Cuándo hay fiebre

Seguro que, en más de una ocasión, has notado cómo subía la temperatura corporal de tu cuerpo y te pones en lo peor. No obstante, has de saber que es una fiebre, de mayor o menor entidad, que se genera debido a un mecanismo de respuesta frente a enfermedades de diversa índole o determinados procesos inflamatorios, que pueden tener su origen en causas infecciosas o no, depende del caso concreto. ¿No sabes cuándo realmente tienes fiebre? No te preocupes, pues es más habitual de lo que piensas y tenemos las respuestas a todas tus preguntas. Te vamos a explicar todos los detalles y consejos necesarios para que comprendas a la perfección cuándo existe fiebre en distintos tipos de personas y escenarios, así como los posibles efectos que genera la misma. ¡Atento, apunta todo y no dejes de leer!

  1. Cuándo hay fiebre
  2. Cuándo hay fiebre en adultos
  3. Cuándo hay fiebre en niños
  4. Cuándo hay fiebre en ancianos
  5. Cuándo hay fiebre en bebés
  6. Hay infección cuando hay fiebre
  7. Hay que taparse cuando hay fiebre
  8. Baja la saturación cuando hay fiebre
Cuándo hay fiebre | © Pixabay.com

1

Cuándo hay fiebre

En primer lugar, antes de ponerte la ropa para salir corriendo al médico porque notas que te encuentras mal, has de tener en cuenta que puede que sea una simple subida de temperatura, que nada tiene que ver con una posible enfermedad, por lo que trata siempre de mantener la calma y pensar de manera fría.

Por lo general, la temperatura estándar de una persona adulta (entre 18-40 años), que se halle en un estado sano, sin otras patologías aparentes, es en torno a los 36.4ºC y los 37.2ºC, aunque, si bien es cierto, también cabe la posibilidad de que las personas dispongan de una menor temperatura corporal, que puede llegar a rondar los 35.8ºC.

Asimismo, de manera estándar para una persona adulta, se considera que existe fiebre en los siguientes casos:

  • Si por la mañana observas que tu temperatura es superior a 37.2ºC,será sinónimo de que tienes fiebre.
  • Si por la tarde tu temperatura corporal es superior a 37.2ºC,también estarás padeciendo fiebre.

Por otro lado, es necesario distinguir entre distintos tipos de fiebre, que van a suponer que tomes una serie de medidas u otras, por lo que presta atención y no pierdas detalle:

  • La febrícula se asocia a tener unas pequeñas décimas de más de fiebre, hasta aproximadamente los 37.5ºC.
  • La fiebre normal tal y como la conocemos se considera que existe a partir de los 38ºC.
  • Por último, los casos de urgencia que necesitarán tratamiento de forma imperiosa se asocian a la fiebre que supera los 40ºC.
2

Cuándo hay fiebre en adultos

Lo primero de todo es que debes tener en cuenta que, en función del lugar en el que te midas la fiebre, el resultado de la temperatura puede llegar a ser mayor o menor. En líneas generales, si te mides la fiebre en la axila, lo habitual es que obtengas una menor temperatura. Por contra, la medición rectal suele otorgar una temperatura de 0.6ºC mayor.

Asimismo, también debes saber que la temperatura corporal tiende a ser más alta cuando comienza la noche, por lo que no te alteres si observas que a esas horas te notas más acalorado de lo normal. Además, otros factores como los ciclos menstruales de las mujeres, la actividad física, determinadas emociones o situaciones ambientales concretas también pueden provocar un leve aumento de la temperatura.

En el caso de los adultos, lo habitual es considerar que existe fiebre cuando la temperatura corporal oscila entre los 37.2ºC y los 37.5ºC, aunque hay que tener en consideración la hora del día, puesto que puede variar el diagnóstico, tal y como se ha comentado en el apartado anterior.

Si no sabes cómo medirte la fiebre, te aconsejamos que eches un vistazo al termómetro digital de AliExpress, pues dispone de un precio único en el mercado, con el objetivo de que obtengas los resultados deseados con un mecanismo bastante sencillo y efectivo.

Cuándo hay fiebre | © Pixabay.com

3

Cuándo hay fiebre en niños

En caso de que tengas hijos pequeños, debes saber que se puede generar fiebre por variadas circunstancias, aunque las más frecuentes están asociadas a la aparición de dientes, infecciones comunes o simplemente como efecto secundario de determinadas vacunaciones, por lo que presta especial atención si observas que tu niño presenta una temperatura corporal superior a la media.

Por ello, has de tener en cuenta que los niños padecen fiebre cuando alcanzan o superan las siguientes temperaturas:

  • Si superan los 38ºC de medida de forma rectal, tendrán fiebre.
  • Si en una medida rutinaria en la boca, el resultado de la temperatura corporal es igual o superior a 37.5ºC, también estarán en pleno proceso de fiebre.
  • Si realizas la medición en la axila, que suele ser el lugar recomendado, pues aporta los datos más verídicos y fiables, y tu niño supera los 37.2ºC, estará aquejado de fiebre.

Si por este motivo observas que tus pequeños necesitan algo de entretenimiento y no tienen fuerza para moverse, te recomendamos que te fijes en las tablets de Electronicamente.com, pues tus hijos podrán disfrutar y tu bolsillo apenas sufrirá.

4

Cuándo hay fiebre en ancianos

Respecto a la fiebre en ancianos, en primer lugar, has de tener en cuenta que, pese a que la temperatura estándar del cuerpo humano ronde entre los 36.5ºC y los 37.2ºC, las personas de la tercera edad disponen de una temperatura corporal mucho menor, ya que suele oscilar entre los 33.5ºC y los 35ºC.

Es importante prestar especial atención a este tipo de personas, puesto que, si se producen cambios de temperaturas bruscos sin darnos cuenta, las consecuencias podrían ser devastadoras para su cuerpo, dando lugar a graves perjuicios y, en el peor de los casos, la muerte.

En el caso de las personas mayores, si observas que superan los 38ºC de temperatura corporal, será sinónimo de que tienen fiebre y, lo más probable, es que tengan hipertermia, por lo que no olvides revisar su temperatura si observas que existe un malestar generalizado.

Por último, debes saber que la aparición de una temperatura corporal alta tiene su origen en diversos factores, aunque los más frecuentes son los físicos, climáticos o determinados cambios en su comportamiento, algo que suele ser más habitual en personas de avanzada edad.

5

Cuándo hay fiebre en bebés

En el caso de que tengas bebés, que no se te venga el mundo abajo si notas que padecen un ligero aumento de la temperatura corporal, pues es más frecuente de lo que piensas que les surja de manera inesperada, por lo que, de nuevo, te recomendamos que pienses con la mente fría y no te alarmes.

En líneas generales, una temperatura rectal que oscile entre los 37.6ºC y los 38ºC, se considera una febrícula, es decir, que tu bebé padece unas décimas de más, algo que, en principio, no debe suponer ningún problema, pues se puede paliar de manera efectiva sin realizar grandes dispendios.

En el supuesto de que tu bebé supere los 38ºC de temperatura corporal, ya se podrá considerar un auténtico episodio de fiebre, con todo lo que ello implica. No obstante, no te desesperes, pues los expertos señalan que los bebés toleran de manera excelsa aquellas temperaturas inferiores a 39.5ºC, así que no hay mucho de lo que preocuparse, a no ser que la fiebre venga acompañada de otros síntomas.

En en caso de tu bebé padezca fiebre, lo ideal es cuidarlo y mimarlo para que se sienta lo más arropado posible. En este sentido, si quieres sorprenderle con un regalo original, te recomendamos que eches un vistazo a las cajitas sorpresa de Bebenube, pues podrás encontrar productos ideales con precios irresistibles.

6

Hay infección cuando hay fiebre

Lo primero que debes saber, al igual que se ha ido esbozando en apartados anteriores, es que la fiebre no se considera una enfermedad como tal. En líneas generales, la aparición de fiebre se alza como una señal de que tu cuerpo está intentando combatir una enfermedad en todo el sentido de la palabra o, en su defecto, una infección.

Por ello, ten en cuenta que la tónica habitual es que las infecciones sean las verdaderas causantes de la generación de procesos de fiebre. Es decir, este aumento de la temperatura se suele deber, principalmente, a una activación de tu cuerpo para intentar matar al virus o a aquellas bacterias que han dado lugar a la propia infección.

Asimismo, no está de más recordar que estos virus o bacterias suelen subsistir de manera óptima en tu cuerpo cuando este se encuentra a una temperatura estándar, no obstante, si existe fiebre, aunque no sea de carácter grave, les resulta mucho más complicado sobrevivir.

Es por ello que, durante las etapas en las que padeces fiebre, se suele activar irremediablemente el sistema inmunitario de tu propio cuerpo, ya que se alza como un mecanismo de defensa para tratar de combatir el aumento de la temperatura corporal.

7

Hay que taparse cuando hay fiebre

En el supuesto de que padezcas fiebre, si esta es de carácter leve, es decir, menor a 39ºC y no aprecies la presencia de otros síntomas graves, no resulta necesario acudir al médico, sino que, con los medicamentos adecuados, un buen reposo y beber una cantidad considerable de líquidos para mantener un estado óptimo de hidratación, será suficiente.

Aunque padezcas escalofríos a consecuencia de la fiebre, debes saber que no es recomendable que te tapes con muchas mantas o te pongas una cantidad excesiva de ropa para combatir este síntoma, pues lo que estarás consiguiendo es aumentar la temperatura corporal, hecho que, precisamente, tratamos de evitar.

En este sentido, en el supuesto de que tengas escalofríos, te aconsejamos que utilices ropa que sea liviana para aliviar tu malestar e, incluso, si lo consideras necesario, también puede usar una manta liviana, con la finalidad de que los escalofríos se disipen.

Por tanto, recuerda que taparse de manera notoria y excesiva no es un remedio efectivo para paliar la fiebre, sino que, paradójicamente, estarás consiguiendo el efecto contrario, por lo que, aunque pienses que te va a solventar los escalofríos, ten en cuenta que es un remedio cortoplacista que no te va a solucionar el problema.

8

Baja la saturación cuando hay fiebre

Puede que, una vez hayas tenido el proceso de fiebre, te asalte la duda respecto a si verdaderamente hay una bajada de saturación o no. Es una pregunta que suele ser habitual y, por ese motivo, tenemos la respuesta que buscas para que no te vuelvas a preocupar por este tema.

La regla general es que, cuando padeces fiebre, es decir, cuando sube tu temperatura corporal, la saturación de oxígeno tiende a bajar, lo que da lugar a una concatenación de fenómenos que desembocan en dar valores netamente inferiores a los deseados, aunque si aplicas medidas, esta bajada de saturación no supondrá ningún problema para ti.

Se trata de una relación causa-efecto que se debe, fundamentalmente, a que aumenta de manera notoria la velocidad del propio flujo sanguíneo debido a la presencia de fiebre, lo que da lugar a este fenómeno, que no te debe preocupar, si no va a mayores.

Deseamos que este artículo te haya servido para convertirte en un experto sabiendo cuándo hay fiebre en diversos tipos de personas y escenarios, cuáles son las principales causas, los remedios que más funcionan, junto a una desmitificación de tópicos que no te servirán de nada. En caso de que te surja cualquier duda o pregunta, te animamos a que dejes un comentario, ya que estaremos encantados de resolver cualquier cuestión que te asalte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *