Cuándo hay que abonar el césped

El césped es, sin duda alguna, un elemento que aporta tintes atractivos y coloridos a nuestra jardín. Además, no resulta muy complicado ni costoso su mantenimiento, y nos va a permitir disfrutar tumbados en el suelo o preparando un picnic con una persona especial. No obstante, para poder pasar tiempo en él y que se encuentre perfectamente cuidado, es fundamental saber cuándo abonar el césped y también cuál es el mecanismo que se debe seguir para tener el éxito en el abonado. ¿No sabes cuándo tienes que abonar ese césped que tanto te gusta? No te preocupes, pues es más habitual de lo que piensas y tenemos las respuestas que buscas. Te vamos a explicar todas las claves y consejos que debes conocer para convertirte en un experto en saber el momento exacto en el que tienes que abonar el césped. ¡Atento, apunta todo y no dejes de leer!

  1. Cuándo hay que abonar el césped
  2. Cuándo abonar el césped recién plantado
  3. Cuándo abonar el césped en invierno
  4. Cuándo abonar el césped en otoño
  5. Cuándo abonar el césped por primera vez
  6. Cuándo abonar el césped en primavera
  7. Cuándo abonar el césped en verano
  8. Cómo abonar el césped
Cuándo hay que abonar el césped | © Pixabay.com

1

Cuándo hay que abonar el césped

En primer lugar, antes de ponerte manos a la obra con la compra de los productos necesarios para poder efectuar de manera óptima el abonado, debes saber a la perfección cuáles son las épocas en las que has de abonar el césped, pues de nada sirve ir a loco, pensando que, con abonar en cualquier momento, será suficiente para que tu césped se mantenga en perfecto estado.

En líneas generales, si quieres disponer de un césped sano y completamente verde, lo recomendable es que lo abones tres veces al año, que se corresponden básicamente con las estaciones del año, a excepción del invierno, pues no es aconsejable proceder al abonado del césped en los meses en los que se producen los picos más altos de frío.

Por tanto, tendrás que abonar el césped en primavera, en verano y en otoño, aunque, en la medida en que te sea posible, trata de evitar el proceso de abonado en aquellos meses en los que se acumula un calor excesivo. Con esta práctica, te asegurarás que tu césped crezca y se desarrolle de manera adecuada, con el objetivo de que surjan hojas eminentemente sanas, evitando así la aparición de hojas amarillas o que se encuentren secas.

Si quieres estar siempre informado de las fechas exactas o necesitas plasmar en un papel tus planes para abonar el césped, te aconsejamos que eches un vistazo a las agendas y calendarios de Bruneau, pues podrás lograr una organización única a un precio irresistible.

2

Cuándo abonar el césped recién plantado

Si estás en ese momento en el que no paras de babear ante la preciosidad de tu césped recién plantado, debes saber que es necesario realizar un abonado inicial, con el objetivo de que pueda crecer y desarrollarse de manera sana y vigorosa, sin que existan mayores complicaciones, por lo que no dejes que se te pase el tiempo.

Por ello, antes de proceder al sembrado del césped, te recomendamos que utilices un abono inicial que se ajuste a tus necesidades, para lo cual te puedes servir de un carrito de carácter especial y específico para la distribución. Es decir, tendrás que distribuir de manera ordenada el abono y, posteriormente, enterrarlo con un rastrillo a una altura aproximada de 2 o 3 centímetros.

Con este primer abonado, te estarás garantizando un crecimiento sano y veloz de tu joven césped. Además, este método te va a permitir que las plantas se encuentren abastecidas durante al menos tres meses, gracias a que este abono le aporta todos los nutrientes que necesita para poder subsistir y desarrollarse.

Asimismo, este primer abono inicial es fundamental, pues también va a permitir que consigas un césped compacto, con unas raíces fuertes para que puedas disfrutar de él lo antes posible, así que no pienses que basta simplemente con plantarlo, sino que debes realizar este primer abonado para disfrutar al máximo de tu césped recién plantado.

3

Cuándo abonar el césped en invierno

En caso de que haya llegado a tu jardín la etapa invernal, debes saber que es fundamental que comprendas a la perfección una serie de indicaciones para que no estropees todo el trabajo realizado durante el año y tu césped pierda ese aspecto que tanto le caracteriza.

Con carácter general, los abonados del césped deben verse paralizados una vez termine el otoño y, prácticamente, hasta el final del invierno. Es decir, lo recomendable es que, durante la etapa invernal en su plenitud, no realices ningún tipo de abonado, pues puede ser perjudicial para la salud de tu césped.

No obstante, en el supuesto de que observes que, durante el propio invierno, tu césped comienza a mostrar un aspecto bajo en color, con evidentes signos de deficiencias, llegará el momento de aplicar medidas adicionales, basadas fundamentalmente en la aplicación correcta de un abonado que sea bajo en sodio, especialmente, y a ser posible también en nitrógeno.

Para esta tarea, no está de más que te fijes en el fertilizante de césped granulado de Planeta Huerto, pues es un producto de excelsa calidad, con un precio bastante económico, al mismo tiempo que te va a ser de gran utilidad en los casos en los que tu césped presente una mala apariencia en invierno.

4

Cuándo abonar el césped en otoño

El otoño se alza como una de las etapa idóneas para abonar el césped. Esto se debe, fundamentalmente, a que el abono que apliques a tu césped, permitirá aportar a las raíces el alimento y los nutrientes que requieren para crecer de manera profunda durante la época invernal, con el objetivo de que rebrote de manera óptima en la siguiente primavera.

Asimismo, debes tener en cuenta que, al igual que otras plantas, el propio crecimiento vegetativo del césped se detiene ante la aparición del invierno, no obstante, ello no supone un impedimento para que pueda seguir creciendo hacia abajo, por lo que no te olvides de este detalle, pues es fundamental para la salud de tu césped.

En este sentido, te aconsejamos que utilices un abono de lenta liberación, que podrás encontrar a un precio único en eBay, ya que es un elemento que penetrará de forma progresiva en el césped y le aportará todo lo necesario para que continúe creciendo sin ningún tipo de dificultad.

Tip adicional: intenta que la mezcla que utilices para que sea absorbida, en ningún caso, cubra de manera completa el césped, puesto que lo recomendable para tener éxito en esta tarea es que solo cubra una ligera capa del mismo. Ya solo te queda comprobar por ti mismo lo sencilla que resulta esta labor y contarnos cómo ha sido tu experiencia.

5

Cuándo abonar el césped por primera vez

En el supuesto de que tengas que abonar el césped por primera vez, te recomendamos encarecidamente que te fijes en las explicaciones detalladas en los apartados anteriores, pues podrás encontrar todas las respuestas que buscas y tener éxito en esta tarea.

En líneas general, el primer abonado se ha de efectuar uno o dos días después de que se haya producido la siega, ya que es el momento perfecto para echar el abono y que tu césped pueda lucir radiante, así que no pierdas el tiempo pensando en cuándo lo tienes que hacer y anticípate.

Asimismo, has de tener en cuenta que el abonado se debe realizar cuando el césped se halle completamente seco, pues, en caso contrario, tu trabajo podría resultar inútil, así que presta atención a este detalle y recuerda siempre que el abono no es compatible con el césped húmedo.

Por último, una vez hayas realizado el abonado, resulta clave también regar de manera abundante, especialmente en aquellos meses de verano en los que el calor aprieta, con el objetivo de que no aparezcan quemaduras y que el propio abono alcance una notoria adherencia al terreno en el que se encuentre.

Cuándo hay que abonar el césped | © Pixabay.com

6

Cuándo abonar el césped en primavera

La primavera es otra etapa fundamental en el abonado de tu césped, pues te va a permitir prepararlo de manera excelsa para el verano, época en la que las altas temperaturas, si no se tiene un buen cuidado, pueden llegar a causar graves perjuicios a tu césped.

Al igual que ocurría en la etapa otoñal, te aconsejamos que le apliques a tu césped un tipo de abono que sea de liberación lenta (aproximadamente de dos a tres meses), pues es el más efectivo en estos casos y te asegurarás el éxito sin realizar grandes inversiones económicas.

Asimismo, te recomendamos que, elijas el abono que elijas, te asegures de que la concentración de nitrógeno se encuentre en un nivel más elevado que las propias concentraciones de potasio y fósforo, pues el objetivo es tratar de mantener y potenciar el color verde de tu césped, así que presta atención a este detalle.

En caso de que observes que comienza a aflorar musgo en tu césped, nuestro consejo es que utilices un abono que posea un producto especial contra el musgo, puesto que es un elemento muy efectivo en la búsqueda de recuperar todo el verdor que tenía tu césped antes de que llegara esa incómoda planta.

7

Cuándo abonar el césped en verano

Respecto al abonado veraniego, debes saber que las franjas ideales son a principios del mismo o cuando está a punto de finalizar, para lo cual te aconsejamos que utilices abono de liberación lenta, con la finalidad de potenciar el desarrollo y la fortaleza de tu césped.

En este sentido, para aportarle a la hierba toda la energía y nutrientes que exige, lo ideal es que utilices el abono después de proceder a cortar el césped y de manera seguida al propio riego, pues es una acción fundamental para efectuar un óptimo abonado.

No obstante, el abono que utilices ha de ser aplicado con cabeza, es decir, no vale usarlo a horas en las que el calor es excesivo en los días más pujantes del verano, sino que debes esperar a que cese el calor y la insolación solar alcance su nivel más bajo del día. Por ello, lo recomendable es abonar a primera o a última hora del día.

Respecto a la periodicidad del abonado, no es conveniente abusar de él, sino que, con una vez por mes o cada tres semanas aproximadamente, será suficiente. Tip adicional: en el supuesto de que uses un abono que sea de liberación lenta, solo será necesario que realices un abonado en todo el período que abarca el verano.

8

Cómo abonar el césped

Como se ha comentado con anterioridad, para realizar un óptimo abonado resulta fundamental haber cortado previamente el césped. Para este proceso, podrás utilizar un carro especial, que tienes a tu disposición a un precio bastante competitivo en ManoMano, o directamente lo puedes hacer con tus propias manos, aunque la tarea será mucho más costosa.

Una vez tengas el abono y procedas a echarlo por el césped, te aconsejamos que lo hagas de manera uniforme, con la finalidad de que no haya espacios repletos de abono y otros en los que apenas haya dosis, por lo que presta atención y trata de realizar esta tarea con concentración y precisión.

Cuando haya finalizado el proceso de abonado, lo aconsejable es regar de manera abundante para que el abono se pueda disolver sin problemas, a la par que evitas que, en un futuro, puedan surgir quemaduras. Si, con el paso del tiempo, observas que tu césped tiene una altura notoria que no te termina de convencer, te recomendamos que cortes por lo sano y siegues sin miramientos.

Deseamos que este artículo te haya servido para convertirte en un experto sabiendo cuándo y cómo abonar el césped en diversos escenarios, gracias a una serie de trucos, recomendaciones y consejos para que tengas éxito. En caso de que te surja cualquier duda o pregunta, te animamos a que dejes un comentario, ya que estaremos encantados de resolver cualquier cuestión que te asalte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *