Cómo criar gatos

Los gatos son animales de compañía y, a diferencia de otras mascotas como los perros, suelen tener una personalidad independiente y se valen por si mismos, sin que resulte necesario que tengan una atención permanente ni cuidados especiales. No obstante, concretamente en sus primeros meses de vida, resulta fundamental hacer un seguimiento y aportarles todas las condiciones necesarias para que se desarrollen completamente.

¿No sabes bien cómo criar gatos? Pues presta atención, puesto que te vamos a dar claves, consejos y recomendaciones para que te conviertas en un experto criando a estos felinos. ¿Preparado? Son animales que te van a brindar felicidad, compañía y amor, pero tú debes devolvérselo con mimo y cuidado. ¡Sigue leyendo!

  1. Cómo criar gatos bebés
  2. Cómo criar gatos recién nacidos
  3. Cómo criar gatos de 1 mes
  4. Cómo criar gatos pequeños
  5. Cómo criar gatos sphynx
  6. Cómo criar gatos recién nacidos sin madre
  7. Cómo criar gatos de 2 meses
  8. Cómo criar gatos y perros juntos
  9. Cómo criar gatos siameses
  10. Cómo criar gatos persas
Cómo criar gatos | © Pixabay.com

1

Cómo criar gatos bebés

Los primeros pasos en la vida de los gatos son bastante complicados, porque necesitan multitud de cuidados, a la par que presentan mucha delicadeza. Para criar gatos bebés, lo que te recomendamos es que, en la medida en que te sea posible, intenta que estén con su madre la mayor parte del tiempo, pues ella se encargará de su limpieza y alimentación.

Asimismo, en caso de que no pueda estar junto a su madre, tendrás que acudir a tiendas especializadas para comprar leche de gato. Otro aspecto fundamental en la crianza de estos felinos es la temperatura corporal, puesto que no son capaces de regularla, así que intenta que tengan siempre una fuente de calor (calefacción, toallas, etc…), incluso en verano.

Respecto a la alimentación, cuando dejen de ser amamantados por su madre, necesitarán alimentos sólidos y especializados para gatos. También, asegúrate de que siempre tienen agua limpia y fresca, pues es fundamental para su desarrollo.

Además, para criar gatos bebés es clave que comiences a adiestrarles en el hecho de que deben usar un arenero para realizar sus necesidades. Para ello, estimúlales para que acudan a este espacio y, si no lo terminan de interiorizar, cuando defequen traslada los excrementos al arenero para que empiecen a asociar estas ideas.

Aunque más adelante se profundizará en los consejos necesarios para criar a estos felinos, te aconsejamos que eches un vistazo al Manual para el cuidado de gatos de Agapea, pues podrás encontrar tips, recomendaciones y apuntes útiles para que tengas éxito en esta tarea a un precio único.

2

Cómo criar gatos recién nacidos

Si quieres saber cómo criar gatos recién nacidos, has de tener en cuenta que aportarles los nutrientes necesarios es una tarea imprescindible. Si está con su madre y se mantiene en proceso de lactancia, mantén esta situación porque es lo recomendable.

En caso de que no se pudiera dar esta situación, tendrás que alimentar a tu gato recién nacido con leche específica para ellos, siempre consultando al veterinario y utilizando un biberón que sea de tetina especial. Vigila siempre que la madre alimento al gato, con el objetivo de que no se produzca desnutrición en ellos.

Por otro lado, la desparasitación es un proceso clave de los gatos, por lo que procede a realizar esta actividad, y que es relativamente frecuente que los gatos tengas parásitos internos y externos, como por ejemplo lombrices o pulgas.

En su crianza, debes comprobar el estado de sus excreciones, ya que si están más blandas de lo normal o tienen parásitos, será sinónimo de que algo no va bien, así que no lo pienses y acude al veterinario para conocer a la perfección su estado de salud.

Por último, has de saber que, al igual que ocurre con un ser humano, los gatos recién nacidos necesitan también expulsar el aire que acumulen, por lo que has de estimular sus eructos. Para ello, solo tendrás que sujetarlos por la barriga sirviéndote de tu mano, mientras que con la otra les das golpes suaves en su lomo cada vez que terminen de beber leche.

3

Cómo criar gatos de 1 mes

Al margen de los cuidados básicos que necesita un gato, en caso de que ya tenga al menos 1 mes, llegará el momento de comenzar el proceso de adiestramiento, especialmente para que comiencen a socializar y a descubrir el mundo que les rodea.

En este sentido, el mejor remedio es dedicarles tiempo par jugar, hablar, enseñarles nuevos espacios, agarrarles de los brazos y darles muchos mimos y cariños, pues de esta manera, cuando crezcan, se convertirá en un gato cariñoso y con capacidad para socializar.

Para estos primeros pasos, una alternativa son los juguetes para gatos de AliExpress, pues disponen de una gran variedad, diseños atractivos y precios bastante económicos para que tu gato disfrute como se merece.

Por otro lado, para evitar que surjan problemas de salud mayores, es fundamental que sigas a rajatabla su cartilla de vacunas, con el objetivo de que la lleves al día, ya que los gatos las necesitan para que padezcan enfermedades.

Asimismo, respecto al espacio en el que se han de encontrar, tienes que asegurarte de que es un lugar seguro, cómodo y en el que la temperatura es caliente, pues necesitan una serie de comodidades para que se desarrollen de forma óptima y puedan ver satisfechas sus necesidades básicas.

4

Cómo criar gatos pequeños

Respecto a cómo criar gatos pequeños, debes tener en cuenta el estado en el que hubieran llegado a ti porque muchos de ellos, especialmente los adoptados, han sufrido traumas que les generan miedo e inseguridad por lo que has de tener mucho cuidado y paciencia.

En este sentido, trata de brindarles cariño y juegos que le estimulen. A diferencia de los perros, no llevan del todo bien que les regañes, por lo que limita los castigos a casos excepcionales. Asimismo, lo que si puedes hacer es educarlos y enseñarles a jugar sin agresividad, con el objetivo de lo que vayan interiorizando paulatinamente.

Asimismo, respecto a la alimentación del gato, has de tener en cuenta que cuando pase un mes, puedes añadir alimentos húmedos a su dieta para que no se alimenten únicamente de fórmula. El espacio entre horas varía en función de su edad, pero, durante los primeros días, necesitarán comer prácticamente cada 3 horas.

Si te das cuenta de que tus gatos pequeños duermen prácticamente durante todo el día, no te alarmes y déjales que aprovechen su sueño. Esto se debe a que hasta los 6 meses de vida, duermen hasta 20 horas y les ayuda a desarrolla su cuerpo y recuperar sus energías.

5

Cómo criar gatos sphynx

Aunque criar gatos sphynx te parezca una gran opción debido a su aspecto, carente de pelo, debes tener en cuenta que necesitan cuidados especiales, pues la falta de vello impide que estén protegidos y calientes en verano, al mismo tiempo que en invierno no tienen el frescor que presentan otro tipos de gatos.

Por ello, te aconsejamos, si quieres que tengan una óptima crianza, que los mantengas constantemente calientes, pues son propensos a pasar frío, así que asegúrate de que se sitúan en lugares con una óptima temperatura corporal, a la par que debes emplear mantas gruesas.

A diferencia de otros felinos, los gatos sphynx necesitan una higiene corporal especial debido a la falta de pelo, por lo que te aconsejamos que utilices toallitas para limpiarlos de manera regular y periódica, así que no te olvides de este paso.

Al acumularse el aceite en su piel por no tener vello, ten cuidado y fíjate en sus arrugas y oídos para evitar que queden restos de suciedad. Por último, para que no aparezcan enfermedades asociadas a la piel, lo ideal es que en verano les pongas una camiseta y así no estén tan expuestos al sol.

Cómo criar gatos | © Pixabay.com

6

Cómo criar gatos recién nacidos sin madre

En el desafortunado caso de que tengas que criar gatos recién nacidos sin madre, has de tener en cuenta que es fundamental acudir a una tienda especializada para adquirir leche de gato, pues le va a proporcionar los nutrientes necesarios para que se desarrolle sin problemas.

Asimismo, estos tipos de felinos son más vulnerables que los que sí tienen madre, por lo que el cuidado ha de ser preciso y minucioso. Por ejemplo, una de las primeras cosas que tienes que hacer es llevar al gato a un veterinario, con el objetivo de obtener un análisis y chequeo exhaustivo para conocer su estado de salud y adoptar las medidas oportunas.

La temperatura corporal es fundamental, pues necesitan de calor para no sufrir hipotermia. En este sentido, para evitar que surjan inconvenientes mayores, te aconsejamos que sitúes a los gatos en lugares cálidos y, a ser posible, eminentemente tranquilos.

Al no tener madre, tendrás que estimular sus defecaciones y micciones. Por ello, usa una toalla con agua que esté tibia y masajéales suavemente después de cada toma que realices, rápidamente te darás cuenta de los resultados excepcionales que obtienes.

El proceso de socialización es más lento que el de gatos en otras situaciones, por lo que ten paciencia, comprensión y trata de que se sienta seguro contigo. Cuando lo veas conveniente, regálale uno de los juguetes para gatos de Mascotas1000 y poco a poco te irán cogiendo más cariño.

7

Cómo criar gatos de 2 meses

En caso de que tengas que criar un gato de 2 meses, has de saber que el alimento y el agua fresca, siempre facilitado en recipientes óptimos y adecuados, son fundamentales para su crecimiento. Asimismo, cuando elijas su arenero, intenta que no sea una bandeja alta en demasía, ya que así podrá acceder a él de manera rápida y sencilla.

Para que juegue y se desarrolle progresivamente, resulta recomendable adquirir un rascador, ya que así podrán también afilar sus uñas. Al igual que en otros gatos más pequeños, los juguetes son clave para que comiencen a socializar, así que asegúrate de que tienen una amplia variedad entre la que elegir.

Respecto a su higiene, es conveniente utilizar un cepillo con cierta regularidad para que se vayan acostumbrando. Asimismo, como suelen buscar sitios altos en los que observar su alrededor, te recomendamos que fabriques pequeños lugares seguros con cajones, por ejemplo, para que puedan esconderse, trepar y, en definitiva, socializar y jugar.

Por último, para evitar que la asociación de ideas del gato sea negativa, intenta acostumbrarle a que el transportín no es algo negativo, ya que suelen relacionarlo con las visitas al veterinario, por lo que haz entrenamientos y trabaja sobre ello para que no resulte un problema.

8

Cómo criar gatos y perros juntos

Lo primero que debes saber es que es posible criar gatos y perros juntos, pero es un proceso que requiere de mucha paciencia y perseverancia, puesto que es probable que haga falta medio año para que puedan sin tu supervisión, solos y que no se genere ningún problema.

Por ello, nuestra primera recomendación es que, a no ser que estés completamente seguros de que están tranquilos y no se pondrán agresivos, evites que se acerquen el uno al otro solos, puesto que los primeros contactos suelen ser bastante complicados.

Es decir, debes intentar que se encuentren en espacios separados y, progresivamente, ir aumentando el tiempo que pasan juntos hasta que no se vean como enemigos, sino como simples compañeros de vida. Por ello, intenta normalizar siempre la situación.

En este sentido, un truco bastante efectivo para mostrar que todo se encuentra en orden es focalizar tu atención en otras tareas que no sean la supervisión del perro y el gato, ya que de este modo comenzarán a comprender que no hay motivos para estar siempre a la gresca.

Asimismo, transmitir calma y seguridad es fundamental para tener éxito en esta tarea. Por otro lado, si observas que tu perro se comporta bien, no está de más que le des un premio de recompensa. Para potenciar su educación, una buena alternativa es el set de adiestramiento para perros de Aosom, ya que sus productos no pueden ser de mejor calidad.

9

Cómo criar gatos siameses

Pese a la opinión generalizada de que criar gatos siameses es complicado, has de saber que es posible realizar una óptima crianza si sigues una serie de pasos e instrucciones de manera precisa y firme. Por ejemplo, en sus primeros meses de vida, es fundamental que les des leche maternizada para gatos que podrás encontrar en tiendas especializadas.

Por otro lado, para descartar la presencia de enfermedades y comprobar que su estado de salud es óptimo, debes acudir a un veterinario de manera rauda, ya que es la mejor manera de realizar un chequeo inicial y conocer los aspectos que se deben mejorar.

Respecto a la alimentación, lo ideal son tres o cuatro comidas espaciadas en el tiempo, para lo cual es recomendable usar piensos especiales para gatos. Asimismo, debes asegurarte de que siempre tengan agua fresca y limpia.

Además, para que tengan sus propios espacios, lo ideal es que fabriques un pequeño arenero y una cama, pues lo agradecerá y vivirán con gran comodidad. Por último, al igual que otro tipo de gatos, resulta clave que tengan un rascador para afilar sus uñas y que no utilicen otras herramientas.

10

Cómo criar gatos persas

Para criar a los gatos persas, debes tener en cuenta que muchas de las indicaciones mencionadas en apartados anteriores son perfectamente válidas para este supuesto, así que te animamos a que las revises para que obtengas todas las respuestas que buscas.

Se trata de animales que requieren de cuidados especiales. Por ejemplo, has de cepillar su pelo de manera diaria. Incluso, a finales de primavera o en verano, épocas en las que los gatos pelechan, deberás aumentar el cepillo a dos o tres veces por día.

Asimismo, respecto a su higiene personal, con que los bañes una vez al mes será más que suficiente. Por otro lado, su arenero debe encontrarse siempre limpio e impoluto para que acudan a él sin ningún tipo de problemas.

Respecto a la alimentación, debido a su pelaje, los gatos persas requieren de alimentos que sean bajos en grasas y dispongan de ciertas vitaminas, por lo que te aconsejamos que acudas a un veterinario para encontrar la comida perfecta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *