Cómo preparar tiramisú

En nuestro catálogo de recetas de postres no podía faltar uno de origen italiano tan exquisito: el tiramisú. Se trata de una especie de pastel frío elaborado con capas o láminas de bizcocho, mezcladas a su vez con una gran variedad de ingredientes, como el queso o el café. Seguro que sabes perfectamente de qué postre estamos hablando y si no, ¿a qué esperas para pedirlo en tu restaurante favorito? Lo mejor de todo es que también puedes hacerlo en casa. ¿Quieres saber cómo prepararlo? Entonces sigue leyendo.

  1. Cómo preparar tiramisú fácil
  2. Cómo hacer tiramisú en la Thermomix
  3. Cómo preparar tiramisú italiano
  4. Preparar tiramisú con queso crema
  5. Hacer tiramisú sin huevo
  6. Receta de tiramisú de turrón
  7. Hacer tiramisú de chocolate
  8. Hacer tiramisú de piña
  9. Preparar el mejor tiramisú
  10. Servir el tiramisú
  11. Cómo conservar tiramisú
Cómo preparar tiramisú | © Pixabay.com

1

Cómo preparar tiramisú fácil

La receta no puede ser más sencilla y económica. Simplemente necesitarás tener a mano los siguientes ingredientes, además de los adecuados utensilios de cocina:

Ingredientes

  • 200g de bizcocho
  • Cacao puro en polvo
  • 150g de azúcar
  • 450g de queso Mascarpone
  • 250g de café
  • 6 huevos camperos

Lo primero que te aconsejamos para preparar tiramisú casero fácilmente es hacer café y dejarlo enfriar. A continuación, agrega las yemas de los huevos en un bowl, separándolas previamente de las claras. 

Reserva estas en la nevera y también añade a tu cuenco azúcar, junto con el queso mascarpone. Para ello puedes utilizar unas varillas, como las que vienen integradas en las batidoras de Taurus.

En otro cuenco a parte agrega las claras de los huevos y móntalas a punto de nieve. Cuando la masa quede bien rígida y compacta, añádela a tu bowl con la otra mezcla. Una vez lo hayas juntado todo, es el momento de montar el tiramisú en capas.

Empieza vertiendo el café en un recipiente y mojando los bizcochos en él. Si son de soletilla será más fácil para ti prepararlo. Encima de ellos agrega la mitad de tu crema y vuelve a repetir el mismo proceso con el café y los bizcochos.

Añade la mezcla restante y deja reposar tu postre en la nevera de un día para otro. Dale un toque final esparciendo cacao en polvo por encima y estará listo. Fácil, ¿no?

2

Cómo hacer tiramisú en la Thermomix

Preparar tu postre favorito en casa con tu robot de cocina es otra de las opciones que te proponemos para hacer la receta fácilmente. Échale un vistazo a las Thermomix de eBay, con las que ahorrarás bastante tiempo en su elaboración.

Necesitarás exactamente la misma cantidad de ingredientes, además de nata líquida para montar. Cuando los hayas reunido todos, prepara también antes el café y resérvalo.

Ahora introduce el queso mascarpone y la nata en tu Thermomix, y configúrala a una velocidad 3 ½. Cuando veas que se ha mezclado bien, retira la masa y guárdala en un cuenco en tu nevera.

En el mismo vaso de la Thermomix añade las yemas y el azúcar, y junta bien estos ingredientes a la misma velocidad pero esta vez programa unos 6 minutos y a 80º. Cuando esté lista la mezcla, déjala enfriar.

A continuación, vuélvela a introducir agregando las claras y programa unos 2 minutos a 50º usando la misma velocidad en tu robot de cocina.

Mezcla bien las yemas con tu crema de queso y nata, y después añade las claras. Luego, en un recipiente agrega café y ve montando los bizcochos de soletilla en capas con la crema como ya te hemos explicado. 

Tras dejarlo reposar bastantes horas en tu refrigerador tu postre italiano estará listo. Añade finalmente un toque esparciendo cacao puro en polvo y ya lo podrás servir.

3

Cómo preparar tiramisú italiano

La auténtica receta italiana de tiramisú de los años 50 consistía en la mezcla de muy pocos alimentos, entre los que se incluían los huevos, el azúcar, el café y el cacao en polvo. 

Los bizcochos savoiardi eran el ingrediente principal, que son los que conocemos como de soletilla. Más tarde se añadieron otros como el queso mascarpone, dándole más cremosidad.

Este postre tradicional de la región del Véneto se puede preparar de diferentes maneras, pero para que el resultado sea lo más original posible te recomendamos elaborar crema zabaione o sabayón. Se trata de una mezcla de yemas de huevo, azúcar y vino. 

Para prepararla, bate las yemas con el azúcar en un recipiente, al mismo tiempo que calientas agua en un cazo. Luego introduce la masa en el recipiente de agua sin llegar a hervir para prepararlo al Baño María.

Mézclalo todo bien con las varillas cuando esté dentro mientras vas añadiendo el vino. ¿Nuestra recomendación? Uno dulce como el Marsala. Cuando tu mezcla sea uniforme, retírala y tu crema zabaione estará lista.

Ahora sigue preparando tu tiramisú tradicional italiano, agregando las claras montadas a punto de nieve. Añade algo de café en la base de un recipiente adecuado para ello y junta los bizcochos con tu crema capa por capa.

Sírvelo cuando esté frío pero no te olvides del toque final: espolvorear algo de cacao puro para darle la textura típica terciopelada a la superficie de tu postre.

Cómo preparar tiramisú | © Pixabay.com

4

Preparar tiramisú con queso crema

Siempre puedes utilizar un queso más suave y ligero con menos grasa que el mascarpone. Entre otros, nosotros te proponemos hacer tiramisú con Philadelphia, una opción igualmente deliciosa.

El proceso de elaboración es exactamente el mismo que ya te hemos explicado previamente. Empieza preparando el café y déjalo enfriar. Después, ponte manos a la obra con tu mezcla.

Una vez que hayas separado las yemas de las claras, introduce estas primeras en tu batidora de varillas y mézclalas bien con el azúcar. Después, agrega unos 400 gramos de queso Philadelphia.

Cuando lo hayas batido todo bien, prepara las claras restantes montándolas a punto de nieve en un recipiente hasta que quede una masa homogénea y consistente.

Luego, añádelas a tu otra crema con mucho cuidado. Ahora nos centraremos en las capas del tiramisú. Para ello, coloca en el fondo de un recipiente el café y ve agregando los bizcochos de soletilla. De esta forma, quedarán mojados y no empapados.

A continuación, añade la mitad de tu queso crema y vuelve a repetir el proceso. Tras un día en la nevera está listo para degustar. No te olvides de espolvorear algo de cacao puro por encima de la base.

5

Hacer tiramisú sin huevo

Si no te gusta el huevo o eres alérgico, también puedes prescindir de este ingrediente para preparar tiramisú. Asegúrate de elegir un bizcocho apropiado que tampoco lo lleve.

El sabor no será el mismo, pero siempre puedes compensarlo con otras sustancias aditivas como el aroma de vainilla. Además, te recomendamos utilizar nata líquida para montar.

Cuando hayas reunido todos los ingredientes que te hemos sugerido, añade en un bowl unos 200ml de nata y móntala. La receta te parecerá más fácil de preparar si está fría.

En otro cuenco mezcla el queso mascarpone con azúcar y unos 5 gramos de vainilla. Después, júntalo con la nata montada y deja reposar la masa en la nevera.

Para preparar las capas de tu postre italiano, simplemente añade un poco de café en un recipiente. Ve juntando los bizcochos de soletilla con el resultado de tu crema sin huevo, hasta que se acabe.

Almacena tu mezcla en tu refrigerador durante al menos unas horas o, incluso, un día entero. Cuando esté bien fría, esparce el cacao puro por encima y prepárate para sorprender a tus invitados.

6

Receta de tiramisú de turrón

El turrón de Jijona es, sin duda, una de las opciones más sabrosas para preparar cualquier postre. Mezclar el sabor de las almendras molidas y la miel con la crema de queso mascarpone hará que tu receta de tiramisú sea única.

Para su elaboración, reúne la misma cantidad de los ingredientes que te hemos recomendado y añádele a estos una tableta de tu turrón favorito. Nuestro consejo es que sea de Jijona, pero puedes utilizar el que más te guste.

Una vez que hayas hecho café, mezcla bien las yemas de los huevos en un bowl y luego agrega el queso con el azúcar. Reserva la mezcla y monta ahora a punto de nieve las claras en otro recipiente. Si lo prefieres puedes prescindir del huevo.

Ahora, en una batidora, introduce el turrón en trozos con unos 50 ml de leche aproximadamente y cuando la masa esté lista junta todo en un mismo cuenco. Deja enfriar tu crema en la nevera.

Cuando vayas a preparar las capas del tiramisú, haz una mezcla de café y licor y colócalo en la base de un molde. Entre otros, nosotros te recomendamos un licor suave de avellanas. Ve añadiendo los bizcochos sin empaparlos y la crema.

Te deberán quedar dos capas bien compactas. Deja enfriar tu postre casero en la nevera al menos 8 horas y después sírvelo espolvoreando cacao puro por encima. El resultado te encantará.

Cómo preparar tiramisú | © Pixabay.com

7

Hacer tiramisú de chocolate

¿Quién no necesita una buena dosis de chocolate de vez en cuando? Añadir este ingrediente a tu receta no solo hará que estés de mejor humor, sino que también será beneficioso para tu salud.

El cacao disminuye tu presión arterial y fortalece tus huesos, favoreciendo a su vez la regeneración de células en tu organismo. Además, si es 100% puro te ayudará a mantener tu peso ideal.

Interesante, ¿verdad? No lo pienses y empieza a hacer esta receta de tiramisú casera. Para ello, necesitarás los mismos ingredientes más cacao en polvo o, si lo prefieres, unos 150 gramos de chocolate fondant.

Una vez que hayas preparado la crema con las yemas, el azúcar y el mascarpone, calienta el chocolate en un recipiente con la técnica del Baño María. Puedes añadirle unos 100 ml de nata líquida.

Retíralo cuando se funda y resérvalo para después. A continuación, prepara las capas de tu postre, echando café y licor en la base, y agregando los bizcochos. 

Encima de estos ve añadiendo la mezcla de queso y el chocolate fundido, formando dos capas. Deja enfriar el tiramisú en la nevera, decóralo con cacao en polvo y… ¡listo!

8

Hacer tiramisú de piña

Si te has quedado con ganas de probar otra receta de tiramisú, está te volverá loco/a, además de aportar numerosas vitaminas y minerales a tu dieta.

La piña es un potente antioxidante que le da un sabor bastante sabroso a cualquier mezcla. Por tanto, si también te apasiona esta fruta, no deberías dudar en mezclarlo con tu postre italiano.

Te recomendamos que compres una piña entera y la partas en trozos para que el resultado sea lo más natural posible, pero siempre puedes usar una lata. Necesitarás unos 500 g.

Cuando hayas hecho tu crema con queso, azúcar y yemas, tritura la piña en tu licuadora y reserva el líquido para luego. Monta las claras a punto de nieve en otro bowl y júntalo con la primera masa.

Añade una mezcla de café y licor en la base de un molde, y ve colocando los bizcochos de soletilla, unos encima de otros formando una primera capa. Ahora echa la mitad de tu crema y mójala con piña.

Repite el mismo proceso para crear una segunda capa. Una vez hayas acabado con todos los ingredientes, deja enfriar tu tiramisú en la nevera. Sácalo al día siguiente y adórnalo con más trozos de fruta.

9

Preparar el mejor tiramisú

Deberás tener en cuenta algunos consejos si te has propuesto hacer buenos postres, en este caso tiramisú, y que tu habilidad en la cocina no deje indiferente a nadie.

Además de que te asegures conseguir ingredientes de calidad, como los huevos frescos y el cacao puro, te aconsejamos añadir licor a tu mezcla para potenciar su sabor aún más.

Entre otros, puedes utilizar Amaretto o Brandy, aunque siempre puedes agregar tu bebida favorita. Un buen vino blanco con azúcar moreno es otra alternativa deliciosa.

Nuestra recomendación es que elabores una mezcla de licor y café para mojar los bizcochos para formar la base de tu tiramisú, pero sin llegar a empaparlos del todo, ya que la textura no quedará igual.

Usa el café recién hecho y bate bien las yemas y las claras de los huevos. Sigue el proceso de preparación que te hemos sugerido paso a paso y, así, te resultará más fácil hacer este postre italiano.

Antes de servirlo, espolvorea el cacao para decorar su superficie. No lo hagas antes; si está caliente, el resultado no será el mismo. Tenlo en cuenta si quieres que la presentación de tu tiramisú sea idéntica a la de la receta original.

Cómo preparar tiramisú | © Pixabay.com

10

Servir el tiramisú

Para disfrutar de la mejor experiencia probando tu postre italiano, te aconsejamos que lo sirvas en frío. Así, tu tiramisú conservará mucho mejor sus propiedades.

Una vez que lo hayas montado en capas, guárdalo en la nevera durante un día como mínimo. Si quieres añadir cualquier ingrediente, hazlo después y nunca antes.

Pasado ese tiempo, retíralo y decóralo como más te guste. ¿Nuestra recomendación para conseguir la textura tradicional? Esparcir cacao puro en polvo por encima. Haz lo mismo con canela.

Sirve el tiramisú en el mismo molde en el que lo has almacenado en tu frigorífico o échalo en copas. De esta manera, podrás combinarlo, por ejemplo, con helado o nata.

También puedes darle un sabor diferente, agregando en su superficie fresas o frutos rojos. Prueba a mezclar otras frutas exóticas como trozos de coco o piña.

Una muy buena opción es decorarlo, además, con virutas de chocolate y bolas de cereales especiales para repostería. Las podrás encontrar fácilmente en tu supermercado más cercano.

11

Cómo conservar tiramisú

Si ya has terminado de elaborar tu receta casera de tiramisú, te estarás preguntando cómo guardarlo en el frigorífico correctamente. No te preocupes, es muy sencillo.

Introduce en la nevera el molde rectangular en el que lo has preparado, pero tápalo bien con papel transparente. De esta manera, conservará las características de los ingredientes.

Retira el tiramisú después de que haya pasado al menos un día y decóralo con tu cacao en polvo favorito o como quieras. Después, sírvelo directamente en el molde.

Si lo prefieres, puedes utilizar estos recipientes de AliExpress. Te recomendamos que antes de moverlo lo dejes reposar para que la masa quede consistente; por lo que hazlo siempre en frío.

Guarda tu postre en el frigorífico para otro momento sin problemas, aunque ten en cuenta que, como cualquier otro, dejará de estar comestible en cuatro días aproximadamente.

Siguiendo todos nuestros consejos, te aseguramos que no habrá nadie que se resista a probarlo. ¿Y tú? ¿Ya te has animado a preparar la receta italiana?

Cuéntanoslo, queremos saberlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *