Cómo limpiar baldosas

Con el paso del tiempo, aunque parezca un elemento que no presenta mucha suciedad, es necesario proceder a limpiar las baldosas de nuestro hogar. Siempre tenemos la sensación de que es una tarea sencilla, pero un mal método para su limpieza va a provocar que el brillo y hasta el color de las baldosas se desgasten hasta tal punto que te replantearás si es necesario cambiarlas. ¿Quieres tener tus baldosas limpias como una patena? Pues presta atención, porque este artículo está dirigido a ti. Te vamos a brindar consejos, detalles e información útil para que comprendas a la perfección cómo limpiar distintos tipos de baldosas sin morir en el intento. ¡Atento y apunta todo!

  1. Cómo limpiar baldosas
  2. Consejos para limpiar baldosas
  3. Trucos para limpiar baldosas
  4. Cómo limpiar baldosas de exterior
  5. Cómo limpiar baldosas de cocina
  6. Cómo limpiar baldosas porosas
  7. Cómo limpiar baldosas de barro
  8. Cómo limpiar baldosas de baño
  9. Cómo limpiar baldosas después de un obra
Cómo limpiar baldosas | © Pixabay.com

1

Cómo limpiar baldosas

Para limpiar las baldosas de tu hogar, en primer lugar, es necesario que retires el polvo. Aunque puedas utilizar un cepillo al uso, lo ideal es limpiar mediante una aspiradora. En este sentido, te recomendamos que eches un vistazo a las aspiradoras de Gearbest, ya que disponen de una gran calidad y precios bastante asequibles.

Posteriormente, tendrás que preparar tu detergente. Para ello, nuestro consejo es que des una oportunidad a un limpiador de azulejos y baldosas, ya que no afecta al color, no produce rayajos, no es un producto abrasivo y dispone de una acción desinfectante muy lograda.

Una vez hayas realizado estos pasos, te tocará seguir una serie de instrucciones que, a continuación, pasamos a enunciar:

  1. En función del espacio que vayas a limpiar, tendrás que disolver agua tibia con 1/2 taza o un 1/4 de taza de detergente y mezclarlo en un cubo
  2. Usa un paño de microfibra e introdúcelo en el cubo. Tip adicional: si el paño es de un material de carácter eminentemente abrasivo puede rayar tus baldosas
  3. Aplica el paño con un cepillo por toda la superficie que pretendas limpiar
  4. Después, te tocará enjuagar de manera minuciosa el paño y pasarlo nuevamente, pero con agua limpia
  5. Por último, seca con un trapo. Lo ideal es que su material sea de algodón. Ten en en cuenta, que has de comprobar que las juntas de las baldosas han quedado secas, puesto que si mantienen cierta humedad tras realizar la limpieza, es muy probable que se pongan negras por factores externos como hongos o moho.

Suena bastante sencillo, ¿no? Con pequeños pasos fáciles de aplicar, podrás comprobar por ti mismo lo eficaz que resulta limpiar baldosas para que puedas decir adiós al tiempo perdido en tareas aburridas.

2

Consejos para limpiar baldosas

Si has seguido las indicaciones del apartado anterior, pero sigues notando que existe grasa acumulada en la baldosa, no desesperes, puesto que es algo habitual, especialmente en el suelo de la cocina.

Para sobreponerse a este inconveniente, lo ideal es utilizar limpiador de azulejos de carácter desengrasante, sin usar agua como mezcla, y rociarlo directamente sobre el suelo.

Posteriormente, solo tendrás que esperar durante 5 minutos aproximadamente y pasar un paño mojado sobre las baldosas. Por último, solo tendrás que secar de manera óptima y no pisar el suelo hasta que no se haya secado completamente.

Remedios contra las manchas de las baldosas

En el supuesto de que, aplicados los pasos mencionados, observes que las manchas no se van, te recomendamos que utilices amoníaco aplicando los siguientes pasos:

  1. Mezcla en una taza un chorro de amoníaco con agua y espera a que se diluya
  2. Utiliza una esponja que pueda absorber bien la mezcla y frota directamente sobre la mancha
  3.  Usa esta mezcla para las juntas y raspa con un cepillo de dientes
  4. Cuando observes que la suciedad se va desprendiendo, limpia con un paño hasta que notes que no queda ni una micra de manchas
  5. Por último, pasa un trapo húmedo sobre la superficie y procede a secarlo mediante un paño de algodón

Aunque pienses que el amoníaco deja mucho olor o resulta una tarea molesta, debes saber que con este método la suciedad desaparecerá sin realizar grandes esfuerzos y con un producto bastante económico.

3

Trucos para limpiar baldosas

Como se ha incidido en apartados anteriores, las juntas de las baldosas se alzan como un elemento en los que la suciedad se acumula con facilidad. Manchas, grasa, polvo y hasta moho son algunos de los enemigos que tenemos a la hora de efectuar una limpieza.

Por ello, te recomendamos que, antes de que observes que las juntas adquieren un color negro y resulte mucho más difícil eliminar la suciedad, lo ideal es hacer una limpieza precisa y profunda con cierta regularidad para que no tengas que llegar a puntos de no retorno.

En este sentido, te vamos a brindar una serie de productos sencillos y económicos que funcionan muy bien para limpiar las baldosas. Así que presta atención y no te pierdas ninguno:

  • Amoníaco junto a agua caliente
  • Bicarbonato junto a vinagre y agua caliente
  • Lejía desinfectante (ideal para eliminar de manera óptima los hongos)
  • Agua oxigenada

Nuestro consejo es que utilices vinagre, ya que es muy efectivo a la hora de eliminar por completo la suciedad de las baldosas. En cualquiera de los productos que utilices, tendrás que seguir los pasos mencionados con anterioridad para realizar la limpieza de tus baldosas.

Cómo limpiar baldosas | © Pixabay.com

4

Cómo limpiar baldosas de exterior

En caso de que dispongas de baldosas de exterior, ten en cuenta que es un tipo de superficie que acumula suciedad con mayor facilidad. Polvo, hojas o la humedad no son buenos aliados y es habitual que impregnen nuestras baldosas si no seguimos un método adecuado.

Para limpiar las baldosas de exterior, tendrás que reunir los siguientes materiales:

  • Jabón de lavavajillas a ser posible de pH nuetro
  • Jabón común
  • Trapo de microfibras que se encuentre en un estado limpio y seco
  • Agua
  • Un recipiente
  • Una esponja

Una vez dispongas de estos elementos que, como habrás comprobado son muy económicos, tendrás que seguir una serie de pasos fáciles de aplicar:

  1. Mezcla en un recipiente agua caliente, junto a jabón de lavavajillas pH neutro y jabón común. Cuando observes que la mezcla forma espuma y se encuentra de manera uniforme, estará lista para ser usada
  2. Cuando tengas tu limpiador casero hecho, tendrás que humedecerlo sobre una esponja
  3. Posteriormente, friega por todos los rincones de las baldosas sin dejar ninguno sin limpiar
  4. Echa agua jabonosa en el recipiente y repite el mismo proceso aplicando dichos pasos
  5. Usa el trapo de microfibras para secar de manera individual cada baldosa hasta que observes que reluce

Con estos pequeños gestos, tendrás el suelo de baldosas como una patena. Durante este proceso, lo ideal es escuchar música para que la tarea resulte mucho más amena. Por ello, te recomendamos que eches un vistazo a los altavoces de Geekbuying, ya que es ideal para situaciones en las que limpias y no tienes opción de tener otras distracciones.

Cómo limpiar baldosas | © Pixabay.com

5

Cómo limpiar baldosas de cocina

La limpieza de las baldosas de cocina son, sin duda alguna, uno de los espacios a los que más tiempo dedicamos de manera semanal. Por ello, para que no te resulte molesta la tarea y tengas éxito en tu proceso, te brindamos 9 productos para que te olvides de perder el tiempo:

  • Cepillo de dientes al uso
  • Limpiacristales
  • Amoníaco
  • Vinagre
  • Alcohol que se utilice para quemar
  • Agua junto a ácido nítrico
  • Vapor de agua
  • Pasta de dientes
  • Bicarbonato y sal

Junto a estas recomendaciones, si quieres tener tu cocina equipada con productos de vanguardia a un precio bastante competitivo, te aconsejamos que eches un vistazo a los accesorios de cocina de Duett.

6

Cómo limpiar baldosas porosas

Las baldosas porosas son un tipo de suelo bastante atractivo como elemento decorativo. No obstante, si no se realiza una limpieza adecuada de forma consistente y constante, podría acumularse mucha suciedad que dará a tu hogar una sensación de dejadez.

Por ello, en pequeñas y sencillas indicaciones, te vamos a explicar como limpiar baldosas porosas sin ninguna dificultad. Para ello, te recomendamos que te fijes en los productos mencionados en apartados anteriores, ya que se pueden aplicar también a este tipo de baldosas. Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Mezcla en proporción de 100 ml de jabón desengrasante por cada litro de agua
  2. Aplica la mezcla en la esponja
  3. Frota de manera circular las baldosas con la esponja
  4. Usa un cepillo de dientes y frota con mucha intensidad en aquellas zonas que observes que disponen de mayor suciedad
  5. Utiliza agua para eliminar el exceso de jabón de las baldosas
  6. Pasa un trapo seco sobre las baldosas porosas
  7. Usa otro trapo con un aromatizante que se ajuste a tu presupuesto para darle el toque final a tus baldosas

No resulta muy complicado, ¿no? Sin apenas esfuerzos ni grandes dispendios, podrás dotar a tu casa de una sensación de limpieza única.

7

Cómo limpiar baldosas de barro

En caso de que dispongas de baldosas de barro, ten en cuenta que es fundamental utilizar los productos de limpieza adecuados para lograr el éxito en este proceso. Por ello, te recomendamos los siguientes artículos:

  • Quitamanchas de carácter desengrasante
  • Quitacementos
  • Protector antimanchas para suelos de barro cocido
  • Producto de lustre, brillo y protección

En ese sentido, te recomendamos que te fijes en el Quitamanchas decapante desengrasante Sanigel de El Corte Inglés, ya que dispone de una excelsa calidad y un precio asequible para todos los bolsillos.

Una vez utilices estos productos, siguiendo los pasos mencionados en apartadores anteriores, notarás como la limpieza diaria de tus baldosas de barro resulta mucho más sencilla. Este tipo de suelo no suele absorber ninguna mancha y, únicamente, utilizando y pasando una fregona la superficie quedará impoluta.

8

Cómo limpiar baldosas de baño

En caso de que observes que los azulejos de las baldosas de tu baño disponen de multitud de manchas de cal junto a grasa o suciedad en general, lo ideal es que utilices amoníaco, aunque también puedes usar alcohol de quemar, vapor de agua, vinagre o agua oxigenada.

No obstante, te recomendamos de nuevo que, en un recipiente, mezcles agua con un chorro de amoníaco. Posteriormente, aplica esta mezcla sobre la superficie mediante una esponja o una bayeta.

Cuando finalices esta tarea, solo tendrás que pasar un paño húmedo en agua para quitar los restos de amoníaco que resulten y secar con un trapo al uso.

Tips adicionales: Debido a las propiedades del amoníaco, material muy corrosivo, resulta ideal utilizar guantes y tener el baño ventilado para evitar que su olor impregne toda la estancia. ✔️

9

Cómo limpiar baldosas después de una obra

En caso de que hayas realizado una obra en tu hogar, debes tener en cuenta que resulta imprescindible realizar una limpieza precisa de tus baldosas para que no queden restos y puedan tener brillo.

Aunque puedas usar productos caseros, estos no te darán el resultado más óptimo. Por ello, te recomendamos que utilices un quitacementos que se ajuste a tu bolsillo y a tus necesidades y apliques los siguientes pasos:

  1. Mezcla el quitacementos con agua y aplícalo sobre un estropajo
  2. Frota las baldosas de manera individual
  3. Retira el exceso de líquido, de forma inmediata, mediante una bayeta que se encuentre limpia
  4. Repite el mismo proceso en cada baldosa
  5. Por último, aclara de manera concienzuda las baldosas con agua limpia

En caso de que te surja cualquier duda o pregunta, te animamos a que dejes un comentario, ya que estaremos encantados de resolver cualquier cuestión que te asalte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *