Cómo cultivar orquídeas

La orquídea es una planta que debido a su singular belleza, puede transformar cualquier espacio de tu hogar, añadiendo un bonito toque de color y elegancia. En el mundo existen aproximadamente 30.000 especies de orquídeas y la mayoría se encuentran en México.

Cada especie presenta sus propias peculiaridades, pero hay algo que tienen todas en común, su alta capacidad de adaptación y su larga vida. Pueden llegar a vivir hasta cien años. La orquídea más popular, es la que posee flores blancas y la orquídea azul, es la más buscada.

Las orquídeas han fascinado al mundo durante siglos, debido a sus características únicas dentro del reino vegetal. Si quieres saber cómo cultivar esta planta tan especial, no dejes de leer nuestro artículo. Te desvelamos todas las claves, para saber cómo cultivar esta maravillosa planta en casa.

  1. ¿Cómo cultivar orquídeas?
  2. ¿Cómo cultivar orquídeas en macetas?
  3. ¿Cómo cuidar las orquídeas?
  4. ¿Cómo cultivar las orquídeas en troncos?
  5. ¿Cómo cultivar orquídeas silvestres en casa?
  6. ¿Cómo cultivar orquídeas Cymbidium?
  7. ¿Cómo se siembra una planta de orquídea?
  8. ¿Cuál es la mejor tierra para las orquídeas?
  9. ¿Cómo reproducir orquídeas?
  10. ¿Cuáles son las semillas de las orquídeas?
Cómo cultivar orquídeas | © Pixabay.com

1

Cómo cultivar orquídeas

Las orquídeas, a pesar de lo que se cree, no son difíciles de cultivar o de mantener. La mayoría, son extremadamente adaptables al medio. Hay muchas especies fuertes y fáciles de criar, por su facilidad para adaptarse a las condiciones de temperatura y luz, que existen dentro de tu hogar.

Los tipos de orquídeas más fáciles de encontrar y cultivar son las Phalaenopsis, la Cattleya y la Paphiopedilum. Conocer sus características, es importante a la hora de elegir el tipo de maceta y el mejor sustrato a utilizar. Te contamos que la mayoría de las orquídeas tropicales no crecen en el suelo, sino que se apoyan en otros vegetales.

Las raíces de las orquídeas necesitan mucho aire y actúan como esponjas, absorbiendo el agua. Por eso, debes elegir una mezcla de sustrato que sea suelta y porosa, para mejorar su drenaje. También, necesitan algo a lo que aferrarse, una masa de corteza de abeto, perlita o carbón vegetal, son una buena opción.

2

Cómo cultivar orquídeas en macetas

Lo primero que debes hacer es seleccionar una especie de orquídea, recuerda que la Cattleya, la Phalaenopsis y la Paphiopedilum son más fáciles de cultivar. Después, debes elegir el sustrato adecuado, las raíces necesitan más aire de lo normal, por lo que una mezcla más suelta resultará perfecta.

Elige una maceta pequeña para poner dentro tu orquídea y asegúrate de que tenga muchos agujeros, para que se drene bien el agua. Las mejores opciones son las macetas de rejilla, las de plástico transparente y las de madera. No olvides poner en la base corteza de abeto, perlita o carbón vegetal  y por último, planta tu orquídea.

El mejor momento para trasplantar las orquídeas es cada dos años, lo sabrás porque las hojas inferiores habrán muerto. Debes colocar la parte más madura de la planta hacia el fondo de la maceta y los brotes más recientes, cerca de los lados. Después, solo tienes que añadir el sustrato cubriendo las raíces.

Nuestro Tip: Para cultivar tu orquídea de forma adecuada, necesitas usar las herramientas de jardinería apropiadas. En Banggood encontrarás todo lo necesario, para cultivar tu orquídea de un modo fácil y sencillo.

Cómo cultivar orquídeas | © Pixabay.com

3

Cómo cuidar las orquídeas

Las orquídeas provienen de clima tropical, por lo que necesitan una temperatura constante de entre 18 y 23 grados centígrados. Asegúrate de que reciben suficiente luz solar, pero nunca directa, pues esto las podría quemar. Si sus hojas son de color verde claro con tonos amarillos, tu orquídea estará sana.

Riega tus orquídeas una vez a la semana y deja que desaparezca cada riego. Es más fácil matar a una orquídea por regarla con mucha frecuencia, que por regarla poco. Riégala durante 15 segundos y después colócala en una bandeja con piedras pequeñas para que se seque.

Usa un fertilizante especial para orquídeas una vez a la semana, lo mejor es una mezcla de fertilizante débil de fórmula 20-10-20. Luego, riega la planta con agua pura una vez al mes, para enjuagar toda la acumulación de fertilizante. Mantén la humedad del ambiente en el 50% o el 75%, puedes ayudarte de un humidificador.

Nuestro Tip: si quieres saber cómo mantener la humedad que necesita tu orquídea, en Casa Viva encontrarás la regadera perfecta. Con ella aportarás un toque de estilo a tu hogar, mientras cuidas de la salud de tu planta.

4

Cómo cultivar orquídeas en troncos

Las orquídeas en estado natural suelen crecer sobre árboles u otras plantas, por lo que no necesitan necesariamente macetas. Debes tener en cuenta, que las orquídeas suelen vivir en climas tropicales, por lo que si piensas sacar tu planta al exterior, no debe sufrir inclemencias de tiempo muy adversas.

Si vas a plantar tu orquídea en un tronco, las raíces deben estar húmedas la mayor parte del tiempo, ya que no pueden recibir agua del suelo. Si colocas una base de musgo entre el tronco y las raíces, te asegurarás de que retenga la humedad durante mucho más tiempo.

Para que la planta se pueda adherir al tronco, procura que sea rugoso. Ata la planta con mucho cuidado al tronco usando hilo vegetal. Nunca utilices alambre, pues podría oxidarse y dañar la planta. También es recomendable elegir un árbol de hoja caduca, así la orquídea aprovechará más el sol en invierno y obtendrá una mayor floración.

5

Cómo cultivar orquídeas silvestres en casa

Las orquídeas silvestres son de las flores más vistosas del mundo y crecen en las praderas donde reciben la luz solar, que se encuentran en el Mediterráneo y el norte de África. La mayoría presentan flores pequeñas con formas ovaladas, en tonos entre el rosa y el púrpura oscuro.

Para cultivar orquídeas silvestres en casa debes tener en cuenta el grado de humedad y la iluminación natural, dos factores claves para su desarrollo. Debes ubicar tu planta cerca de una ventana, donde pueda recibir al menos cuatro horas de luz solar, siempre de forma indirecta.

En cuanto al abono y tierra necesaria, debes optar por un sustrato ligero, que aporte los nutrientes necesarios y garantice el drenaje. En cuanto al riego, debes regar con frecuencia, evitando el exceso de agua. La podación se debe realizar una vez que haya terminado la floración de la planta y trasplantar la orquídea cada dos años.

6

Cómo cultivar orquídeas Cymbidium

Si hay una orquídea fácil de cultivar, esta es la Cymbidium. Una preciosa orquídea que se caracteriza por poseer unas flores muy duraderas que parecen de cera. Son muy apreciadas en el sector de la floristería, donde se utilizan como flores cortadas, por su espectacular floración. Puedes encontrar diferentes ejemplares, cada cual más bella y hermosa.

La Cymbidium se cultiva principalmente como orquídea de interior, aunque durante parte del año, la puedes tener en el jardín. En casa, necesita un lugar luminoso, pero sin recibir los rayos del sol de forma directa. La temperatura adecuada para su crecimiento, oscila de 10°C a 15°C en otoño y entre 23°C y 30°C en verano.

Te aconsejamos trasplantarla a principio de la primavera, entre marzo y abril. Para hacerlo, debes limpiar las raíces de todo material adherido y extirpar las que estén muertas con tijeras de podar. Puedes usar un sustrato ya listo para orquídeas. Necesitará riego muy frecuente, pero sin que se quede agua estancada.

Cómo cultivar orquídeas | © Pixabay.com

7

Cómo se siembra una planta de orquídea

Lo primero que debes hacer es elegir la variedad de orquídea que quieras sembrar. Has de tener en cuenta que existen diferentes tipos y todos requieren unas condiciones especiales. Te recomendamos que plantes tu orquídea en una maceta, ya que son flores que habitualmente crecen en piedras y árboles, por lo que no toleran bien la tierra.

Lo más adecuado es una maceta especial para orquídeas, que te asegure un buen drenaje. Prepara un sustrato a base de turba, compuesto de hojas secas, carbón vegetal o corteza de árbol triturada y esparce unas cuantas semillas debajo de la superficie de la maceta. Si es necesario, puedes añadir un fertilizante con potasio y calcio.

Cuando detectes los primeros brotes, trasplántala a otra maceta, asegurándote de cortar cualquier raíz muerta o podrida. Trata de ubicar la plata en un lugar luminoso, pero con luz solar indirecta, ya que la directa podría quemarla.

8

Cuál es la mejor tierra para las orquídeas

Debes saber que debido a sus características de crecimiento, el sustrato más adecuado para las orquídeas, no se parece al que utilizamos en otras plantas. Los principales requisitos que debe reunir son:

  • Tiene que retener la humedad
  • Debe drenar rápidamente
  • Tiene que proporcionar una buena circulación de aire
  • Su descomposición debe ser lenta

En general, las orquídeas crecen en los árboles, con sus raíces visibles, por lo que necesitan un sustrato que sea poroso. Para lograr la tierra ideal para que tu planta crezca y florezca de forma sana, tienes dos opciones. La primera es comprar una mezcla preparada y la segunda es hacerlo tu misma.

Si te animas a prepararlo en casa, te desvelamos cuáles son los componentes que debe tener la mezcla perfecta. Lo más aconsejable es que uses corteza de pino, carbón vegetal o cáscara de coco. Recuerda que el sustrato debe estar siempre húmedo, pero sin que se formen charcos.

Cómo cultivar orquídeas | © Pixabay.com

9

Cómo reproducir orquídeas

Existen diferentes métodos para reproducir orquídeas, dependiendo de la variedad que elijas. La principal es la reproducción mediante esquejes o varas florales, que se pueden sacar aprovechando alguna poda de la orquídeas, siempre que no sean tallos de partes enfermas.

También existe la reproducción mediante keikis, que son unos nudos a partir de los cuales, las orquídeas comienzan a echar raíces. Si los cortas y los colocas en un nuevo sustrato, obtendrás una orquídea idéntica a la original. Esta forma es muy sencilla, pero no siempre da resultados.

Por último, también puedes reproducir orquídeas por división de pseudobulbos. Algunas orquídeas poseen un órgano encargado de almacenar agua y nutrientes, que se produce a través de un tallo rastrero llamado rizoma. Cuando ha alcanzado un tamaño considerable, se puede separar y trasplantar, obteniendo una orquídea nueva.

10

Cuáles son la semillas de orquídeas

Las semillas de orquídeas son las más pequeñas del mundo, su tamaño no es mayor que el de una mota de polvo. Cada planta produce millones de ellas y su diminuto tamaño, hace que carezcan de endospermo o reserva de alimentos. Normalmente, son incapaces de germinar por ellas solas.

Para germinar, deben unirse a un hongo, que sea capaz de entrar en sus raíces. El hongo nutre a la semilla, aportándole nutrientes y agua. Y a cambio se nutre de hidratos de carbono y vitaminas, que no alcanza a producir en cantidades suficientes.

La plantación más conocida de semillas se conoce como in vitro. Consiste en colocar las semillas de la orquídea en tierra bien nutrida dentro de un ambiente estéril, como una jarra o una botella de cristal. Las semillas germinan hasta que comienzan a crecer hojas. Cuando crecen 3 o 4 hojas, se trasplantan a una tierra más adecuada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *