Cómo arreglar grietas en la pared

Las pequeñas grietas que surgen en la pared, son algo muy habitual en todas las casas. Se suelen producir debido a pequeños movimientos de la casa, causadas por el paso del tiempo en las viviendas antiguas, o debido al asentamiento, si se trata de una vivienda nueva.

Si estás pensando empapelar o pintar tu casa, antes de nada debes reparar la pared y dejarla impoluta. Para conseguir un bonito resultado, es muy importante tapar las grietas que hayan salido antes de meterte en faena. ¡Si quieres saber cómo, te lo contamos paso a paso!

  1. ¿Cómo arreglar grietas en la pared?
  2. ¿Cómo arreglar grietas en la pared exterior?
  3. ¿Cómo arreglar fisuras en la pared?
  4. ¿Cómo arreglar grietas en la pared antes de pintar?
  5. ¿Cómo arreglar rajaduras en la pared?
  6. ¿Cómo arreglar grietas en la pared de cemento?
  7. ¿Cómo arreglar pequeñas grietas en paredes?
  8. ¿Cómo arreglar una grieta en la pared interior?
Cómo arreglar grietas en la pared | © Pixabay.com

1

Cómo arreglar grietas en la pared

Se considera una grieta normal, aquella que tiene una separación aproximada de medio centímetro. Pueden aparecer por agentes externos como la exposición directa al sol, por el uso de materiales de mala calidad o por movimientos o sobrepeso en la estructura de la vivienda.

Los tipos más frecuentes son horizontales, verticales o diagonales. Lo más habitual es que se produzcan por asentamiento o por daños en el material que cubre la pared. Aparecen en la capa superficial y no tienen mayor importancia. Te contamos todos los pasos que debes seguir:

  1. Agranda la grieta con el pico de una espátula hasta que se desprenda todo el yeso que esté suelto
  2. Limpia con una brocha seca el polvo que se encuentre en el interior
  3. Humede la grieta aplicando agua con un pulverizador 💦
  4. Tapa la grieta, poniendo sobre la espátula un poco de pasta y aplícala en finas capas
  5. Seca y pule con un taco de lija hasta nivelar la pared
2

Cómo arreglar grietas en la pared exterior

La aparición de grietas en la fachada puede deberse a múltiples factores. Antes de proceder a su reparación, es importante conocer la causa, para que no vuelvan a reproducirse en un futuro. Además, debes saber que su existencia, puede favorecer la aparición de humedades.

Las roturas y fisuras en las paredes exteriores, se pueden prevenir mediante una revisión periódica del estado y conservación de las mismas. De este modo, se puede detectar la aparición de cualquier daño que afecte a la estructura del edificio. Te contamos cómo se reparan:

  • Limpia bien la fachada
  • Elimina la pintura gastada y la suciedad
  • Dejar secar la superficie, libre de polvo y humedad
  • Aplica el revestimiento diluido en agua
  • Extiende el revestimiento con un rodillo
  • Pinta la fachada una vez reparada

Nuestro Tip: Para arreglar tus grietas, necesitas contar con el material adecuado. En Modrego Hogar encontrarás una gran selección de espátulas, para que tu acabado parezca el de un auténtico profesional.

3

Cómo arreglar fisuras en la pared

Si te estás planteando dar una manita de pintura a la habitación o cambiar el color, antes debes reparar cualquier fisura que exista en la pared. Lo primero que tienes que hacer, es limpiar la zona que vas a tratar. Para ello, puedes ayudarte de un cepillo o un trapo seco.

Después, llega el momento de rellenar la fisura sirviéndote de una espátula. Puedes usar diferentes materiales o masillas. Aplica el producto por toda la fisura y deja que se seque bien. En las instrucciones del fabricante, vendrá indicado el tiempo necesario de secado.

Alisa la superficie tratada con un taco de lija de grano fino e imprima. Si añades una capa de imprimación, ahorrarás pintura y te asegurarás de que el color agarre bien. Respeta el tiempo reglamentario de secado y ¡ya estará todo listo para que empieces a pintar la pared!

4

Cómo arreglar grietas en la pared antes de pintar

Pasa la punta de una espátula por todo el recorrido de la grieta para sanearla y que la masilla se asiente correctamente. Rellena todos los huecos con el producto, extendiéndolo bien con la misma. Después alisa la masilla con la espátula y deja secar el producto.

El objetivo es lograr que la unión entre la pared y la grieta reparada, resulte lo más uniforme posible. Aplica varias capas y después, utiliza un trapo húmedo para limpiar cualquier resto de masilla que haya podido quedar en la pared, alrededor de la grieta.

Para conocer exactamente los tiempos de secado, debes mirar las instrucciones de la masilla o del compuesto que hayas utilizado. Pasa un papel de lija o una esponja de lija para dejar la superficie lisa y uniforme. Limpia el polvo de la pared y ya puedes pintar la superficie reparada.

Nuestro Tip: Para lograr un acabado perfecto en tu pared, necesitas contar con la herramienta perfecta. En la página web de Joom encontrarás una gran selección de lijas, para que puedas obtener el acabado deseado.

5

Cómo arreglar rajaduras en la pared

A veces puede suceder que después de tapar una rajadura en la pared al poco tiempo vuelva a aparecer. Esto se debe a que existe algún fallo en la estabilidad de la construcción y las dos zonas que se encuentran a ambos lados de la grieta, se mueven una respecto a la otra 🏠.

Lo perfecto sería corregir el problema de fondo, pero no siempre es fácil descubrir las causas y mucho menos solucionarlas. Si quieres saber cómo reparar tu rajadura de la pared sigue leyendo, a continuación te contamos cómo hacerlo de una forma fácil y sencilla:

  • En primer lugar, abre la grieta con una espátula erosionando el cemento
  • Limpia bien la rajadura, para que la masilla tenga la máxima adherencia
  • Elige una masilla de fibra de vidrio, especial para grietas en movimiento
  • Aplica el compuesto con una capa lo más fina posible y deja secar 24 horas
  • Pasa una lija para dejar la pared perfecta y pinta usando una pintura antimoho
6

Cómo arreglar grietas en la pared de cemento

En las paredes, debido al paso del tiempo, terminan por aparecer grietas en algún momento. Esto se debe al asentamiento de la construcción o a las dilataciones o contracciones de los materiales. Si en tu caso la grieta presenta un buen tamaño y el cemento que la rodea está suelto, para repararla debes seguir los siguientes pasos:

  1. Retira todo el cemento que esté suelto con un martillo y un cincel
  2. Si al retirar el cemento suelto, descubres un hierro oxidado, limpia bien el hierro
  3. Para tratar el hierro, aplica un desoxidante de forma abundante, siguiendo las instrucciones del fabricante
  4. Deja actuar un tiempo y lava la zona con agua
  5. A continuación, aplica un fondo para hierro para protegerlo de una nueva oxidación
  6. Tapa el agujero usando una mezcla de arena para construcción, cemento y agua
  7. Deja que se endurezca un poco y pasa la espátula de forma suave haciendo círculos
  8. Una vez que se seque la mezcla, podrás pintar la pared ¡y listo!

Nuestro Tip: si quieres reparar tu grieta de forma adecuada, en VidaXL encontrarás una mezcla preparada de cemento rápido, que te resultará muy fácil de emplear.

7

Cómo arreglar pequeñas grietas en paredes

Hoy en día, podemos ver pequeñas grietas en las paredes de casi cualquier hogar. Suelen ser más habituales en viviendas antiguas, pero cada vez con más frecuencia, las podemos encontrar también en las fachadas de las nuevas construcciones 🏢.

Las grietas de menor tamaño, que no rebasan los 0,5 milímetros de grosor se denominan fisuras. Son menos preocupantes, ya que se trata de un simple problema estético. Por el contrario, las grietas más profundas son más peligrosas, pues podrían avisar de un daño estructural en la vivienda.

Si en tu caso, se trata de grietas superficiales, no debes preocuparte. Para repararlas, sólo necesitas quitar la pintura y el revestimiento de la zona afectada y pintar de nuevo. En caso de fisuras más gruesas, la mejor opción es emplear una cobertura de materiales más flexibles para evitar futuras roturas.

8

Cómo arreglar una grieta en la pared interior

Seguro que tú también has observado pequeñas aberturas en la pared de tu hogar. No debes preocuparte, es algo muy habitual, que suele pasar tarde o temprano en todas las casas debido a múltiples causas como asentamientos, dilataciones o errores en la construcción.

Para deshacerte de ellas, lo primero que tienes que hacer, es identificar si se trata de una grieta o de una fisura. Para diferenciarlas, debes fijarte en el grosor de su apertura. Las fisuras sólo afectan al enyesado o revestimiento. Las grietas son fisuras más profundas. Te contamos cómo repararlas:

  1. Introduce el canto de una espátula y abre la grieta en forma de “V”, eliminando también la pintura deteriorada que la rodea
  2. Imprima la grieta con una brocha, sellando el fondo de la misma con un producto adecuado
  3. Rellena la grieta usando una masilla flexible
  4. Una vez se haya secado, alisa la superficie de la pared con la espátula y vuelve a aplicar el producto
  5. Cuando esté seco, lija la superficie para eliminar las imperfecciones y límpiala con un paño
  6. Pinta encima para camuflar la imperfección por completo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *