Cómo cultivar flamboyán

El flamboyán, de la familia de las fabáceas, se alza como uno de los árboles que presenta un mayor colorido en el mundo. Sus flores rojas, con tonos anaranjado, así como su follaje verde brillante le dotan de una presencia única, pudiendo llegar a medir hasta 12 metros. ¿Suena majestuoso, no? Pues presta atención, ya que te vamos a explicar paso a paso todos los detalles, consejos e información útil que necesitas conocer para comprender a la perfección cómo cultivar flamboyán en diversos escenarios, los cuidados que debes efectuar y sus principales propiedades. ¡Atento y apunta todo!

  1. Cómo cultivar flamboyán
  2. Cómo germinar las semillas de flamboyán
  3. Cómo podar el flamboyán
  4. Cuándo florece el flamboyán
  5. Cuánto crece un flamboyán
  6. Cuáles son los cuidados del flamboyán
  7. Cómo cultivar flamboyán en invierno
  8. Cuáles son las plagas y enfermedades del flamboyán
  9. Cómo reproducir el flamboyán
  10. Cuáles son las propiedades del flamboyán
Cómo cultivar flamboyán | © Pixabay.com

1

Cómo cultivar flamboyán

En caso de que pretendas cultivar flamboyán, ten en cuenta que, gracias a unos pequeños pasos, podrás lograr éxito en este proceso. En primer lugar, necesitarás una maceta. En este sentido, te recomendamos que eches un vistazo a las macetas de AliExpress, ya que disponen de una gran variedad para que elijas la que más se ajuste a tus necesidades con precios bastante económicos.

Una vez tengas tu maceta, realiza un hoyo con un tamaño 2 o 3 veces superior en anchura que la bola de las raíces, pero con la misma profundidad. En el agujero que resulte, deberás poner el árbol y, posteriormente, rellenar mediante tierra hasta que observes que las raíces han quedado cubiertas.

A continuación, te tocará regar. El flamboyán, especialmente cuando es joven y está en etapa de crecimiento, necesitan un riego frecuente, al menos 2 veces por semana. Una vez que haya alcanzado cierta madurez, solo será necesario regar cuando lleguen etapas de sequía.

Posteriormente, te recomendamos que utilices el método de fertilización 15-5-15 de carácter de liberación lenta al menos 3 o 4 veces por año durante los 3 primeros años. Nuestro consejo es que comiences con este proceso entre 3 y 6 semanas después de que se produzca la siembra.

Durante los 2 siguientes años, reduce este método a 1 o 2 veces por año. Asimismo, debes saber que cuando el árbol madure, no será necesario que lleves a efecto esta práctica. Podrás usar como fertilizante composta o bien fertilizante para césped, que podrás encontrar a un precio único en eBay.

¿Suena sencillo, no? Pues ya solo te queda comprobarlo por ti mismo y descubrir la facilidad para disponer de un árbol bonito, atractivo y vistoso.

2

Cómo germinar las semillas de flamboyán

En caso de que hayas seguido al pie de la letra las indicaciones del apartado anterior, debes saber que te encuentras muy cerca de lograr tu objetivo. A continuación, te explicamos paso a paso las claves para germinar las semillas de flamboyán.

  1. Te recomendamos que recojas algunas vainas que hayan caído recientemente y las abras.
  2. Inspecciona las semillas, que son muy resistentes, por lo que no tengas miedo, y raspa mediante una lija el el extremo ovalado resultante.
  3. Remoja durante al menos 24 horas las semillas y retira aquellas que floten en el agua, ya que no te servirán.
  4. Coloca la semilla resultante de manera plana en un semillero, aplicando, en caso de que te sea posible, una turba de coco o tierra de calidad.
  5. Es fundamental que mantengas un ambiente adecuadamente húmedo.
  6. Mediante una tapa o bolsa de plástico, cubre el semillero y remuévelo cuando la planta germine. Nota importante: este proceso podría llevar de 3 a 7 días.
  7. De nuevo mantén el suelo en un estado húmedo y busca un lugar bien iluminado para colocar el semillero.
  8. Por último, cuando observes que ha desarrollado de 2 a 4 hojas, saca la plántula y siémbrala en una maceta de propagación.
3

Cómo podar el flamboyán

La poda del flamboyán es una práctica bastante sencilla, por lo que solo tienes que llevar a efecto unos pasos muy sencillos para obtener el éxito en el cultivo de este árbol.

Nuestro consejo es que podes, mediante un serrucho por ejemplo, las extremidades inferiores del flamboyán mientras que se mantenga en su juventud. Gracias a está práctica, podrás lograr una base sólida y firme, a la par que podrás disfrutar de una sombra agradable cuando el árbol madure.

El carácter quebradizo de la madera del flamboyán lo hace especialmente peligroso en aquellos supuestos en los que no realices una poda adecuada, por lo que debes tener un cuidado preciso y minucioso.

Para evitar que las ramas terminen partiéndose, corta aquellas ramas que presenten mayor debilidad o una altura superior a 3 metros. Asimismo, con el objetivo de evitar plagas, te recomendamos que elimines las ramas muertas con la mayor celeridad posible.

Cómo cultivar flamboyán | © Pixabay.com

4

Cuándo florece el flamboyán

Llegados a este punto, seguramente te estés preguntado en qué momento exacto florece el flamboyán. En primer lugar, debes tener en cuenta que el florecimiento de este árbol se alza como un espectáculo de la naturaleza, por lo que, si has hecho bien los deberes en la plantación, tendrás la posibilidad de gozar de una vista inigualable.

Asimismo, debes saber que, por regla general, cada flor dispone de 5 pétalos con un color anaranjado con tintes rojizos o directamente un color rojo. Cada pétalo se alza más grande que los demás y podrás observar que dispone de marcas de color amarillo y blanco.

La pregunta clave de cuándo florece el flamboyán es bien simple. A finales de primavera y hasta finales de verano, podrás observar el florecimiento de tu árbol. Siendo más concretos, las fechas exactas son de mayo a septiembre, por lo que en estos meses podrás asistir a una contemplación única.

5

Cuánto crece un flamboyán

Como se ha comentado con anterioridad, el flamboyán se trata de un árbol con rápido crecimiento, por lo que si eres una persona impaciente, en poco tiempo podrás ver los resultado del proceso de cultivo.

Hasta que alcance la madurez plena, el flamboyán puede crecer aproximadamente un metro y medio por año, siempre y cuando efectúes los cuidados adecuados y se encuentre en óptimas condiciones.

Un consejo importante es que debe encontrarse en un lugar en el que disponga de mucho espacio, puesto que requiere de un área grande para que se produzca un crecimiento exitoso, sin interferencias.

Si realizas una plantación adecuada, debes saber que puede alcanzar una altura superior a los 12 metros, un fenómeno que lo alza como un árbol majestuoso.

Por último, ten en cuenta que la copa del flamboyán puede llegar incluso a ser más ancha que su propia altura, por lo que te instamos de nuevo a que lo ubiques en un lugar espacioso.

Cómo cultivar flamboyán | © Pixabay.com

6

Cuáles son los cuidados del flamboyán

Una vez sigas las indicaciones de apartados anteriores para cultivar flamboyán, te vamos a enumerar una serie de cuidados básicos para que protejas tu árbol. Antes de nada, debes saber que su mantenimiento es bastante sencillo y no requiere de grandes dispendios.

Respecto a la ubicación, lo ideal es colocar el flamboyán en una posición en la que le dé el sol de pleno, puesto que no tolera bien la sombra, hecho que podría perjudicar al crecimiento de tu árbol.

Si las temperaturas superan los 30 grados, durante el verano, es recomendable regar cada 1 o 2 días. Durante el resto del año, la frecuencia del riego se reduce drásticamente, ya que solo tendrás que regar una vez por semana y como máximo dos, en caso de que observes una necesidad de mayor riego.

Se trata de un árbol que, cuando se encuentra en su juventud, es bastante sensible al frío. Por tanto, la temperatura ideal en la que se debe encontrar es entre 10 y 35 grados.

Respecto al abono, se alza como un cuidado fundamental en caso de que el flamboyán se encuentre en una clima que no es apropiado a sus características. Por ello, el guano, abono de efecto rápido, es una gran alternativa para abonar tu árbol desde primavera hasta aproximadamente el final del verano.

Cuando llegue el otoño y el invierno, nuestro consejo es que riegues de manera mensual, aplicando la mitad de la dosis recomendada del abono de Nitrofoska.

En cuanto al sustrato, te recomendamos que utilices el hummus de lombriz de Planeta Huerto, ya que disponen de una excelsa calidad y un precio bastante económico. También, podrás usar turba negra mezclada con perlita, por lo que elije la opción que más se ajuste a tus necesidades.

Respecto al trasplante, ten en cuenta que es un árbol que te brinda la posibilidad de cultivarlo en maceta durante los primeros años de su juventud. Posteriormente, cada año, en primavera, deberás pasar el árbol a una maceta mayor, ya que crece con bastante rapidez.

7

Cómo cultivar flamboyán en invierno

Como se ha comentado con anterioridad, el flamboyán es un árbol que no está ideado para aguantar el invierno, por lo que en esta época debemos ser diligentes y aplicar unos pequeños gestos que te permitirán facilitar su crecimiento.

A pesar de que, obviamente, se tengan que encontrar en zonas exteriores, ello no impide que podamos protegerlo con plástico. A la par, tendrás que mantener el sustrato en un estado de humedad óptimo.

Para regar, espera a días en que haga mejor tiempo, ya que si riegas en días especialmente fríos, las raíces tendrían que soportar un agua demasiado gélida y tu árbol podría estar en riesgo.

Otro aspecto fundamental es el abono Nitrofoska, mencionado con anterioridad, que podrás encontrar a un gran precio en Amazon. Si utilizas este abono en pequeñas cantidades en las macetas y riegas, el propio sistema radicular del árbol dispondrá de una temperatura mantenida.

Este gesto permitirá que el flamboyán siga trabajando, creciendo y absorbiendo agua, con la finalidad de que la planta pueda seguir con vida, pese a que existan temperaturas eminentemente frías.

8

Cuáles son las plagas y enfermedades del flamboyán

Para nuestra suerte, debes saber que el flamboyán se alza como un árbol que no suele verse inmerso y afectado por plagas o enfermedades.

En caso de que observes que dispone de una especia de pulgones o cochinillas algodonosas, actúa rápido y utiliza insecticidas de calidad para evitar que el problema vaya a mayores.

Asimismo, en caso de que riegues en exceso, podrían surgir determinados hongos. No obstante, en caso de que suceda, no te preocupes, ya que este hongo puede ser tratado con efectividad con cualquier tipo de fungicida que disponga de un amplio espectro.

Por otro lado, existe la posibilidad de que algunas orugas traten de alimentarse de las hojas del flamboyán, pero no es un problema muy serio por lo que debes tener tranquilidad en caso de que esto suceda.

Por último, el principal problema reside en el comején, que es una especia de termita que puede perjudicar gravemente la salud de tu árbol. Si quieres evitar esto, lo ideal es que prestes atención y elimines las ramas muertas en cuando notes que aparecen.

Cómo cultivar flamboyán | © Pixabay.com

9

Cómo reproducir el flamboyán

En caso de que quieras reproducir el flamboyán, ten en cuenta que existen 3 grandes alternativas para realizar este proceso: mediante esqueje, por semilla o por acodo aéreo. Debido a la facilidad y rapidez de crecimiento que presenta, te vamos a explicar con una serie de pasos la reproducción por esqueje.

  1. Elige una rama adecuada
  2. Realiza un corte ligeramente inclinado hacia afuera y sella el corte con pasta cicatrizante
  3. La base del esqueje debe ser humedecida con agua
  4. Posteriormente, imprégnalo mediante hormonas enraizantes de carácter líquido para favorecer su crecimiento
  5. A continuación, planta tu árbol en una maceta y utiliza el sustrato adecuado
  6. Para evitar los hongos, utiliza un poco de azufre o cobre en la superficie del sustrato
  7. Riega de manera abundante
  8. Ubica tu árbol en una zona en la que esté protegido del sol directo
  9. Por último, solo te quedará mantener el sustrato en un estado ligeramente húmedo

¿No parece muy complicado, no? Se trata de un método de reproducción muy sencillo, que requiere de pocos productos para lograr un éxito rotundo. Así que te animamos a que lo intentes con los pasos indicados.

10

Cuáles son las propiedades del flamboyán

Una vez explicado  los consejos y claves para realizar todo tipo de cultivos de flamboyán, llega el momento de profundizar en las propiedades, beneficios y ventajas que aportan a nuestra salud.

Propiedades del flamboyán

  • Numerosos usos medicinales
  • Alivia los dolores reumáticos
  • Alivia los síntomas de problemas respiratorios
  • Alivia los síntomas del asma

Para lograr este alivio de los dolores, podrás macerar la corteza, con el objetivo de aplicarlo sobre la zona en la que tengas dolores. Otra alternativa es la de cocer directamente las semillas y bebértelas como si de una infusión se tratara.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *