Cómo cultivar azafrán

El azafrán es una especia muy apreciada debido a su sabor, aroma y color. Se obtiene a partir de los estigmas de la flor llamada “rosa del azafrán” y se considera un condimento de lujo en la cocina. Su sabor es levemente amargo y posee propiedades beneficiosas para la salud.

Su delicado cultivo, hace que sea uno de los condimentos más caros del planeta. ¿Sabías que para obtener un kilogramo de azafrán seco, es necesario cosechar más de 120.000 flores? Si quieres conocer todos los secretos de este valioso ingrediente, ¡no dejes de leer este artículo!

  1. ¿Cuál es el origen del azafrán?
  2. ¿Para qué sirve el azafrán?
  3. ¿Qué otro nombre se le da al azafrán?
  4. ¿Qué es el azafrán silvestre?
  5. ¿Cuáles son los beneficios del azafrán?
  6. ¿Cómo se recolecta el azafrán?
  7. ¿Cómo cultivar azafrán en casa?
  8. ¿Qué cuidados necesita el azafrán?
  9. ¿Cómo se toma el azafrán?
  10. ¿Cómo cocinar con azafrán?

Cómo cultivar azafrán

1

Cuál es el origen del azafrán

El azafrán procede de la India, desde donde se extendió rápidamente al resto del mundo. Era un ingrediente muy apreciado por todas las civilizaciones antiguas, como la egipcia o la griega. Según la mitología, se considerada un afrodisíaco, concepto que heredaron los fenicios y romanos.

Su flor es de color lila, con estigmas rojos y estambres amarillos y se considera un símbolo amoroso. Históricamente se usaba como planta medicinal y también como materia prima para elaborar tintes. Como ingrediente, lo encontramos en todas las cocinas del mundo.

Hoy en día, Irán es su principal productor, seguido de España, Marruecos, India y Grecia. La rosa del azafrán florece al amanecer, por lo que hay que recolectarla rápidamente, para que no pierda su sabor y aroma. Esto, unido a que sólo se aprovechan unos pocos estigmas, hace que su precio sea tan elevado.

2

Para qué sirve el azafrán

El azafrán, como otros muchas especias, se ha utilizado a lo largo de la historia para diferentes usos. En primer lugar, su uso fue medicinal, como expectorante, sedante y afrodisíaco. Luego se descubrió que podía ser utilizado como colorante y por último, se incorporó a la cocina.

El azafrán se usa sobretodo para dar sabor a los alimentos. En nuestra cocina, lo encontrarás en todo tipo de platos. En España se utiliza mucho en el arroz, en Francia para elaborar bouillabaisse y en Italia, para el risotto. En Asia se utiliza en los postres y en Japón, para ensalzar el sabor del pescado.

Combina muy bien con otras especias y plantas aromáticas como el clavo, el jengibre, el cardamomo, el cilantro, el sésamo o el tomillo. Además de la cocina mediterránea, también está presente en la tradición culinaria india, egipcia, marroquí, argelina, iraní y turca.

Nuestro Tip: Para conocer todos los deliciosos platos que puedes elaborar con azafrán, te sugerimos que eches un vistazo a la selección de libros de cocina que ofrece AbeBooks. Allí encontrarás multitud de secretos e ideas, para preparar tus recetas como un auténtico chef.

3

Qué otro nombre se le da al azafrán

El azafrán se obtiene de los estigmas de la rosa del azafrán, que se caracteriza por el color rojo de sus estigmas y el amarillo de los estambres. Por ello recibe el nombre de oro rojo. Cada flor cuenta tan sólo con tres estigmas de azafrán, lo que lo convierte en un ingrediente tan apreciado.

Se necesitan alrededor de 150.000 flores para obtener un kilogramo de azafrán desecado. Una labor que se realiza de forma manual, ya que no existe la maquinaria adecuada para cosechar, recolectar y procesar las flores. Es por ello que se encuentran tantas falsificaciones en el mercado.

¿Cómo reconocer el verdadero azafrán?

  • Verifica que cada hebra se encuentra deshilachada en cada uno de sus extremos
  • Fíjate en que tenga un tono rojo profundo y al sumergirlo en agua, esta se tiña de color amarillo-anaranjado
  • Debe oler ligeramente a flores y frutas
  • Debe tener sabor dulce y amargo al mismo tiempo

Cómo cultivar azafrán

4

Qué es el azafrán silvestre

El azafrán silvestre o colchicum autumnale, es una bella flor que florece en otoño en las zonas de montaña. No tiene nada que ver con el azafrán que usamos en la cocina y además es tóxico. El azafrán silvestre es rico en colchicina y es especialmente peligroso para embarazadas y niños.

Pertenece a la familia de las colchinaceas y también se denomina mataperros, narciso de otoño o quitameriendas. Su flor es de color claro, entre rosa y lila. El bulbo se usaba tradicionalmente para las crisis de gota y contra la artritis crónica. También es un potente diurético.

En la Edad Media, era una flor asociada a la luna y a Venus. A la primera, por su color blanco con toques morados y al segundo, por su fragilidad y belleza. Se creía que las plantas regidas por la luna, eran buenas para las defensas y el sistema inmune. Y las regidas por venus, tenían beneficios para la reproducción.

5

Cuáles son los beneficios del azafrán

Los estigmas de la flor del azafrán son muy apreciados en nuestra gastronomía, pero también se usan en el mundo de las medicina natural, por los múltiples beneficios que aportan a la salud. A continuación, te contamos algunos de los usos terapéuticos que tiene esta especia:

Antidepresivo

Puede ayudar a tratar la depresión leve, con una dosis diaria de 15 mg, dos veces al día.

Ayuda a la memoria y Alzheimer

Uno de sus componentes activos, la crocina, sirve para mejorar las habilidades cognitivas y la memoria de las personas que padecen esta enfermedad degenerativa.

Alivia el dolor durante el período menstrual femenino

Treinta miligramos de azafrán al día, reducen los síntomas del síndrome premenstrual, mejoran el estado de ánimo y disminuyen el dolor y la sensibilidad de las mamas.

Cuida la piel

Nuestros ancestros lo usaban para calmar la irritación de la piel, ya que tiene propiedades que protegen del efecto del sol y mantienen la hidratación.

Reduce el apetito

Se usa en dietas de control de peso, ya que ayuda a disminuir la sensación de hambre.

Cómo cultivar azafrán

6

Cómo se recolecta el azafrán

La flor del azafrán se abre en los azafranales entre octubre y noviembre sobre un tallo llamado espartillo, que apenas se eleva entre dos y cuatro centímetros sobre el suelo. Los delicados pétalos del azafrán, guardan los tres estambres que dan lugar al preciado oro rojo.

Su delicadeza exige que se recolecte a mano, cuando todavía está en capullo, con los primeros rayos del amanecer. Una vez realizada la recolección, se deshoja con suma delicadeza, para separar las hebras, que se depositan sobre unas planchas, para tostarse a fuego lento.

Una vez que las finas briznas están secas, se depositan en frascos de cierre hermético, protegidos de la luz y la humedad. El azafrán de cultivo se usa para dar sabor, color y aroma a nuestros platos. También tiene propiedades medicinales, como antioxidante y antiinflamatorio.

7

Cómo cultivar azafrán en casa

Te contamos que la mejor época para sembrar azafrán comprende de julio a finales de septiembre. Una vez que hayas adquirido los bulbos, necesitas una maceta grande con tierra abonada. Debes plantar los bulbos a una profundidad de 10 cm, con una separación igual entre ellos.

La maceta debe colocarse en un lugar soleado, con al menos 4 o 6 horas de sol al día y el riego debe ser moderado. ¡Presta mucha atención a no ahogar la flor! Una vez que florezca, debes retirar las flores antes de que se abran y repetir este proceso al menos durante dos semanas.

Es un proceso lento, por lo que al principio, puede que tengas poca floración. Pero conforme pase el tiempo y administrando los cuidados adecuados, será cada vez mayor. Una vez retirada la flor, debes coger los estigmas y tostarlos a fuego lento. Después, los dejarás secar en un lugar seco y sin luz.

Nuestro Tip: Si quieres plantar tus semillas de azafrán de una forma fácil y sencilla, te recomendamos que utilices las herramientas de jardinería adecuadas. ¡En Banggood encontrarás todos los accesorios necesarios para que tu cultivo resulte un éxito!

Cómo cultivar azafrán

8

Qué cuidados necesita el azafrán

Cualquiera puede plantar azafrán en casa y beneficiarse de los usos culinarios del oro rojo. Resulta un cultivo sencillo, ya que no necesita grandes cuidados ni unas condiciones climatológicas especiales. Su dificultad reside en que necesitas una gran cantidad de flores para obtener unos pocos gramos de azafrán.

Una vez que tu planta haya crecido, la debes colocar en una zona que se encuentre a una temperatura de entre 10 y 21°C, en un lugar soleado y administrar un riego moderado. La planta nunca debe encharcarse, pues corres el riesgo de que las hojas se puedan pudrir.

Una vez obtenida la especia de azafrán, se puede conservar en bolsas de lana, dentro de cajones de madera o en frascos de vidrio ámbar, con tapa hermética. Lo más importante es la protección contra la luz y la humedad, ya que afectan directamente a su color y aroma.

9

Cómo se toma el azafrán

La forma mejor y más habitual de tomar el azafrán es con la comida. Sólo tienes que deshacer las hebras y añadir el azafrán a tus recetas, lo más roto posible, para obtener el máximo sabor. Además de las propiedades gastronómicas, el azafrán también aporta beneficios a tu salud.

Otra forma de consumir el azafrán es a través de la decocción. Añade 0,5 gr de azafrán en 200 ml de agua y cuando empiece a hervir, cortas la cocción y lo dejas reposar unos minutos. Puedes tomar un máximo de 300 ml diarios o usarlo para realizar gargarismos y enjuagues bucales.

También puedes tomar azafrán en una infusión. Añade 1 mg de azafrán en una taza y deja reposar unos 7 minutos, puedes tomar hasta 3 tazas al día. Por último, también lo puedes consumir en gotas, mezclado en agua con alcohol, que puedes añadir a tus zumos de frutas.

Cómo cultivar azafrán

10

Cómo cocinar con azafrán

El azafrán debe ser utilizado con moderación, ya que cuando se usa en grandes cantidades, tiende a amargar los platos. Los grandes chefs recomiendan usar alrededor de tres hebras por persona. El azafrán de calidad debe aportar un aroma cálido y floral, con sabor a miel y a notas amargas.

El azafrán es uno de los condimentos más populares en la gastronomía española, sobretodo en sus arroces. Su sabor, color y aroma, hacen que los platos resulten deliciosos y adquieran un tono rojizo muy característico. Es un potenciador del sabor y en ocasiones, se puede utilizar para sustituir la sal.

Lo encontrarás en la elaboración de postres, pastas, carnes, guisos de cuchara o pescados, pero sin duda lo más popular, es su uso para elaborar paellas. No existe una forma única de cocinar con azafrán, pero si lo utilizas bien, tus platos tendrán un sabor espectacular, ¡te darán ganas de chuparte los dedos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *