Cómo preparar aceitunas

Las aceitunas u olivas son un aperitivo típico de nuestra gastronomía. Son un elemento básico de la dieta mediterránea, que destaca por sus múltiples beneficios nutricionales. Se pueden tomar solas, en salsa, verdes o negras. Y de ellas se obtiene el aceite de oliva, uno de nuestros superalimentos.

Hoy en día, forman parte de numerosas recetas de todos los países mediterráneos, donde se consumen de múltiples maneras. En Turquía se toman en el desayuno, en España, Grecia y Portugal son imprescindibles en el aperitivo. Sirven para acompañan a arroces, ensaladas o pizzas e incluso se toman como postre.

Son las aliadas perfectas de una buena alimentación. Son asequibles, fáciles de encontrar y se conservan durante mucho tiempo. Además, se pueden preparar de mil maneras. Si quieres descubrir cuál es tu preferida, ¡no dejes de leer este artículo! Descubrirás todas las claves para disfrutar se este delicioso alimento.

  1. ¿Qué es la aceituna?
  2. ¿Qué beneficios tienen las aceitunas?
  3. ¿Conoces las diferentes variedades de aceitunas?
  4. ¿Cómo preparar aceitunas?
  5. ¿Cómo se cura la aceituna?
  6. ¿Cómo se matan las olivas negras?
  7. ¿Qué hay que hacer para que las aceitunas no se pongan blandas?
  8. ¿Cómo aliñar las aceitunas?
  9. ¿Cuáles son los principales aliños para las aceitunas?
  10. ¿Qué es el aceite de oliva?
Cómo preparar aceitunas | © Pixabay.com

1

Qué es la aceituna

La aceituna es el fruto del olivo, un árbol que pertenece a la familia de las Oleáceas. Es una fruta de tamaño variable y su color varía del tono verde al negro, cuando está madura. Su sabor es amargo y tiene un solo hueso o semilla en su interior. Su pulpa almacena aceites, como el ácido oleico.

Su nombre procede de la palabra aceite y ésta, del término árabe “azzayt” , que deriva del nombre arameo “zayta”. El sufijo tuna era un diminutivo. En castellano también se denomina oliva.

Las aceitunas de mesa reúnen los cuatro sabores básicos que detecta el paladar: ácido, amargo, dulce y salado. Y deben macerarse antes para atenuar su sabor amargo. De ellas se obtiene el aceite de oliva, que se usa como ingrediente culinario y cosmético.

2

Qué beneficios tienen la aceitunas

Las aceitunas tienen muchas propiedades beneficiosas. Destaca su alto contenido en calcio, fósforo y hierro. También son una fuente natural de vitaminas A y C, las cuales favorecen que tus defensas se encuentren en perfectas condiciones para proteger tu salud.

Su alto contenido en grasas Omega-3 y Omega-6Las te ayuda a regular el colesterol y a prevenir enfermedades cardiovasculares. Además, contienen fibra y son altamente saciantes, por lo que se convierten en grandes aliadas para quitar el apetito entre horas.

Es por ello que las aceitunas no pueden faltar en la dieta mediterránea aunque, como otros alimentos, no debes abusar de ellas, sino introducirlas en tu dieta con cabeza. Los especialistas recomiendan consumir un máximo de siete aceitunas al día, lo que supone un aporte adecuado de calorías.

3

Conoces las diferentes variedades de aceitunas

Los principales tipos de aceitunas que existen, se utilizan principalmente para la producción del aceite de oliva, pero pueden consumirse también como aperitivo o de acompañamiento en cualquier comida. A continuación te contamos las diferentes variedades que puedes encontrar:

Arbequina

Se produce en Cataluña y Aragón. Su aceite tiene un sabor afrutado, con toques de manzana y almendra.

Cornicabra

Su cultiva en Toledo y Ciudad Real. Su aceite se caracteriza por su sabor a frutas maduras. Aromático, fresco y ligeramente amargo.

Gordal

Procede de Sevilla. Es una aceituna de mesa que destaca por su gran tamaño y su delicioso sabor.

Hojiblanca

Se produce en Málaga, Sevilla y Córdoba. Da lugar a un aceite afrutado con toques de manzana y plátano. Aromático y dulce.

Manzanilla

Se produce principalmente en Sevilla. Tiene un sabor fuerte y amargo.

Picual

Se cultiva sobretodo en Jaén. Su aceite destaca por su sabor afrutado y amargo.

Cómo preparar aceitunas | © Pixabay.com

4

Cómo preparar aceitunas

Para preparar tu propio aperitivo casero, sólo necesitas tres ingredientes: sal, agua y paciencia. Lo primero que debes hacer es curarlas, para eliminar la oleuropeína que contienen y volverlas comestibles. Puedes llevar a cabo el curado en cualquier etapa de la maduración de la aceituna.

Existen dos curas diferentes, la húmeda y la seca. Para realizar ambas, se necesitan cubos de plástico grandes con tapa y sal no yodada. Lo primero que tienes que hacer es depositar las aceitunas en los barreños y cubrirlas con agua. Debes cambiar el agua durante nueve días, después estarán listas para aliñar.

Lo siguiente es preparar la salmuera en un recipiente grande y depositar las aceitunas en recipientes de cristal, acompañadas de hierbas aromáticas. Después debes cubrir la mezcla con la salmuera y añadir un chorrito de aceite de oliva. Y dejarlas macerar alejadas de la luz, durante dos meses y medio.

Nuestro Tip: si quieres descubrir cómo elaborar las mejores tapas y aperitivos con aceitunas, no dejes de visitar la librería Agapea. Tienen toda una sección dedicada a los libros de cocina, donde podrás encontrar numerosas recetas para sorprender a tus invitados.

5

Cómo se cura la aceituna

La mejor manera de curar las aceitunas es usando sosa cáustica. Las aceitunas recién cogidas del árbol, tienen un sabor amargo y una textura que las hace incomestibles. Para poder consumirlas hay que curarlas, pero hay que hacerlo con mucho cuidado, usando guantes para no quemarse.

Lo primero que hay que hacer es poner las aceitunas en un recipiente de cristal y cubrirlas completamente con agua. Después tienes que añadir 30 gramos de sosa por cada kilo de aceitunas verdes o 15 gramos por kilo, si son negras. Remueve con cuidado y deja actuar entre 6 y 8 horas.

Transcurrido este tiempo, debes lavar bien las aceitunas y dejarlas en agua con sal, para eliminar bien la sosa. Luego, puedes introducir las aceitunas en su aliño definitivo, peladura de naranja, tomillo, romero… Y después de dos o tres días, podrás disfrutar de unas deliciosas olivas aliñadas.

6

Cómo se matan las olivas negras

Las aceitunas negras son un aperitivo delicioso y un buen complemento para tus ensaladas, pizzas u otros platos. Se obtienen de aceitunas que han madurado completamente, por lo que su color se oscurece. Puedes elaborarlas enteras, sin hueso, troceadas o machacadas.

Normalmente las aceitunas negras se curan en seco y con sal, usando las variedades mission, manzanillo y kalamata. Lo primero que tienes que hacer es lavar las aceitunas y después pesarlas. Necesitarás 500 gramos de sal de cura por cada kilo de aceitunas.

Debes poner las aceitunas con la sal en un cajón de madera de 15 centímetros de profundidad, forrado con tela y dejarlas curar una semana. Cuando pase este tiempo, debes pasar las aceitunas a un cajón limpio y limpiar las impurezas.

Después, se depositan en el cajón original durante un mes. Y de esta forma verás cómo se arrugan y se matan. Puedes consumirlas así o volver a cubrirlas con agua y hierbas aromáticas, hasta que recuperen su forma original.

Cómo preparar aceitunas | © Pixabay.com

7

Qué hay que hacer para que las aceitunas no se pongan blandas

Si has comprado unas aceitunas y no las has consumido en el mismo día, te estarás preguntando cómo guardarlas para que no se estropeen ni se pongan blandas. A continuación te damos algunos trucos, para conservar las aceitunas perfectas durante semanas:

Conservar en frío

Una vez abiertas, debes guardar las aceitunas en el frigorífico. Si las compras a granel, mételas en la nevera desde el primer momento.

Guardar en un tarro de cristal

Si al comprarlas vienen en un recipiente de plástico o una bolsa, es mejor que las cambies a un reciente de cristal y las conserves en frío.

Siempre a remojo

Para que conserven su sabor, deben estar siempre sumergidas en líquido, evita colarlo y si escasea, añade un poco de agua.

Mejor tapadas

Es muy importante que el recipiente donde las conserves esté bien cerrado. Si no tiene tapa, pon un poco de papel film, para que no queden descubiertas en la nevera.

En conserva

Es la mejor forma si quieres disfrutarlas durante meses manteniendo todo su sabor. Introduce las aceitunas en un tarro con ocho partes de agua por cada una de sal. Añade medio ajo, tomillo, romero, un poco de guindilla y deja macerar.

Nuestro Tip: si quieres que tus aceitunas conserven todo su sabor y estén siempre perfectas, necesitas usar los recipientes adecuados. En Duett encontrarás las mejores opciones para la conservación de alimentos.

8

Cómo aliñar las aceitunas

Aunque en el mercado encontrarás una gran variedad de aceitunas, también puedes aliñarlas tú en casa. Para hacerlas aún más sabrosas y triunfar en cualquier reunión con amigos. Lo mas sencillo es partir de aceitunas ya salmuerizadas, es decir, las que no traen ningún sabor añadido y sazonarlas a tu gusto.

Puedes elegir verdes o negras y sólo tienes que dejarlas unas horas en tu aliño favorito para que cojan todo su sabor. Dependiendo de tus preferencias, podrás jugar con múltiples posibilidades de aliños, para conseguir el aperitivo perfecto o dar un toque delicioso a tus platos.

Si eliges aceitunas frescas el proceso es más complicado. Tardarás semanas en hacerlas comestibles, ya que las aceitunas recién cogidas del olivo son amargas y deben lavarse en agua y salmuera, para que se puedan comer. Por lo tanto, te recomendamos la primera opción, mucho más rápida y sencilla.

9

Cuáles son los principales aliños para aceitunas

Si quieres disfrutar de tus aceitunas aliñadas en casa, existen infinidad de opciones para preparar. Recetas sencillas, con productos que seguramente tengas en casa, para sorprender a tus invitados con un aperitivo equilibrado y saludable.

Aliño clásico

  • 4 dientes de ajo pelados y aplastados
  • 3 o 4 ramitas de hinojo
  • 1 rama de tomillo
  • 1 rama de romero

Aliño castellano

  • 1 rama de tomillo
  • 1 rama de romero
    1 cucharada de pimentón

Aliño para aceitunas verdes

  • Medio limón cortado en trozos
  • 1 cucharada de orégano seco
  • 1 hoja de laurel
  • 4 dientes de ajo pelados y aplastados

Aliño picante para aceitunas negras

  • 50 ml de aceite de oliva
  • 1 trozo de cáscara de naranja (sólo la piel)
  • 1 cucharada de tomillo seco
  • 1 guindilla
10

Qué es el aceite de oliva

El aceite de oliva es el ingrediente principal de la dieta mediterránea. Es un aceite vegetal, que se obtiene de el fruto del olivo, denominado aceituna u oliva. El proceso de elaboración se realiza a través de la extracción del fruto de la aceituna, mediante procedimientos físicos y mecánicos.

Su uso principal es culinario. Lo puedes utilizar para aliñar y aderezar, como ingrediente para salsas, para freír, elaborar repostería o en sustitución de la mantequilla. También se consume en crudo en los desayunos y se utiliza como conservante.

Tiene muchos beneficios para la salud: reduce el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, disminuye los niveles de colesterol, evita que los triglicéridos se oxiden, mejora el tránsito intestinal, previene el mal aliento y se usa como protector gástrico.

Nuestro Tip: si eres un apasionado del zumo de la aceituna, no te pierdas la selección de aceites de oliva que te ofrece Amaiketako. En su tienda online, encontrarán toda una sección, dedicada a este delicioso ingrediente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *