Cómo arreglar humedades

¿Acabas de darte cuenta de que existen humedades en tu hogar y no sabes qué hacer? No entres en pánico, puesto que la aparición de humedades en las paredes es más habitual de lo que piensas, especialmente en determinadas zonas. Para evitar que este problema se siga extendiendo por más estancias de tu casa, la rapidez y buenas técnicas son mano de santo. Si quieres arreglar tus humedades y no desesperar en el intento, tenemos la solución. Te vamos a brindar consejos, detalles y trucos para reparar cualquier tipo de humedad, sin que sea necesario realizar grandes dispendios por contratar servicios de mantenimiento. ¡Atento, apunta todo y no dejes de leer!

  1. Cuántos tipos de humedad existen
  2. Cómo arreglar humedades
  3. Trucos para arreglar humedades
  4. Consejos para arreglar humedades
  5. Cómo arreglar una pared con humedad
  6. Cómo arreglar humedades por condensación
  7. Cómo arreglar humedades por filtración
  8. Cómo arreglar humedades por capilaridad
  9. Cómo arreglar humedades en el techo
  10. Cómo arreglar humedades en pared de yeso
Cómo arreglar humedades | © Dreamstime.com

1

Cuántos tipos de humedad existen

En primer lugar, antes de proceder a realizar cualquier labor, debes realizar un análisis concienzudo de qué tipo de humedad se trata, ya que en función de la que sea, tendrás que aplicar un método u otro. Por lo general, existen tres grandes tipos de humedades:

  • Humedad por filtración: la más común, se produce, generalmente, por la entrada de agua a través de gritas o huecos que tenga tu hogar e incluso mediante elementos porosos, dando lugar de manera habitual a manchas.
  • Humedad por condensación: se diferencia de la anterior en el sentido de que esta se genera desde el propio interior, no por agentes externos.
  • Humedad por capilaridad: suelen aparecer cuando existe un aislamiento deficiente del terreno, lo que provoca que se vaya acumulando progresivamente humedad en el subsuelo de tu vivienda.
2

Cómo arreglar humedades

Una vez tengas en mente qué tipo de humedad tienes en casa, tocará ponerse manos a la obra con una serie de pasos que, a continuación, te vamos a resumir:

  1. En primer lugar, tendrás que hacerte con un impermeabilizante que pueda usarse para zonas exteriores y, posteriormente, aplicarlo.
  2. Una vez realices este paso, aplica de manera consistente y regular pintura que se utilice para fachadas.
  3. Después, es fundamental que trates de sanear de manera óptima las paredes interiores con una espátula, por ejemplo.
  4. A continuación, limpia con firmeza con un anti hongos, antes de volver a dar una capa de pintura.
  5. Utiliza masilla para emplastecer la pared, es decir, lograr una corrección de zonas dañadas del soporte que tengas que tratar.
  6. Por último, consigue una brocha y pintura antihumedad y aplícala sobre la superficie.

¡Y ya estaría! No resulta muy complicado, ¿no? Solo te queda comprobar por ti mismo lo fácil que resulta esta tarea, con el objetivo de que digas adiós a grandes gastos contratando servicios ajenos.

 

3

Trucos para arreglar humedades

Una vez hayas comprendido cómo arreglar humedades, debes tener en cuenta que existen una serie de trucos muy efectivos para ayudar a reducirlas, por lo que no te pierdas ninguno.

En primer lugar, existen remedios de carácter natural, como por ejemplo el carbón vegetal, que actúa como una especia de absorbente de la humedad y que tiene mucha efectividad para disminuir de manera drástica el moho de tu hogar.

El vinagre, ese eterno infravalorado, también es una gran opción si lo mezclas junto a bicarbonato. Utiliza un pulverizador y échalo sobre las manchas que observes que tengan humedad y descubre lo bien que actúa.

Aunque puedas pensar que va a suponer un gasto ingente, usar la calefacción de manera constante te va a permitir que se absorba de manera óptima el exceso de humedad ambiental.

La luz natural también es un gran aliado, por lo que te recomendamos que optimices la iluminación de tu hogar para evitar que aparezca moho. En este sentido, te aconsejamos que eches un vistazo a Mini In The Box si quieres mejorar tu iluminación a un precio irresistible.

Por último, pese a que resulte más cómodo que pasar frío en la terraza o en el tendedero exterior, tendrás que evitar tender la ropa y demás enseres dentro de tu propio hogar, puesto que el secado da lugar a la acumulación de agua en el ambiente.

4

Consejos para arreglar humedades

Si todavía no te has saciado con los trucos que se han mencionado en el apartado anterior y tienes ganas de saber más para prevenir la aparición de humedades, estás en el lugar adecuado, puesto que te vamos a esbozar una serie de consejos prácticos y fáciles de aplicar:

  • Evita tener muchas plantas en el interior de tu casa, ya que podría aumentar de manera excesiva la humedad ambiental.
  • Si en determinadas zonas no dispones de ventilación natural, te recomendamos que utilices extractores de aire, ya que son una solución muy eficaz.
  • Si observas que existen partes de tu hogar que se encuentran afectadas por problemas de humedad, no agrandes el embrollo utilizando cortinas o alfombras para cubrirlas, ya que solo se producirá un empeoramiento de la situación.
  • Por último, no sitúes los muebles de manera directa contra la propia pared. Lo ideal es que exista cierta corriente de aire que ventile su parte trasera.

En este sentido, si te das cuenta de que tu hogar se encuentra obsoleto y necesita cierta renovación, te aconsejamos encarecidamente que te fijes en los muebles de Aosom, ya que disponen de una gran variedad con precios bastante económicos.

Cómo arreglar humedades | © Dreamstime.com

5

Cómo arreglar una pared con humedad

En caso de que no hayas podido evitar que aparezcan humedades en tu hogar, no queda otra que afrontar el problema de la mejor manera posible. Por ello, te vamos a brindar una serie de pasos para que comprendas a la perfección cómo arreglar una pared con humedad:

  • En primer lugar, tendrás que limpiar de manera precisa o, si fuera necesario, sanear de forma previa la zona que se encuentre afectada por la humedad.
  • Para ello, te aconsejamos que utilices una espátula, con el objetivo de raspar la pintura y que la pared quede de manera uniforme.
  • Posteriormente, tendrás que usar un trapo que se encuentre humedecido con lejía, por ejemplo, y limpiar sin escatimar en esfuerzos.
  • Fíjate bien en las zonas que hayas raspado y aplica masilla.
  • Cuando esta masilla se haya secado de forma completa, te tocará lijar la superficie. Tip adicional: mucho cuidado con las partes irregulares que hayan podido surgir tras el lijado.
  • Por último, tal y como se ha mencionado en el segundo apartado, deberás aplicar pintura contra la pared que tenga un carácter de antihumedad.
6

Cómo arreglar humedades por condensación

La humedad por condensación hace referencia a determinadas manchas que se dejan ver fundamentalmente en las paredes de tu baño o cocina, aunque también pueden aparecer en otras estancias, destacando por la presencia de hongos que dañan la imagen de nuestro hogar.

Para arreglar este tipo de humedades, te aconsejamos que eches un vistazo a los consejos y trucos que se han mencionado en apartados anteriores, ya que son soluciones bastante efectivas. No obstante, a continuación, te damos una serie de pasos rápidos para acabar con este incómodo enemigo:

  • En primer lugar, tendrás que cerciorarte de que la humedad no se debe a causas externas como fugas en los escapes del agua. Si has comprobado que la humedad se debe a la condensación, llegará el momento de actuar.
  • En segundo lugar, deberás lijar, utilizando una espátula, con el objetivo de dejar la zona completamente limpia y sin ningún rastro de humedad.
  • Posteriormente, en caso de que haya hongos de manera evidente, lo ideal es aplicar de manera rápida un producto bactericida que erradique este inconveniente.
  • A continuación, cuando la zona se encuentre en un estado seco y limpio, lo recomendable es usar una solución impermeabilizante, que te permita protegerte ante futuras humedades.
  • Por último, solo tendrás que pintar la pared para rematar la faena.

¿Ya lo has probado? Seguro que con estas indicaciones, no tendrás que recurrir a técnicas más sofisticadas. Por tanto, no pierdas más el tiempo lamentándote y aplica estas instrucciones para decir adiós a tus problemas.

7

Cómo arreglar humedades por filtración

Seguramente, si has sufrido humedades por filtración se deba al acceso de agua mediante grietas, goteras o directamente fugas que se produzcan en el conducto de agua.

En el momento en que observes que se ha producido una filtración, debes saber que lo más importante es actuar con rapidez y eficacia. Por ello, te aconsejamos que focalices tus esfuerzos en encontrar el punto exacto por el que se produce la entrada de agua y repararlo con inmediatez.

Posteriormente, tendrás que sanear de manera precisa los materiales que se hayan visto afectados, con el objetivo de que no vuelva a aparecer moho, lo cual generaría nuevos problemas.

Una vez tengas arreglados los contratiempo ocasionados por la filtración, tendrás que seguir una serie de pasos que no difieren mucho de lo mencionado en apartados anteriores:

  1. Utiliza un limpiador que tenga carácter anti moho para sanear de manera efectiva la zona afectada.
  2. Aplica el producto correspondiente para que se produzca la eliminación de los hongos y que no vuelvan a dar señales de vida.
  3. Pinta la superficie para que quede como nueva.

Sencillo, ¿no? Una vez hayas solucionado este inconveniente, llegará el momento de dar nuevos aires a las estancias afectadas. Para ello, te recomendamos que te fijes en los productos de decoración del hogar de Ador, ya que te aportarán un estilo único a un precio bastante competitivo.

8

Cómo arreglar humedades por capilaridad

En primer lugar, debes tener en cuenta que la humedad por capilaridad no es un problema que hayas generado tú, sino que surge de un proceso de carácter natural. Se debe, fundamentalmente, a que el agua y las sales minerales de la superficie en la que se cimienta tu vivienda ascienden mediante poros o capilares de los propios materiales con los que se edifican los muros de tu hogar.
-3
Ante la aparición de este tipo de humedad, no vale lamentarse, sino que es necesario aplicar soluciones eficientes y contundentes. En este sentido, te presentamos dos grandes alternativas:

  1. La primera opción es tratar de rehacer las capas que aíslan las paredes. Para ello, tendrás que cortar de lado a lado aquellos muros que se hayan visto perjudicados por la humedad, aproximadamente a una altura de 15cm. Esta técnica se utiliza con la finalidad de disponer de una hilera de ladrillo que contenga una mezcla de carácter hidrófugo, es decir, impermeable, junto a una membrana plástica para conformar una protección solida y aisladora frente a la humedad.
  2. La segunda opción es inyectar resinas de silicona en la parte inferior del muro que esté afectada por la humedad por capilaridad. Esto va a dar lugar a una especie de barrera de carácter químico, con la capacidad de convertirse en capa aisladora, evitando así la aparición de humedad.

¿Aún no tienes claro que alternativa elegir? Haz una valoración de los daños que han provocado las humedades y aplica la que suponga menos riesgos y más económica te resulte, ya que ambas son bastante efectivas.

9

Cómo arreglar humedades en el techo

En caso de que te des cuenta de que existen humedades en el techo, no te alteres, ya que tienen fácil solución si lo descubres a tiempo. Para arreglar el problema tendrás primero que detectarlo y, posteriormente, limpiarlo y sanearlo, para lo cual puedes seguir las instrucciones mencionadas en apartados anteriores.

A continuación, solo tendrás que pasar unas capas de pintura para que recuperen su estética original y puedas despedirte de estampas poco atractivas debido a la humedad.

En función de la envergadura de las manchas, podrás optar por un proceso de pintura delimitado a a una zona concreta o, en casos más graves, te verás en la obligación de pintar el techo entero.

Tip adicional: para que evites la aparición de nuevos signos de humedad, te recomendamos que apliques, en primer lugar, una capa de pintura que tenga carácter de antihumedad y, después, la pintura que desees en función de tus necesidades estéticas.

Una vez hayas completado esta tarea, será hora de volver a la normalidad. En este sentido, te aconsejamos que mantengas un óptimo orden en tus estancias, por lo que no estaría de más echar un vistazo a los productos de organización del hogar de Casa Viva, ya que podrás encontrar maletas, perchas, recicladores, carros o bolsas a un precio bastante atractivo.

10

Cómo arreglar humedades en pared de yeso

Antes de proceder a solventar el problema, tenemos que pararnos a dilucidar cuál es el problema original que ha dado lugar a la formación de humedades en nuestra pared de yeso.

Cuando detectes dónde se encuentra ubicado el daño, tendrás que realizar un corte en el orificio del panel de yeso húmedo, con el objetivo de que el aire pueda circular y se produzca un secado del espacio.

Este proceso puede tardar bastantes horas, por lo que no desesperes. Cuando la zona en cuestión de la pared de yeso se encuentre en un estado seco, tendrás que colocar un nuevo panel de yeso sobre el orificio anterior.

En este hueco que se genera sobre el panel, podrás pegar cintas de fibra de vidrio en la parte interna de la placa, donde se podrá fijar de manera óptima la masilla que deberás rellenar.

Por último, cuando hayas realizado estos pasos, alisa la superficie y procede, finalmente, a pintar la pared para que quede en perfectas condiciones.

Deseamos que este artículo te haya servido a la hora de comprender a la perfección cómo arreglar distintos tipos de humedades en diversos escenarios. En caso de que te surja cualquier duda o pregunta, te animamos a que dejes un comentario, ya que estaremos encantados de resolver cualquier cuestión que te asalte.

Comentarios
  • como empezar a comer sano de apoco como empezar a comer sano de apoco dice:

    Muchas gracias x la información. me sera muy util.

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *