Cómo preparar gazpacho

El gazpacho se ha convertido en uno de los entrantes más típicos de algunas regiones de España como Andalucía o Castilla-La Mancha. Esta sopa fría casera de verduras y hortalizas que se mezcla con otros ingredientes como ajo, aceite o vinagre, seguro que no deja de recordarte a los meses de verano y a su refrescante sabor. ¿Quieres saber cómo preparar las mejores recetas de gazpacho tú mismo/a? No pierdas ningún detalle y sigue leyendo. Te aseguramos que todas ellas te encantarán.

  1. Propiedades del gazpacho
  2. Receta para hacer gazpacho
  3. Preparar gazpacho andaluz
  4. Hacer gazpacho manchego
  5. Hacer gazpacho en Thermomix
  6. Hacer torta de gazpacho
  7. Preparar gazpacho de sandía
  8. Hacer gazpacho de melón
  9. Hacer gazpacho de remolacha
  10. Cómo servir gazpacho
  11. Hacer el mejor gazpacho
  12. Conservar gazpacho en la nevera
Cómo preparar gazpacho | © Pixabay.com

1

Propiedades del gazpacho

Esta bebida isotónica, sin duda, es una de las opciones más sabrosas especialmente para esos días tan calurosos, ya que se convertirá en tu mejor aliado.

El gazpacho debería estar en cualquier dieta de adelgazamiento, ya que te sacia el hambre, por no hablar de la cantidad tan mínimamente baja de calorías que contiene. Ideal, ¿no?

Su ingrediente principal es el tomate, por lo que súmale al resto de beneficios una rica dosis de vitamina C e hidratación profunda. ¿A qué es justo lo que necesita tu piel?

Tu bronceado también durará más tiempo y lucirá mucho más natural sobre todo en verano, gracias a sus potentes activos antioxidantes. Por lo tanto, añade estimulación de colágeno por un tubo.

Tanto el ajo como el pimiento ayudan a tu cuerpo a estar mucho más protegido frente a cualquier virus, aumentando, así, tus defensas. Te recomendamos prepararlo casero, ya que será más nutritivo.

Su elevada cantidad de fibra te ayudará a hacer mejor la digestión y controlar tu tránsito, tan necesario muchas veces. Tu colesterol e hipertensión estarán, a su vez, más fácilmente vigiladas. ¿Te animas a prepararlo?

2

Receta para hacer gazpacho

Elaborar esta sopa fría es de lo más sencillo y cómodo, especialmente en verano. Simplemente deberás reunir los siguientes ingredientes:

Ingredientes

  • 1 kg de tomates maduros
  • 1 pimiento verde 
  • 1 pimiento rojo 
  • 1 pepino
  • ¼ de cebolla
  • 1 ajo
  • Aceite
  • Vinagre de vino blanco
  • Sal

Empieza lavando los tomates y partiéndolos en trozos sin retirar la piel. Añádelos en tu vaso de la batidora y tritúralos. Después, déjalos en un bowl.

De la misma forma, pica bien las verduras. Agrégalas al tomate ya triturado, junto con unos 100ml de agua (aproximadamente medio vaso) y mezcla todo. 

Para ello te recomendamos utilizar estas picadoras de Taurus, con las que será mucho más sencillo ya que te ahorrarán bastante trabajo.

Luego añade unas tres cucharadas tanto de aceite, como de vinagre, y sal al gusto. Puedes probarlo después y añadirle más si es necesario, como variar en la cantidad de agua.

Siempre puedes preparar el resto de ingredientes junto con los tomates, pero de la otra forma quedará una mejor textura.

Bate todo bien y… ¡listo! Guárdalo en la nevera durante al menos dos horas antes de servirlo.

3

Preparar gazpacho andaluz

Las diferentes opciones de recetas para elaborar gazpacho lo convierten en muy versátil y en una alternativa ideal de entrante para cualquier comida o cena.

Una de las ideas para elaborar esta sopa fría es hacerlo siguiendo la tradición andaluza, que es de donde se cree que proviene su origen.

La preparación de esta receta tan típica del sur de España es exactamente la misma que la normal pero añadiéndole un ingrediente más: el pan

Para ello puedes hacerlo de dos maneras. Una de ellas es agregando trozos al principio y triturando todo bien junto con el resto de ingredientes. Si lo haces, retírale la corteza antes.

Los tomates, por su parte, cuanto más grandes mucho mejor, ya que le aportará más sabor y un tono rojizo mucho más apetecible.

Échale a tu bebida isotónica unos trozos más pequeños de pan al final para potenciar su esencia y sírvelo en un vaso o una taza, y así tu receta será lo más andaluza posible.

Siempre puedes hacer gazpacho extremeño, que no es más que una variación de la receta tradicional andaluza. La diferencia está en que los ingredientes proceden de la huerta de Extremadura.

4

Hacer gazpacho manchego

Sin duda, la receta manchega es una de las más auténticas. La preparación es exactamente la misma, solo que se le añade algunos ingredientes de origen animal.

Lo más popular es agregar porciones de conejo o pollo, y, si son de campo, mucho mejor. ¿La textura? Más sabrosa y crujiente, perfecta para sorprender a tus invitados.

Para elaborar gazpacho manchego calienta aceite en una olla. Una vez esté en su punto agrega los trozos de carne y apaga el fuego cuando se doren bien. Tardarás unos 5 minutos en guisarlo. 

Te recomendamos utilizar estas ollas exprés de la tienda Taurus, con las que ahorrarás bastante en potencia. Su precio es lo mejor. 

Nuestro consejo es que dores también los trozos de cebolla y ajo en la olla para darle un mejor sabor. Puedes hacerlo previamente o todo junto, como prefieras.

Añade luego el tomate y el resto de verduras trituradas, y deja que se cocine todo a fuego lento. Júntalo con la carne después y echa unos dos litros de agua. Déjalo cocer durante unos 30 o 40 minutos y, después, sírvelo caliente.

Cómo preparar gazpacho | © Pixabay.com

5

Hacer gazpacho en Thermomix

También puedes hacer uso de tu robot de cocina Thermomix en lugar de tu batidora para su elaboración. En ese caso, tendrás que saber cómo programar el tiempo adecuadamente.

Empieza añadiendo los trozos de todos los ingredientes. Después programa un primer tiempo de 30 segundos en velocidad 5 y pulsa el botón.

Vuelve a repetir el proceso pero, esta vez, sube el tiempo y la potencia; exactamente a unos 2 minutos y velocidad 10. Siempre puedes variar la velocidad eligiendo la que mejor se adapte a ti.

Luego añade la misma cantidad de agua que hemos sugerido antes, y programa unos 2 minutos a velocidad 10. Es muy importante que no te olvides de este ingrediente.

Para que el gazpacho quede más auténtico y frío en tu Thermomix te recomendamos agregarle, además, un par de cubitos de hielo. Esto facilitará que se conserve mejor en la nevera y también quedará más líquido.

Si por el contrario prefieres que quede más consistente y espeso, simplemente añádele a tu mezcla unos trozos que te hayan sobrado de pan del día anterior.

En AliExpress puedes encontrar una gran variedad de accesorios para tu robot de cocina a muy buenos precios.

6

Hacer torta de gazpacho

Una de las ideas más originales para acompañar esta receta tan típica del sur de España es preparar tus propias tortas caseras.

Su proceso de elaboración no puede ser más sencillo. Para ello necesitarás 3 ingredientes básicos que todos tenemos en casa: harina, sal y agua.

Una vez los hayas reunido empieza a preparar tus tortas. Echa agua y sal en un cuenco, y mézclalo bien. Luego añade la harina y haz lo mismo.

En una tabla de cocinar unta un poco de tu masa, una vez que esté homogénea, y con un rodillo amásala muy bien hasta que notes que ya no se pega en tus manos.

Ve dándole la forma redondeada tan característica de las tortas. Una vez las tengas listas, mételas en el horno, previamente calentado.

Te recomendamos que utilices la máxima potencia, a unos 180 u 200 º dependiendo del tipo de horno del que dispongas. Así se cocinarán antes.

Ve comprobando que se van dorando y, si hace falta, baja la temperatura. Retíralas, deja que se enfríen cuando estén hechas, y… ¡listo! Sírvelas con la modalidad de gazpacho que más te guste.

7

Preparar gazpacho de sandía

¿Recetas de gazpacho aún más sabrosas? Sí, es posible. Prueba a añadirle, por ejemplo, unos trozos de frutas de temporada. 

Como lo típico es prepararlo en esos meses de calor, agregarle unos trozos de sandía será un gran acierto, ya que querrás prepararlo en más de una ocasión.

Sin duda es nuestra recomendación del verano para quienes no les guste tanto el sabor de las verduras frías y prefiera una textura en el paladar más suave.

Para hacer gazpacho de sandía, necesitarás unos 200 gramos aproximadamente de trozos pelados y sin pepitas. El proceso a seguir es el mismo.

Añade todos los ingredientes en tu batidora o robot de cocina y tritura tu mezcla. No te llevará más que un par de minutos.

Después, si observas que quedan trozos de pieles puedes pasar tu mezcla por un colador para que la crema sea aún más líquida.

Si lo prefieres, también puedes sustituir las porciones de tomate por trozos de otras frutas que te gusten como las fresas o las cerezas. Te aseguramos que se convertirá en tu receta favorita.

8

Hacer gazpacho de melón

El sabor del melón puede aportar a tu gazpacho casero un resultado mucho más auténtico. Eso sí, date cuenta que el color no será rojizo si no más amarillento.

Por lo tanto, para la misma cantidad exacta que te hemos propuesto anteriormente, agrega unos 300 gramos de melón maduro. 

¿Nuestro consejo? No utilices tomate para esta receta, ya que te sorprenderá aún más. Aunque si lo prefieres siempre puedes incorporar este ingrediente.

De la misma forma que has pelado los pimientos, el pepino, la cebolla y el ajo, haz lo mismo con la fruta. Añade trozos de pan para que quede más consistente.

Mezcla bien todas las porciones hasta que quede una crema bastante homogénea, junto con el medio vaso de agua. Esto es imprescindible.

Como el objetivo de esta variedad de receta es que sea más dulce, no eches demasiado ajo, ya que el sabor final no será el deseado.

Consérvalo un par de horas en el frigorífico y… ¡listo para servir! Lo ideal es que lo acompañes con trozos de jamón y algunas verduras picadas.

9

Hacer gazpacho de remolacha

Para los amantes de las verduras no podía faltar esta variedad de gazpacho, con propiedades tan antioxidantes. La remolacha no solo aportará fibra, potasio y ácido fólico a tu dieta, sino que también incorporará una gran cantidad de vitaminas.

Este zumo se convertirá en tu aliado perfecto para esos días calurosos. Solo necesitarás unos 100 gramos, además de los demás alimentos ya mencionados. Para ello, empieza preparando el resto de verduras.

En cuanto a la remolacha, puedes cocerla o partirla en crudo. Si te decantas por la primera opción, hierve agua en una olla. Cuando esté bien caliente, añade un par de estas hortalizas dejando algo del tallo.

El tiempo de cocción será de unos 40 minutos. Una vez que compruebes que estén blandas, retíralas. Ahora pélalas en trozos y añádelos a tu batidora.

Siguiendo la segunda opción, sáltate el paso anterior. Parte las remolachas e introduce las porciones en crudo directamente junto con el resto de ingredientes.

No te olvides del medio vaso de agua que debes echar y tritura todo bien. Conserva tu mezcla en la nevera o congelador y… ¡listo!

Para servir tu gazpacho de remolacha te recomendamos agregar algo de cantidad de pimienta negra molida, además de tu guarnición favorita de verduras. ¿El sabor? Irresisitible.

Cómo preparar gazpacho | © Pixabay.com

10

Cómo servir gazpacho

Lo ideal de esta receta es servirlo como alternativa a ensaladas y platos entrantes, aunque también puedes prepararlo después de la comida a modo de postre.

Te recomendamos especialmente cocinar esta crema en verano que es, sin duda, cuando más te apetecerá tomarlo. No dejará indiferente a nadie.

Sírvelo en una taza o en un cuenco para degustarlo como una sopa o bebida fría y añádele otros ingredientes para mejorar la presentación. Aquí entran en juego los tropezones.

Los trozos de pan no pueden faltar en esta receta. En este caso te aconsejamos que retires la corteza o la dejes, si quieres que sea más crujiente el resultado.

Acompáñalo también con otras verduras. Entre otros, puedes agregarle porciones de apio o más pimiento rojo y cebolla. Experimenta con diferentes sabores.

La carne siempre es una buena idea para darle una textura más sabrosa, por lo que puedes añadir trozos de pollo o de conejo, o, incluso, taquitos de jamón. 

Si lo prefieres, simplemente no eches nada más y disfruta de tu gazpacho nada más prepararlo, ya que igualmente estará delicioso.

11

Hacer el mejor gazpacho

Si quieres que tu receta sea aún mucho más sabrosa, te aconsejamos cortar la noche anterior las verduras y aderezalas en un bowl con aceite, vinagre y sal. 

Es muy importante utilizar ingredientes de calidad, ya que el resultado será aún mejor. Elige tomates maduros siempre.

Tampoco excedas en las cantidades que te hemos recomendado. Por ejemplo, si echas demasiado ajo corres el riesgo de que este te repita después.

Un truco para que quede un color mucho más intenso es agregar más tomate o incluso, si no lo has añadido ya, unos trozos de pimiento rojo. También puedes echarle más aceite.

De esta forma, la presentación no solo será muy apetecible sino que también la textura quedará más densa. Ya te lo estás imaginando, ¿verdad?

Si por el contrario deseas que sea más líquida, siempre puedes agregarle más cantidad de agua de la recomendada. Lo mejor es ir probando lo que más te guste.

Añade el aceite una vez hayas triturado todos los ingredientes y no antes; sino, la textura final será más parecida a la del salmorejo.

Te recomendamos servirlo en cuanto lo prepares triturando previamente unos hielos, pero también puedes conservarlo en el frigorífico para otro momento.

12

Conservar gazpacho en la nevera

Nosotros te recomendamos almacenar esta sopa fría de hortalizas y verduras en frío siempre entre 0 y 5 grados centígrados. 

Por ejemplo, guárdala en una botella bien cerrada y, si no es muy pegada a la puerta, mejor. Al abrirla, puede sufrir cambios de temperatura y esto no es bueno si quieres conservar gazpacho.

En el caso de que no dispongas de tiempo suficiente y quieras servirlo cuanto antes, existen otras maneras para servirlo en frío.

Lo mejor que puedes hacer es añadirle un par de cubitos de hielo y triturarlo todo bien con la licuadora. Una opción muy refrescante para no perder tiempo.

Puedes meterlo en el congelador algunos escasos minutos, ya que de esta forma tu gazpacho casero se enfriará también mucho más rápido.

Conviene no consumirlo en más de dos días para que este conserve todas sus propiedades, por lo que nunca excedas ese tiempo.

Esta bebida isotónica natural nunca había sido tan fácil de preparar, solamente necesitarás reunir los ingredientes adecuados y seguir los pasos para conservarlo en un mejor estado.

Te animamos a probarlo, ya que su sabor casero, sin duda, te sorprenderá. ¿A qué esperas? Empieza a preparar gazpacho hoy mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *