrar energía.

Como se ha comentado con anterioridad, los más pequeños deben tener en cuenta que cuando no se utilicen las luces de una estancia o un determinado aparato, es necesario apagarlo. Con el tiempo, acabarán interiorizándolo y lo realizarán como una práctica habitual.

Predicar con el ejemplo también es clave. Es decir, si ya tenemos cargado el teléfono móvil y no desenchufamos el cargador o abrimos la nevera más tiempo de lo necesario, no estamos inculcando a nuestros hijos los hábitos que deben seguir. Prestar atención a estos detalles va a generar una mayor facilidad de aprendizaje de lo que no se debe hacer.

8

Cómo ahorrar energía con un termo eléctrico

La alternativa de adquirir un termo eléctrico que sea programable se antoja como imprescindible para regular el consumo de energía que realizamos. Si establecemos una programación eficiente, podremos garantizar el suministro de agua caliente únicamente en aquellos momentos en los que resulte necesario.

Para ahorrar en el precio final de la factura, una alternativa bastante atractiva es la de contratar lo que se conoce como tarifa de discriminación horaria. Esto supone que el consumo eléctrico va a ser mucho menor por las noches, por lo que debemos calentar el agua por la noche para que el gasto sea menor.

Asimismo, es necesario tener en cuenta que el lugar en el que ubiques el termo resulta importante. Nuestra recomendación es que el termo lo alojes en el interior de la casa, en vez de en el exterior. Esto impide que el termo tenga que lidiar con los cambios de temperatura, lo que puede suponer un ahorro de hasta el 30%.

Por último, te aconsejamos que utilices filtros en los grifos. Mediante lo que se conoce como perlizadores, que son pequeños accesorios que se encuentra en el orificio de la salida del agua, podrás ahorrar en el consumo de electricidad que utilizas para calentar el agua.

9

Cómo ahorrar energía con el frigorífico

En ocasiones, aquello que resulta más sencillo es lo que acaba siendo más eficaz. Por tanto, si quieres ahorrar energía con el frigorífico, manteniendo las prestaciones habituales, es necesario que tengas en cuenta una serie de indicaciones.

Las neveras, al igual que el resto de electrodomésticos, llevan aparejadas una etiqueta que determina su nivel de eficiencia. Por ello, te recomendamos que busques neveras con una buena calificación (A+, A++ o A+++), ya que te puede garantizar un ingente ahorro. Si quieres optimizar el rendimiento de tu nevera te aconsejamos que eches un vistazo al menaje de cocina de Sihogar, ya que disponen de precios bastante económicos y prestaciones eficientes.

Asimismo, debes tener en cuenta que llenar la nevera hasta el tope no te va a permitir hacer un consumo responsable, por lo que debes revisarlo regularmente. Además, también deberás comprobar que la puerta de la nevera está cerrada cuando no la utilizas.

La ubicación del frigorífico en una lugar óptimo de la cocina también es un aspecto clave. En este sentido, en caso de que tengas la posibilidad, no coloques la nevera junto a fuentes de calor como el horno ni cerca de fuentes de luz solar directa, como por ejemplo una ventana.

Cómo ahorrar energía en casa | © Dreamstime.com

10

Cómo ahorrar energía en calefacción

La calefacción, en las épocas invernales, dispara el consumo y la factura. Por ello, debes tener en cuenta una serie de recomendaciones para optimizar el uso de la calefacción, manteniendo las prestaciones adecuadas para tener las estancias de tu hogar en un estado agradable.

En primer lugar, te recomendamos que trates de revisar la tarifa y la potencia contratada. En ocasiones, disponemos de una potencia superior a la que realmente necesitamos, por lo que hacer una comparativa de lo que usamos en relación a lo que contratamos es una gran alternativa.

Otra opción atractiva es la de colocar paneles reflectantes de calor justo detrás de los radiadores. Esto te va a permitir potenciar su efecto y el rendimiento, a la par que podrás ahorrar hasta un 20% en el gasto de calefacción.

Asimismo, debes vestir acorde a la época del año. Es decir, para reducir el uso de la calefacción en vez de vestir con prendas de verano durante el invierno, es mejor adaptar nuestra vestimenta a las condiciones climatológicas correspondientes.

Por último, para garantizar un óptimo rendimiento de la calefacción, debes realizar revisiones anuales para comprobar que todo funciona correctamente. Además, como se ha comentado con anterioridad, tratar de ubicar estos aparatos en lugares eficientes te va a permitir ahorrar en la factura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *