Cómo limpiar sofá

El sofá es, sin duda alguna, uno de los lugares por excelencia en los que pasar una parte importante de nuestro tiempo en el hogar. Mayores, adultos, niños e incluso animales de compañía frecuentan el sofá para disfrutar de una película, una serie o simplemente descansar. No obstante, ello también implica que se ensucia con bastante facilidad. Manchas, olores desagradables o pelos se acumulan de manera regular. ¿Quieres tener como una patena tu sofá sin morir en el intento? Pues estás en el lugar adecuado, ya que te vamos a brindar detalles, consejos e información útil para que comprendas a la perfección como limpiar distintos tipos de sofás sin dificultades. ¡Atento y apunta todo!

  1. Cómo limpiar sofá
  2. Cómo limpiar sofá de tela
  3. Consejos para limpiar sofá de tela
  4. Cómo limpiar sofá de piel
  5. Consejos para limpiar sofá de piel
  6. Cómo limpiar sofá de terciopelo
  7. Cómo limpiar sofá de polipiel
  8. Cómo limpiar sofá de ante
  9. Cómo limpiar sofá con vaporeta
Cómo limpiar sofá | © Pixabay.com

1

Cómo limpiar sofá

En primer lugar, debes tener en cuenta que limpiar el sofá es una práctica que debes realizar de manera constante. Por ello, te recomendamos que limpies tu mueble al menos cada 6 meses. Aunque observes que no se encuentra sucio, el sofá va acumulando polvo y ácaros de manera progresiva, lo que hace que no se vea lúcido y se acabe acumulando en rincones y esquinas.

Los productos químicos se alzan como una opción atractiva para limpiar el sofá, pero ten en mente que se puede llevar a efecto esta tarea con productos caseros, vapor, jabón y agua e incluso antimanchas.

Para limpiar el sofá de manera rápida y sencilla debes seguir una serie de instrucción básicas para tener éxito en este proceso.

  • Si dispones de un sofá con tejido de poliéster, para empezar, tendrás que pasar un paño húmedo y una aspiradora. En este sentido, te recomendamos que eches un vistazo al Aspirador Hoover Ultra de eBay, ya que tiene una gran efectividad y un precio bastante económico.
  • Si observas que existen manchas de humedad, debes secarlas con celeridad par evitar que la humedad penetre en tu sofá. Las manchas recientes las podrás eliminar con jabón, agua y una esponja o utilizar productos especializados para tapizados. Elige la opción que más se ajuste a tus necesidades.
  • En caso de que tengas un sofá de piel, quita y aspira las manchas mediante la utilización de una solución jabonosa suave. Si quieres engrasar el sofá, te aconsejamos usar una crema al uso cuando observes que está limpio.
  • Las toallitas no son un buen aliado para limpiar en estos casos. Por ello, es mejor utilizar paños de algodón o de microfibra. Asimismo, debes saber que si tu sofá dispone de fundas y mantas, se podrá mantener limpio durante más tiempo.
  • Para limpiar las fundas, te recomendamos que lo hagas en la lavadora a una temperatura máxima de 40 grados, sin usar lejía. No es aconsejable utilizar secadoras con las fundas. Posteriormente, tendrás que plancharlas usando el método que más cómodo te resulte.
  • Por último, en caso de que tengas mascotas, tendrás que cepillar o aspirar la funda antes de meterla en la lavadora. Bastante sencillo, ¿no? Solo te queda comprobar por ti mismo como, gracias a estos pequeños gestos, tendrás un sofá en perfecto estado sin grandes dispendios.
2

Cómo limpiar sofá de tela

Antes de proceder a una limpieza profunda de tu sofá de tela, tendrás que aspirarlo para eliminar polvo, pelos o migas de comida. Si tu sofá dispone de cojines o asientos, quítalos y aspira cada uno de forma individual para, posteriormente, aspirar toda la superficie del propio sofá.

En función de la tela y las características de tu sofá, tendrás que limpiar siguiendo una serie de técnicas.

  • En caso de que sea un mueble de tipo desenfundable, te aconsejamos que quites las fundas y las laves, con las instrucciones correspondientes que aparecen en la etiqueta.
  • En caso de que no sepas cómo, la opción más atractiva es utilizar agua fría, jabón neutro y un centrifugado suave, siempre sin usar suavizante. Para secarlo, te recomendamos que lo dejes al aire y evites el sol, ya que podría decolorar tus fundas.
  • Si las fundas no se pueden quitar, antes de proceder a la limpieza, asegúrate del tejido que lo compone, con el objetivo de utilizar un tratamiento que no estropee o decolore una parte que no resulte visible de la tapicería.
  • Si tu sofá de tela está muy sucio, con muchas manchas visibles, lo ideal es que las trates una a una. Un truco casero es mezclar un litro de agua tibia, un vaso de vinagre o zumo de limón, junto a una cucharadita de bicarbonato.

En este sentido, te recomendamos que eches un vistazo al bicarbonato sódico de Planeta Huerto, ya que tiene una calidad excelsa y un precio bastante atractivo.

Una vez tengas la mezcla, te tocará pulverizar sobre la mancha y, posteriormente, utilizar un paño que no deje pelusas, realizando movimientos circulares y constantes sobre la propia mancha.

3

Consejos para limpiar sofá de tela

Asimismo, existen otros métodos caseros para limpiar tu sofá de tela que, a continuación, enumeramos:

  1. Usa alcohol (de 96 o 70 grados) con un pulverizador. Aplícalo de manera progresiva sobre toda la superficie y pasa un cepillo que tenga cerdas suaves. Por último, solo tendrás que secar con un paño limpio
  2. Si observas que tu sofá de tela tiene manchas que persisten y no se van, haz una mezcla de un vaso de agua con 2 o 3 cucharadas de bicarbonato. Posteriormente, humedece con un paño la mezcla y colócalo por encima de la mancha durante al menos 10 minutos. Por último, escurre el trapo y frota de manera constante la mancha

Otro elemento para limpiar tu sofá de tela de manera rápida y eficaz es utilizar un aspirador a vapor o una vaporeta. Para ello, en primer lugar, usa alguno de los trucos caseros mencionados y, después, limpia el sofá con un vapor de agua limpia pasándolo por toda la superficie del mismo. Antes de usarlo, deja que se seque y tu mueble estará impoluto.

4

Cómo limpiar sofá de piel

La piel, a priori, parece un elemento difícil de descifrar a la hora de efectuar una limpieza. No obstante, con unos pequeños gestos, podrás limpiar de manera sencilla tu sofá de piel para que vuelva a relucir como si fuera nuevo.

En primer lugar, al igual que cualquier otro tipo de sofá, tendrás que aspirar el polvo, con el objetivo de que no se acumule. Mediante un paño humedecido, compuesto de una mezcla de agua destilada y jabón de carácter neutro, tendrás que frotar de manera delicada realizando movimientos circulares sobre la superficie.

Posteriormente, deberás retirar la suciedad desprendida por el sofá de piel. Para ello, puedes utilizar una toalla que se encuentre bien enjuagada con agua fría. Por último, solo te quedará secar el mueble con un paño que esté limpio y seco. Suena bastante fácil, ¿no? Con estas indicaciones, tendrás tu sofá de piel en perfectas condiciones.

Cómo limpiar sofá | © Pixabay.com

5

Consejos para limpiar sofá de piel

En caso de que, tras el primer lavado, notes que el sofá de piel sigue muy sucio, tendrás que aplicar una limpieza más intensa. Para ello, te recomendamos que sigas los siguientes pasos:

  1. Reúne en un recipiente agua, detergente neutro y un limpiador que disponga de aceite de pino
  2. Haz una mezcla y, con una esponja grande, frota con la espuma del jabón sobre la superficie
  3. Después, pasa un cepillo de cerdas suaves, pero no de manera muy fuerte, ya que podría dañar tu sofá de piel
  4. Aclara la zona en cuestión y utiliza un paño con agua y desinfectante de aceite de pino para limpiar la suciedad
  5. Por último, quita los restos de agua resultantes mediante un paño seco y limpio

Si sigues estos consejos, notarás cómo tu sofá de piel recobra su esplendor inicial. Asimismo, debes tener en cuenta que el amoníaco no es un buen aliado para limpiar este tipo de sofás debido a su componente químico. Otros productos útiles son las cremas, toallitas de bebé, claras de huevo, cerveza o cítricos.

6

Cómo limpiar sofá de terciopelo

El sofá de terciopelo, por si solo, da un aire distinto a nuestro hogar. Si crees que ya es hora de jubilar a tu viejo sofá, tenemos la solución. Echa un vistazo a los sofás de Casa Viva, ya que disponen de una gran variedad, estilo y precios bastante atractivos. Podrás encontrar el sofá de terciopelo ideal para que tu salón luzca radiante.

En caso de que observes manchas, deberás limpiarlas de inmediato y evitar subir los pies o tirarse encima del sofá, puesto que se podría quebrar el tejido, más allá de la suciedad que ello provoca.

Para limpiar tu sofá de terciopelo de manera rápida y sencilla, deberás reunir los siguientes elementos:

Materiales

  • Cepillo de cerdas suaves
  • Un paño limpio
  • Detergente líquido para platos
  • Vinagre blanco

Una vez tengas estos materiales, debes seguir una serie de pasos fáciles de aplicar que, a continuación, te pasamos a enumerar:

  1. Cepilla el sofá, con el objetivo de quitar el polvo y las migajas de la superficie
  2. Mezcla vinagre blanco y agua tibia en un recipiente
  3. Echa agua en las cerdas del cepillo y en la mezcla obtenida
  4. Frota el sofá de manera constante y persistente
  5. Espera durante unas horas y frota de manera suave
  6. Haz una nueva mezcla en un recipiente de agua tibia junto a líquido de lavar platos, agitando para que se forme la espuma
  7. Posteriormente, utiliza un paño suave con esta mezcla y pásalo por la mancha o marca que lo necesite
  8. Usa un secador de pelo para secar
  9. Por último, añade un poco de lavanda de talco, ya que dará a tu sofá un olor limpio y fresco

También, podrás utilizar otra mezcla, junto al vinagre, como gotas de sal y una taza de amoníaco. Sigue los mismos pasos mencionados con anterioridad y notarás como tu sofá de terciopelo queda limpio como una patena.

7

Cómo limpiar sofá de polipiel

El sofá de polipiel se alza como una alternativa bastante atractiva, ya que resulta muy sencillo su mantenimiento y limpieza. Debido a su tejido, disponen de una mayor resistencia a la suciedad, que te permitirá evitar las tediosas manchas.

Las propiedades principales de este mueble hacen que las manchas no se impregnen en la superficie. No obstante, eso no evita que surjan determinadas manchas que deberás retirar al momento para no dar lugar a que se queden en tu sofá de manera permanente.

Nuestro consejo es que, para limpiar el sofá de polipiel, utilices un paño seco y lo pases por la superficie. En caso de que observes que son manchas más difíciles, lo ideal es humedecerlo con agua templada y jabón neutro. Frota sin miedo hasta que observes que la suciedad ha desaparecido.

Como puedes comprobar, se trata de una limpieza mucho más sencilla respecto a las que se han comentado con anterioridad, por lo que con este tipo de sofás podrás decir adiós a las aburridas horas de limpiar.

Cómo limpiar sofá | © Pixabay.com

8

Cómo limpiar sofá de ante

El sofá de ante se alza como un tipo de mueble que dispone de una piel con una textura eminentemente suave y aterciopelada. Esto aporta al sofá mucha calidez y confortabilidad, lo que supone una gran ventaja para descansar en el salón cuando lo necesites.

Su limpieza no resulta muy complicada, pero debes utilizar una serie de productos, junto a las técnicas que se han mencionado con anterioridad, para lograr grandes resultados sin mucho esfuerzo.

Los 4 trucos que te recomendamos para limpiar tu sofá de ante son los siguientes:

  1. Cepillo de dientes viejo
  2. Esponja mágica
  3. Agua caliente y jabón de platos
  4. Papel de periódico

Elije el método que más se ajuste a tus necesidades, aunque como puedes comprobar son productos bastante económicos.

Gracias a estos elementos, siguiendo los procesos adecuados, podrás lograr que tu sofá de ante luzca como si fuera nuevo. Especialmente, si el ante dispone de un color vistoso o estampado se suele acumular más la suciedad y las manchas emergen con mayor facilidad, por lo que será necesario limpiar a tiempo.

9

Cómo limpiar sofá con vaporeta

Una alternativa bastante interesante, sobre la que se ha indicado en apartados anteriores, es la de utilizar una vaporeta para limpiar el sofá. Es sencilla, efectiva y económica, por lo que te recomendamos que le des una oportunidad.

Para utilizar la vaporeta y limpiar tu sofá debes seguir unos pequeños pasos que, a continuación, te mostramos. Presta atención y apunta todo:

  1. Limpia el polvo de tu sofá, mediante aspiradora por ejemplo, antes de aplicar el vapor
  2. Llena la vaporeta con agua filtrada
  3. Arma la vaporeta con sus accesorios y enciéndela
  4. Aplica la máquina sobre los lugares que lo necesiten
  5. Utiliza un paño seco sobre las zonas que hayas limpiado
  6. Aplica el vapor y limpia sobre todos los rincones del sofá
  7. Ventila el hogar y seca el sofá

Suena bastante bien, ¿no? Pues solo te queda llevar a efecto este proceso y comprobar por ti mismo lo fácil que resulta limpiar tu sofá para que disfrutes de él como si fuera nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *