Cómo limpiar alfombras

Limpiar correctamente una alfombra puede parecerte algo más difícil de conseguir si no estás acostumbrado y no sabes por dónde empezar. Tendrás que tener en cuenta también el tipo de material y tejido para no dañarla. Si crees que es complicado, no te preocupes. Hemos preparado para ti un artículo en el que repasamos los puntos básicos para ayudarte a limpiar tu alfombra mucho más fácilmente. ¿Quieres saber cuáles? Sigue leyendo y no te pierdas ninguno de nuestros consejos.

  1. Cómo limpiar alfombras de lana
  2. Limpiar alfombras en seco
  3. Lavar alfombras de pelo largo
  4. Cómo limpiar alfombras de yute
  5. Limpiar alfombras con bicarbonato
  6. Cómo limpiar alfombras muy sucias
  7. Consejos para limpiar alfombras
Cómo limpiar alfombras | © Dreamstime.com

1

Cómo limpiar alfombras de lana

Las ventajas de una alfombra de lana frente a cualquier otro material son infinitas. Entre ellas, su suavidad al tacto crea un ambiente bastante acogedor. Sin duda, ideal para los meses más fríos del año.

¿La lana es natural? Entonces, se conservará más fácilmente y durante más tiempo. En temporadas más cálidas como primavera o verano, también absorberá la humedad e, incluso, eliminará ciertas sustancias dañinas para el ambiente. 

  • Para limpiar una alfombra de este material, deberás hacerlo en seco, una vez que la hayas aspirado previamente o sacudido en tu balcón para una mayor limpieza.
  • Te recomendamos echar algo de cantidad de bicarbonato de sodio por encima (o sal en su defecto). Utiliza un cepillo para cubrirlo bien y que no queden restos.
  • Si las manchas son más profundas, puedes crear una mezcla con bicarbonato y agua caliente. Moja el mismo cepillo pero sin llegar a empaparlo y aplícalo directamente en tu tapiz, sin restregar.
  • Deja que actúe unos minutos y luego utiliza la aspiradora para retirarlo con más facilidad. Con esta técnica, además, harás desaparecer los malos olores y sin salir de casa. Olvídate de acudir a tu tintorería.
2

Limpiar alfombras en seco

Una de las técnicas de limpieza más sencillas es hacerlo en seco, es decir, utilizando ciertos productos que no contengan agua. De lo contrario, tu alfombra se podría deteriorar, desteñir o encoger de tamaño.

Se trata de un método bastante eficaz y que, si aún no conoces, deberías empezar a poner en práctica. Te aconsejamos hacerlo con alfombras de lana, seda, fibras como el nailon, o fabricadas de cualquier otro material especial

Nuestra recomendación para lavarla es que:

  • Primero la sacudas bien por el balcón o ventana para eliminar cualquier partícula de polvo. También puedes pasar la aspiradora por encima.
  • Después, ten a mano el bicarbonato de sodio y un cepillo. Esparce un poco por encima de este producto con un cepillo y si tiene manchas, echa medio vaso agua caliente.
  • En el mismo recipiente, júntalo todo bien y cuando la mezcla sea homogénea aplícalo en tu alfombra con ayuda de una esponja. Humedécela un poco, nunca entera para no dañar tu tapiz.
  • Siempre puedes sustituir tu bicarbonato por sal gorda aunque el proceso de después será el mismo. Déjalo reposar al menos una hora y aspira cualquier resto que haya sobrado.

¡Tu moqueta estará impecable!

3

Lavar alfombras de pelo largo

En temas de decoración, no hay duda de que las alfombras de pelo largo nunca dejarán de ser tendencia. Son un complemento que le dará un toque único a tus habitaciones, sin perder esa sensación de comodidad.

Aunque el material sea natural o sintético, debes tener presente algunos consejos para seguir una correcta limpieza sin dañarla. Sí, necesitarás lavarla con más frecuencia, ya que atrapan más partículas de polvo que otras pero tampoco mucho más.

La técnica que deberás emplear es bastante sencilla. Tienes dos opciones: o lavarla a mano elaborando una masa casera o meterla en la lavadora. Si prefieres la primera alternativa, el vinagre blanco será tu aliado.

Para ello bastará seguir los siguientes pasos:

  • Con dos vasos de este ingrediente, un litro de agua y unas tres cucharadas de bicarbonato. Una vez lo hayas juntado todo, te recomendamos aplicarlo con un aerosol. Utiliza por ejemplo estos pulverizadores de AliExpress.
  • Después, cepilla bien tu alfombra y déjala secar, pero nunca la expongas al sol. Si es, en concreto, de colores intensos podría desteñirse con más facilidad. Te aconsejamos extenderla en la mampara de la bañera.

En el caso de que prefieras la lavadora, no uses demasiado detergente y programa a máquina unos 30 º. Usa un centrifugado de corta duración y repite el mismo proceso de secado. Tu alfombra quedará como nueva.

4

Cómo limpiar alfombras de yute

¿Todavía no has probado la textura del yute? Las fibras vegetales que se extraen de esta planta le darán a tus espacios un toque natural y muy reconfortante.

Combínalas con alfombras de otros materiales para darle otros relieves y crear tu propio estilo. Te aseguramos que el resultado te sorprenderá bastante.

¡A nosotros nos encantan! Te aconsejamos echarle un vistazo a las alfombras de yute de Kulunka Deco. Lo mejor de todo es lo fácil que son de limpiar y su calidad frente a otras.

A diferencia de las alfombras de pelo largo, este tipo de moquetas esconden la suciedad del suelo. Además, no necesitarás muchos productos para una adecuada limpieza.

  • Te recomendamos utilizar un cepillo y humedecerlo en un recipiente elaborado previamente con detergente y agua. Puedes añadirle algunas gotas de vinagre blanco si lo prefieres.
  • Límpiala de forma muy suave o pasa la aspiradora de vez en cuando para una mayor precisión. De esta forma, decorarán tus espacios durante varios años sin tener que cambiarlas. Sin duda, una muy buena inversión.

Eso sí, no uses tu lavadora. Desinfectarla a máquina es lo único que no te aconsejamos, pues las fibras de tu alfombra de yute se podrían deteriorar y, con ello, perder su consistencia.

5

Limpiar alfombras con bicarbonato

Este producto, sin duda, se convertirá en un must have en tu hogar, ya que te salvará de más de un apuro. ¡Nunca había sido tan fácil limpiar una alfombra!

Cuando aparezca esa mancha odiosa en tu tapiz, usa bicarbonato de sodio. No solo eliminará cualquier resto de suciedad, si no también esos olores horribles que a veces se quedan impregnados. Sabes de lo que hablamos, ¿cierto?

  • Hazlo justo cuando manches la alfombra, ya que desaparecerá antes. De esta forma, esparce algo de cantidad de este, después de haber utilizado papel absorbente de cocina.
  • Déjalo secar unas horas y después retira los restos con una aspiradora. Tu alfombra quedará como nueva pero hazlo rápido; cuanto más tiempo pase más difícil será quitar la mancha.
  • Nosotros te sugerimos elaborar una mezcla de bicarbonato y vinagre para limpiar tu moqueta en seco. Para ello, añade en un recipiente tres cucharadas de esta sustancia y unos dos vasos de vinagre blanco.

Puedes sustituir el bicarbonato por sal, pero nuestro consejo es que no lo hagas, ya que no será tan efectivo. Una vez que hayas aspirado tu alfombra, esparce tu mezcla en la mancha sin llegar a los bordes.

Para aplicarla, puedes utilizar un pulverizador específico para ello o humedecer una esponja. Sécalo a temperatura ambiente dentro de tu hogar. Te aseguramos que ya no volverás a ver a esa mancha nunca más.

Cómo limpiar alfombras | © Dreamstime.com

6

Cómo limpiar alfombras muy sucias

Para una limpieza mucho más profunda de tu moqueta, te recomendamos hacer uso del agua oxigenada que tengas por casa. ¡Es momento de sacarle partido!

No hay una opción más efectiva para eliminar cualquier mancha, además del bicarbonato.

  • Nuestro consejo es que eches directamente un poco de esta sustancia sin frotar y dejar que actúe sola.
  • Pasados unos minutos, seca tu alfombra con un poco de papel absorbente o, si lo prefieres, utiliza un trapo limpio para ello. Sin duda, la desinfectarás bastante rápido.

También puedes sustituirlo por otros remedios caseros como aplicar limón y sal en la mancha, o utilizar productos específicos. El detergente es otra de las alternativas.

Puedes mezclar incluso agua oxigenada con esta sustancia, para lo que necesitarás unas gotas de especial para lava vajillas, por ejemplo, o uno que no sea muy fuerte.

Mézclalo con medio vaso aproximadamente de agua oxigenada y colócalo directamente en tu alfombra manchada, como ya te hemos explicado. Deja que actúe y sécalo. El resultado te sorprenderá, ya que apenas te llevará mucho tiempo. 😉

7

Los mejores consejos para limpiar alfombras

¿Cómo conservar su estado original durante más tiempo? ¡Fácil! No te pierdas nuestros tips adicionales:

  • Aspira tu tapiz cada semana y evitarás el desgaste de sus fibras.
  • De la misma manera, te recomendamos hacer una limpieza en profundidad como máximo cada 6 meses, pero nunca excedas ese tiempo.
  • Siempre que puedas utiliza, además, productos caseros y agua caliente. Otras sustancias como el detergente, hará que con el tiempo se dañen más. Resérvalo para cuando sea muy difícil de eliminar. Por ejemplo, con salsas, chocolate o café.
  • Si la mancha es de barro, puedes utilizar agua caliente y amoniaco. Prueba con acetona si has derramado algún esmalte de uñas. En el caso de que sea alguna bebida, con vinagre y jabón neutro bastará.
  • Para secar rápido tu alfombra, lo mejor es que lo hagas en temperatura ambiente y nunca en el exterior. Los rayos de sol podrían dañar el tejido y los colores. Por ejemplo, puedes extenderla en la mampara de tu ducha.
  • Con un secador de pelo, agilizarás bastante el proceso y, además, evitarás que se produzca moho u óxido en ella. Si has utilizado la lavadora, sécala en una centrifugadora pero con tiempos cortos, aunque nuestro consejo es que limpies tu alfombra en seco.

¿El resultado de tu alfombra no ha sido el que esperabas? Si todavía tienes alguna duda de cómo limpiarla, déjanos un comentario. ¡Estaremos encantados de ayudarte! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *